• Noticias

    Fútbol: Algo más que un deporte

    ¿Qué trae de nuevo la Mundial de Fútbol, este deporte que se mueve entre lo sagrado y lo profano, como una religión universal?  
    Este año el Campeonato que empieza tiene unas connotaciones que lo hacen muy peculiar y que lo marcan de una especial ambigüedad:  

    1. Se celebra en el país liberado de la segregación racial por Nelson Mandela, quien hizo precisamente del deporte (rugby y fútbol) un símbolo de reconciliación entre blancos y negros. Este plus de sentido del evento mundial en África como símbolo liberación y de unión lo refleja un autor cubano en La pasión de Mandela por el fútbol que parece que no va a poder asistir a la inauguración por su delicada salud (92 años). Sin embargo la preparación y organización del campeonato ha supuesto en Sudáfrica unas gigantescas inversiones no dirigidas al verdadero desarrollo y el desalojo de sus casuchas de una gran cantidad pobres que están siendo las verdaderas víctimas de esta espectacular “grandeza”. Nos lo recuerda en Rebelión Joan Canella i Barrull en Los perdedores del Mundial.

    2. España acude como una de las favoritas. Desde su brillante victoria en el campeonato de Europa su selección sigue desarrollando un juego de fútbol total a la holandesa o a la brasileña de los mejores tiempos, que gusta a quienes somos aficionados y resulta eficaz. Es un placer ver jugar a este equipo de jóvenes, como lo es ver jugar al Barça su juego d“asociación”, no individualista. Pero este equipo está impulsado por una gran campaña mediática, llena de intereses, en torno a “la roja” que efectivamente resulta molesta pues está cargada de un exceso de nacionalismo españolista, a pesar de tener tantos jugadores catalanes y vascos y a pesar de identificarse con el color de la izquierda. No me ilusiona que gane España y se emplee después su triunfo para cubrir tantas llagas que tiene nuestro país. Aunque si a los “mercados” les pudiera devolver esto algo de confianza…

    3. Como todo gran acontecimiento deportivo, el más importante tras los juegos olímpicos, este campeonato ha movido y va a mover grandes intereses económicos y a conseguir una audiencia que parece será de varias decenas de miles de millones de espectadores, más de mil sólo en la final. El esfuerzo mayor lo ha hecho el país anfitrión, que ha tenido que invertir más de 50.000 de euros. Pero, en este año de crisis, los gastos que tienen todos los otros países son también considerables. España, además de los gastos de viajes y estancias, ha prometido 600.000 € a cada jugador si ganan la copa. ¿Servirá todo esto al desarrollo de África y de los países participantes o para un mayor endeudamiento que al final tendrán que pagar los ciudadanos?
    Texto de un artículo más largo de Antonio Duato, Claroscuro de algo más que un deporte, publicado en Atrio.org.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    PUBLICIDAD

    PUBLICIDAD

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).