• Noticias

    Iglesia - Medios de Comunicación

    Comunicación | Mons. Víctor E. Masalles, Obispo Auxiliar de Santo Domingo*. 

    Relación Iglesia – Medios de Comunicación  
    Mons. Víctor E. Masalles participó como orador invitado en el Almuerzo Celebración Día del Periodista, en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra – PUCMM. De su Conferencia dictada con el tema: Misión del Comunicador a la Luz del magisterio del Papa Francisco, presentamos la primera parte sobre la relación de la Iglesia con los Medios de Comunicación.

    I - Relación Iglesia – Medios de Comunicación
    Se ha comenzado a activar lo que durante siglos fue un lento proceso de lograr: el que la Iglesia pudiese llegar a comunicarse de un modo “asequible” con el pueblo de Dios a la que ella se debe. Pero ¿Ha sido siempre así la relación Iglesia-Medios de Comunicación? Una mirada al pasado nos permite distinguir cinco momentos que reflejan etapas diversas de esa relación.
    Primer momento: Confrontación
    Con el inicio de la masificación de la prensa a inicios del siglo XVIII, la Iglesia, especialmente a través de sus pastores, tuvo que asumir la desagradable tarea de señalar los abusos.
    Al papel amonestador, comprensible y justificable en el contexto sociocultural de la época, se le añadió un rol de autodefensa ante el creciente acoso de que era objeto la misma Iglesia como institución.

    Segundo momento: Hacia una positiva apreciación
    Con León XIII (1878-1903) se inicia una etapa con enfoque distinto: una apreciación de aspectos positivos. La denuncia se sustituye por el uso y aprovechamiento de la prensa. Se le dará una valoración distinta al concepto de «libertad de expresión».
    En la encíclica Etsi nos, en 1882, León XIII aborda el tema: ¿por qué los cristianos no aplican estas libertades de prensa y expresión para la causa noble de la fe? En 1888 volvería a tocar el tema de la «libertad» en la encíclica Libertas praestantissimum donde toca las libertades de culto, conciencia, enseñanza y prensa. Se hace una reflexión sobre la relación entre libertad de expresión y verdad.
    Entre 1900 y 1920 la iglesia orientó las preocupaciones pastorales de la Iglesia hacia temas como el marxismo y la Primera Guerra Mundial. Para este tiempo hay una activa participación de católicos en la prensa y el ejercicio del periodismo es tomado como un servicio de pacificación.

    Tercer momento: Los Papas comienzan a usar personalmente los Medios de Comunicación
    Con Pío XI (1922-1939) se inicia una tercera etapa cuya mejor estampa del recuerdo es su mensaje transmitido por Radio Vaticana al mundo, el primero en la historia de un Papa. Pio XI hizo la primera aproximación al mundo del massmedia con la carta encíclica Vigilanti Cura.
    Este documento versa sobre el poder, la popularidad y el impacto del cine, además de ofrecer líneas morales acerca de la producción cinematográfica. A él se debe la declaración de san Francisco de Sales como patrono de los periodistas católicos.
    También Pío XII volvería sobre el tema, con la carta encíclica Miranda Prorsus, en 1957, extendió las consideraciones a la radio y la televisión. Las reflexiones de la encíclica aborda temas como la libertad de difusión y los errores que de una mal entendida práctica se derivan, y serán aplicadas al cine, la radio y la televisión. En 1958 Pío XII declaró a Santa Clara de Asís patrona de la televisión.
    Juan XXIII confirmó los documentos de Pío XII con la Carta Apostólica “Motu proprio” Boni Pastoris, de 1959. Finalmente en 1963 con el Decreto Conciliar Inter Mirifica, sobre los medios de comunicación social, firmado por Pablo VI, establece las Jornadas Mundiales para las Comunicaciones Sociales y se disponga  la entonces Pontificia Comisión para Cinematografía, la Radio y la Televisión.

