• Noticias

    Año Nuevo y Proyectos

    Año Nuevo y Proyectos...
    Año nuevo es tiempo de pensar, de programar y reprogramar, de meditar y canalizar nuestras metas. Es oportunidad de ser mejores con nosotros, nuestras familias y la humanidad.
    Siempre es preciso y propicio dar gracias a Dios por el regalo de un año más. Múltiples razones, a cada momento, nos invitan a agradecer al Todopoderoso.
    ¿Por qué se celebra año nuevo, el comienzo del año, en esta fecha? En cierto modo es algo cultural. Los babilonios, hace 4000 años, se dieron cuenta de que, transcurrido cierto tiempo, las estaciones solares repetían su cauce luminoso. Vieron en esta repetición de las estaciones un motivo digno de celebrarse e instauraron un ciclo festivo que dejaría corta la juerga o jolgorio más movida de la época: eran once días de celebración, que comenzaban cuando la primavera describía sus primeros trazos entre los jardines colgantes de Babilonia.
    También lo egipcios celebraban la llegada del nuevo año. Su alegría comenzaba cuando el río Nilo empezaba a crecer y el caudal se hacía propicio para la siembra.
    El inicio de año nuevo depende del tipo de calendario. El más utilizado con inicio el primero de enero, fecha según el calendario gregoriano, instaurado por el Papa Gregorio X111 en 1582, se usa en la mayoría de los países.
    El calendario romano comenzaba el primer día de marzo.
    Julio César, en el año 47ac., modificó el sistema y estableció el calendario juliano y luego sufrió algunas modificaciones en tiempos del cónsul Marco Antonio en el año 44ac., con el emperador Augusto César en el 8ac. y finalmente con el Papa Gregorio XIII. Especialmente en Edad Media y siglos posteriores mantuvo significado religioso.
    En el siglo XX la celebración de año nuevo se universalizó, incluyendo a China.
    Entre las distintas fechas de año nuevo, se citan:
    Musulmanes en fines de enero e inicios de febrero; judíos y Etiopía, en septiembre; Hindú, noviembre; Inca, diciembre.
    También hay costumbres en cuanto a la celebración. Algunos toman 12 uvas. Toman una por cada una de las doce campanadas del reloj. Se relaciona con las aspiraciones y anhelos de cada participante y con el deseo expreso de que se conviertan en realidad. Aflora así la añoranza de un año que termina y la esperanza de alcanzar mayor éxito durante el año que comienza. Este y cualquier otro gesto o símbolo podría ser válido siempre que se realice con la convicción de que el gran proveedor es el Señor Omnipotente.
    Más que gestos cada quien se debe proponer los proyectos más convenientes, viables y provechosos a sus circunstancias, a sus necesidades y a su entorno. Algunos podrían ser:
    Afianzar la paz y armonía en el hogar, aunar esfuerzos para alcanzar objetivos comunes, más solidaridad con los necesitados en diferentes vertientes, estudio de una carrera u oficio, vida más saludable, ahorros para obtener algún bien, desempeño de algún cargo con honestidad ejemplarizadora, acrecentamiento de valores, viajes, reconciliación, y muchos otros.
    La realización de los proyectos y la consecución de objetivos requiere planeación, buena disposición, dedicación y trabajo con denuedo.
    En el año 2010 hagamos sabios, hermosos y valiosos proyectos de mejoramiento de nuestras vidas repletos del amor misericordioso de nuestro Padre Celestial.

    Análisis / Lic. Pedro B. Grullón T.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    PUBLICIDAD

    PUBLICIDAD

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).