• Noticias

    Propuesta de Seguridad ciudadana

    Documentos | Fundación Vanessa  
    Unidos por un país seguro: 
    Propuesta de Seguridad Ciudadana 
    La Seguridad Ciudadana representa la principal preocupación de los dominicanos por encima del desempleo y el costo de la vida. Una tasa de homicidios cerca de 25/100,000 habitantes cada año, más una tasa de muertes por accidentes de tránsito de 40/100,000, con la gran secuela de Personas con discapacidad que estos hechos generan, crea un trauma emocional en toda la familia. Eso explica la alta percepción de inseguridad que muestran los estudios publicados por el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Estos niveles de inseguridad que afectan a nuestra sociedad son incompatibles con una vida normal y tranquila, lo cual afecta muy negativamente el desarrollo de nuestra nación.
    Somos una sociedad en vía de desarrollo con una enorme deuda social acumulada, con problemas estructurales profundos como la pobreza, la educación deficiente, el desempleo, la falta de oportunidades para nuestra juventud, el narcotráfico, la delincuencia común, la violencia doméstica, la criminalidad, la corrupción y la impunidad, entre otros.
    La Seguridad Ciudadana, a la cual todos aspiramos, es una condición social en la cual los ciudadanos disfruten plenamente de sus libertades y derechos. Esta es una necesidad vital que el Estado está obligado a garantizar; para el logro de este objetivo se necesita, además del compromiso estatal, la participación de los ciudadanos y las instituciones de la Sociedad Civil. La Fundación Vanessa desde sus inicios ha emprendido acciones educativas y de incidencias tanto a nivel social como también con los tomadores de decisiones en pro de lograr una cultura de paz en nuestra nación y en estos momentos consideramos necesario un pacto social entre el Estado y la sociedad civil con los siguientes componentes:

    1- Imperio de la Ley:
    En lo inmediato el Estado debe iniciar un plan donde se imponga la autoridad, el respeto a la ley sin exclusión, que ponga freno a la delincuencia, donde cada ciudadano se comprometa a cumplir y respetar la constitución y las leyes.

    2- Creación de empleos formales:
    El acceso a un empleo formal reduce la pobreza extrema ya que la tenencia de un ingreso fijo, más la seguridad social que este implica, aleja al individuo del ambiente delincuencial. Junto a la Educación, la creación de empleos es la vía mas expedita de inclusión social, al tiempo de disminuir los altos índices de inequidad que nos afectan.

    3- Lograr una profunda reforma policial y una política criminal preventiva:
    Es muy esperanzador la puesta en marcha del sistema 911 en los próximos meses que promete su gran aporte a la seguridad ciudadana, además necesitamos un cuerpo policial bien entrenado y remunerado, con seguridad social para él y su familia, el agente policial debe ser integrado como el mejor aliado de la comunidad. Este debe ser adiestrado, fundamentalmente, para la prevención del delito, mediante la aplicación de técnicas modernas y el uso de tecnologías de punta.

    4- Educación y Organización del Tránsito:
    En todo el sistema educativo, desde la educación inicial, deben impartirse asignaturas para la educación vial. En caso de infracciones a las normas de transito, deben aplicarse sanciones ejemplarizadoras. También debe establecerse una organización inteligente de las motocicletas en todo el territorio nacional.

    5- Control del narcotráfico:
    Crear los mecanismos efectivos y permanentes para el control del narcotráfico y de la delincuencia común. Para esto debe adiestrarse y dotarse a los miembros de nuestra policía nacional y cuerpos especializados, con las técnicas y equipos más actualizados en la prevención y enfrentamiento del crimen organizado.

    6- Eliminación de la Impunidad:
    La impunidad es la más poderosa aliada de la delincuencia, para eliminarla se necesita un poder judicial independiente, ético y con los recursos necesarios para una correcta aplicación de la Ley. Es urgente profundizar la modificación del código procesal penal en los componentes que crean impunidad, entre otros, establecer el defensor de las víctimas y un eficiente sistema de protección a los testigos.

    7- Erradicar la Corrupción:
    La corrupción es un alto riesgo para el Estado, para las instituciones sociales y empresariales, por la búsqueda del dinero fácil, violando la ley y todas las normas éticas. El corrupto distrae los recursos en beneficio propio. Son estos recursos que deberían ser usados en áreas tan vitales como la educación, la seguridad, la salud y la creación de empleos. El Estado debe usar los medios que sean precisos para transparentar las actividades de la administración pública, eliminando así el tráfico de influencia, que es donde se incuba la corrupción.
    Debe implantarse una adecuada política criminal que persiga, sin excepción, este flagelo en todos los estamentos.

    8- Control de las Armas de fuego:
    Existe la percepción de que hay, de forma ilegal, una gran cantidad de armas de fuego en manos de los ciudadanos. Es notoria la cantidad de homicidios y asaltos, usando incluso, armas de altos calibres, por lo que es necesario actualizar la ley que regula su porte y tenencia, no solo con objetivos fiscales.

    9- Violencia Intrafamiliar y de Género:
    Desarrollar un plan de acción efectivo que involucre a todas las instituciones relacionadas con la educación, las iglesias y la familia para prevenir la violencia intrafamiliar y de género.

    10.-Inversión en educación de calidad para todos:
    Es encomiable el proceso que se ha iniciado con Quisqueya Aprende Contigo, la importante inversión en infraestructura para la educación y el pacto por la educación. Este proceso debe profundizarse, desde la educación inicial, mediante el desarrollo de programas sobre ética y buen comportamiento social, especialmente diseñados para la sociedad de los nuevos tiempos. Esta inversión debe incluir la actualización magisterial a todos los niveles.
    La inmensa mayoría de dominicanos son honestos, trabajadores y amantes de la paz, no dejemos nuestros espacios al reducido grupo de descarriados que violan impunemente la ley. Tenemos en nuestras manos la oportunidad de lograr la seguridad ciudadana que demanda nuestro desarrollo. El momento es ahora. ¡Unidos lo lograremos!

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...