• Noticias

    Cristianos perseguidos

    Indígenas asesinados y comunidades incendiadas en Bangladesh.  Según la ONG Survival, al menos seis indígenas jummas han sido asesinados y cientos de hogares incendiados en un ataque perpetrado el pasado sábado por soldados y colonos en comunidades indígenas de las Chittagong Hill Tracts en Bangladesh.   
    Los ataques se produjeron en la región de Sajek, donde la tensión ha ido en aumento desde que los colonos bengalíes, respaldados por el ejército, han ido expandiendo sus asentamientos por la tierra de los jummas.
    Según informaciones locales, los soldados dispararon indiscriminadamente a los jummas después de que un soldado resultara herido durante unos enfrentamientos. Muchos otros jummas resultaron heridos. Los colonos, con el apoyo de las fuerzas de seguridad, abrieron fuego y destruyeron cinco comunidades en las que había, al menos, unas doscientas casas. Las llamas también destruyeron un templo budista y una iglesia. Cientos de jummas han huido a la selva escapando de los soldados y los colonos.
    La administración local ha impuesto una orden, conocida como sección 144, que prohíbe que se congreguen cinco o más personas y que se lleven a cabo reuniones públicas. Esto está dificultando los esfuerzos de los jummas por determinar el paradero de las personas desaparecidas y confirmar el número de asesinados. Dos cadáveres acribillados a balazos (de Lakkhi Bijov Chakma, de 40 años, y Buddhapati Chakma, de 36) han sido recuperados pero, según los líderes indígenas, el ejército ha hecho desaparecer los cuerpos de otros jummas que también murieron durante el incidente.
    Cientos de miles de colonos han sido trasladados a las Hill Tracts en los últimos 60 años como parte de una política desarrollada por sucesivos gobiernos. Como resultado, once pueblos indígenas jummas han sido desplazados y sometidos a una violenta represión.
    En 1997, el Gobierno y los jummas firmaron un acuerdo de paz por el que el primero se comprometía a desmantelar los campamentos militares de la región y a poner fin al robo de la tierra de los jummas por parte de los colonos y del ejército. Pese a que el acuerdo supuso un rayo de esperanza, los campamentos militares siguen en las Hill Tracts, y la violencia y el robo de tierras prosiguen.
    Fuentes internas a Survival International declararon al conocer la noticia: "Este terrible incidente es tan sólo el último de un largo historial de ataques a los pueblos indígenas jummas. Han sido asesinados, torturados, violados y sus tierras usurpadas durante demasiado tiempo. Pedimos al Gobierno de Bangladesh que ponga fin a la violencia del ejército en las Chittagong Hill Tracts y a que retire los campamentos militares, tal y como prometió en el acuerdo de paz. Los responsables de esta atrocidad deben comparecer ante la justicia." Fuente: 21rs.es

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...