• Noticias

    Lactancia Materna: un acto de amor y salud

    En Familia | Mariely Maxwell


    La Lactancia Materna, un acto de amor y salud  

    Cuando un bebé recibe directamente del seno materno su alimentación está recibiendo un regalo de amor y salud. En los años 50 del pasado milenio, se puso de moda el uso de alimentos sucedáneos de la "leche materna" para la alimentación de los infantes. Las famosas fórmulas infantiles vinieron a cambiar la forma natural de alimentar a los bebés.
    Se crearon mitos que han ido echando raíces y se han vuelto verdaderas barreras para la alimentación natural de los infantes.
    Algunos de estos mitos son:
    1.- Las mujeres que se han practicado alguna cirugía para aumentar o disminuir sus senos no pueden lactar. Esto es del todo falso. Las mujeres con implantes o con el busto disminuido pueden producir leche igual que las que no se han operado. Lo único que podría llegar a producir leche en menor cantidad. Pero esto no impide que amamanten al bebé.
    2.- Las madres que lactan deben tener una vigilancia obsesiva con lo que comen. Este mito es totalmente falso. La madre no tiene porqué dejar de consumir alcohol, dejar de comer picante, ajo, u otros condimentos. La madre debe llevar una alimentación balanceada para preservar, al igual que todos los seres humanos, su salud. Pero no por la lactancia, sino por su propio bien.
    3.- La madre debe ingerir grandes cantidades de alimento y líquidos. Esto no es cierto. La producción de leche no depende directamente de lo que come la madre, sino más bien de la demanda del bebé. La madre deberá consumir alimentos y líquidos acorde a lo que su cuerpo le indique al sentir hambre o sed.
    4.- Las madres que fuman no pueden lactar. Lo ideal sería que la madre dejase de fumar, por su bien y el bien del bebé. Pero si para la madre es imposible dejar el tabaco, es preferible que amamante a su bebé a que no lo haga. La leche materna le proporciona al infante una disminución del efecto del humo de cigarrillo a sus pulmones. Lo cual es beneficioso para el bebé, como algunos estudios lo han demostrado.
    5.- Las mujeres de pecho pequeño producen poca leche. Como se dijo anteriormente la producción de la leche la determina la demanda del bebé.
    6.- Las mujeres que amamantan no pueden tomar píldoras anticonceptivas, antibióticos, calmantes u otros medicamentos. Esto no es cierto. La mujeres que lactan deben consultar con su médico y el pediatra de su bebé si debe tomar algún tipo de medicamento. Pero existe un sinnúmero de medicamentos que no afectan al bebé o que simplemente no pasan a la leche materna. En todo caso, lo importante es preguntar a su médico. Porque muchos medicamentos disminuyen la producción de leche.
    Cuando mi hijo primogénito nació yo tuve que enfrentar algunos mitos de sus abuelas. Ambas, mi madre y la madre de mi esposo, no lactaron a sus hijos, por lo tanto no podían entender que yo quisiera lactar en exclusiva a mi pequeño. Si le sumamos a esto la mala asesoría del pediatra que recibió a mi vástago da como resultado que mi primer hijo no pudo disfrutar de los beneficios de la lactancia exclusiva. El pediatra me recomendó darle 10 minutos en cada seno y luego 10 minutos de fórmula. A pesar de haber asistido a clases prenatales, decidí llevarme de lo que el especialista me indicó.
    Sin embargo, al utilizar la alimentación con fórmula junto con la materna mi niño no realizaba mucho esfuerzo para comer directamente desde mi pecho. Sólo se entretenía hasta recibir su biberón. Sólo logré lactarlo hasta los tres meses. Porque a menor demanda dl bebé menor es la producción de leche en la madre.
    Por otra parte, cuando nació mi segunda hija mi conocimiento sobre la lactancia había cambiado. Con mi pequeña ya no me llevé de los consejos de mi madre, pedí en la clínica que no le dieran fórmula, que quería que me la llevaran a la habitación lo más pronto posible. Me la llevaron cuatro horas después, el tiempo que duró conmigo le inicié el proceso de lactarla. Porque aún cuando la madre entiende que la leche no ha bajado el bebé recibe lo que puede sostenerle, el calostro.
    Gracias a saber los beneficios de la lactancia materna mis dos hijos menores recibieron sus 6 meses de lactancia exclusiva y los continué lactando hasta los 10 y 11 meses. Ambos dejaron la lactancia materna por diferentes motivos. Sin embargo, pudieron tomarla hasta que fue su decisión.
    Beneficios de la Lactancia
    Y los beneficios de la lactancia materna van desde la salud del bebé, el apego emocional, el beneficio económico para los padres y el beneficio de salud para las madres. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) "La leche materna promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, además de proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. La lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia, como la diarrea o la neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad. La lactancia natural contribuye a la salud y el bienestar de la madre, ayuda a espaciar los embarazos, disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario, incrementa los recursos de la familia y el país, es una forma segura de alimentación y resulta inocua para el medio ambiente."
    Así que tanto las madres como los bebés se benefician de la lactancia materna. Por eso existen desde finales del siglo pasado movimientos que promueven la vuelta a la lactancia materna en exclusiva. Pero las madres pueden enfrentar múltiples problemas para poder lograr realizar la lactancia de manera exclusiva. Uno de los mayores problemas es la falta de apoyo en su entorno directo. Hay familiares y amigos que podrán influir en el ánimo de la madre. Una de las frases que podrá escuchar es "vas a ser esclava de tu bebé". Si bien es cierto que la alimentación en exclusiva con leche materna hará que la madre deba estar el mayor tiempo posible cerca de su bebé, también es cierto que existen extractores de leche. Hay desde extractores manuales hasta eléctricos. Las madres pueden realizar su banco de leche para cuando necesiten separarse por algunas horas de su bebé. Los infantes pueden aprender a tomar directamente en vasos desde la más tierna edad. Mi hija tomó leche materna en vasos desde los tres meses.

    Recomendaciones OMS/UNICEF
    Por otra parte, para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses, la OMS y el UNICEF recomiendan:
    • Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida;
    • Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua;
    • Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche;
    • No utilizar biberones, tetinas o chupetes.

    La lactancia materna es un acto de amor y salud, el contacto de la madre logra hacer que los bebés se sientan seguros, amados y los tranquiliza. Nadie dice que es fácil. No lo es. Es más sencilla la alimentación con fórmula y biberón. Esto logra que la madre sea independiente y que no tenga que estar al lado de su vástago. Sin embargo, la lactancia materna es la mejor fuente de alimentación para el bebé. No existe ninguna fórmula que pueda igualar los beneficios de la leche materna. Al menos que la madre tenga un impedimento real (VIH positiva, Hepatitis B o C, u otra enfermedad transferible vía leche materna) es preferible optar por la alimentación natural para los bebés. ADH 804.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...