    Cuarta etapa: El nacimiento y desarrollo de un dicasterio vaticano para las comunicaciones
    Pablo VI dio inicia a los mensajes para las Jornadas Mundiales para las Comunicaciones Sociales. Durante su pontificado se publicaron doce, con Juan Pablo II veintisiete, con Benedicto XVI ocho y Francisco lleva ya tres. Les ha acompañado siempre esta visión eminentemente positiva de los medios de comunicación social. El desarrollo ulterior culminará en lo que hoy se conoce como Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, vigente desde el 1 de marzo de 1989.
    Son muchos los argumentos que este dicasterio ha tocado en referencia a las comunicaciones, y de una manera más prolífica durante el pontificado de Juan Pablo II. En 1989, «Pornografía y violencia en los medios de comunicación: una respuesta pastoral» y «Criterios de colaboración ecuménica e interreligiosa en el campo de las comunicaciones»; en 1992, la Instrucción Pastoral Aetatis Novae, sobre las comunicaciones sociales, en el XX aniversario de la Communio et Progressio; en 1997, «Ética en la publicidad»; en 2000, «Ética en las comunicaciones sociales»; en 2002 «Ética en Internet» y «La Iglesia en Internet». El último documento, «La Iglesia en Internet», tiene sus precedentes inmediatos en los mensajes de Juan Pablo II para las JMCS de 1989 («La religión en los medios de comunicación»), 1990 («La nueva cultura informática»), 2001 («Proclamar desde los terrados: el Evangelio en la era de la comunicación global»), y 2002 («Internet, un nuevo foro para la proclamación del Evangelio»).

    Quinta etapa: De la teoría a la praxis
    Aunque es la etapa más breve en cuanto a años se refiere, es en la que el crecimiento y el impacto mediático ha tenido su auge tanto en el mundo como en la Iglesia. Si Pío XI fue el iniciador del uso activo de los medios con el radio mensaje emitido por Radio Vaticana en 1931 (Qui arcano Dei), los Pontífices sucesivos, especialmente Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco han sido pioneros en usar otras tecnologías de vanguardia.
    En el 2001, Juan Pablo II enviaba un correo electrónico por vez primera para un Papa en la historia. El documento enviado fue el texto de la «Exhortación Apostólica postsinodal Ecclesiae in Oceania» y los destinatarios eran las iglesias locales de ese continente. Juan Pablo II fue también el primero que habló de Internet en un documento oficial de la Iglesia, en el Mensaje para la XXXVI JMCS de 2002, «Internet, un nuevo foro para la proclamación del Evangelio».
    Durante el Pontificado de Benedicto XVI la migración a las redes sociales ha sido una constante: en el 2008 la Santa Sede abrió un canal institucional en YouTube en cinco idiomas, para ofrecer la cobertura informativa más reciente sobre las actividades del Papa y de la Santa Sede en breves cápsulas de video.
    En el 2010 la oficina de comunicación del Vaticano anunció el lanzamiento del blog oficial del Vatican Infomation Service más grande. Un año más tarde, en el 2011, nacería la versión digital de L´Osservatore Romano.
    Unos meses más tarde, en la víspera del 29 de junio de 2011, era el mismo Benedicto XVI quien ponía online la así llamada «CNN del Vaticano»: el portal news.va que concentra en un solo lugar las informaciones de todos los medios informativos vinculados a la Santa Sede. La migración a las plataformas digitales lo ha constituido el también histórico lanzamiento del perfil personal del Papa Benedicto XVI en la red de microblogs Twitter.

    Hacia un sexto momento en la relación de la Iglesia con la comunicación
    En el Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2013 el Papa interpela a usar Internet ya no como «medio» sino como «ambiente» de evangelización. Este cambio de perspectiva supone una redimensión en la visión cristiana de la comunicación.
    De hecho, actualmente el Papa Francisco es el comunicador que tiene la cuenta Twitter más activa del mundo, y ha incursionado en los más diversos ambientes digitales para hacer presencia evangelizadora, constituyéndose como un verdadero fenómeno mediático que va mucho más allá de todo convencionalismo. ADH 801.
    * Presidente Consejo de Televida, el Canal Católico de la Familia.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    PUBLICIDAD

    PUBLICIDAD

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).