• Noticias

    Un paso por mi Familia

    Actualidad Eclesial | Mons. Valentín Reynoso, msc. Obispo Auxiliar.

    UN PASO POR MI FAMILIA

    Este año la Conferencia del Episcopado Dominicano ha decidido hacer la clausura del Año de la Misericordia el 20 de noviembre, fiesta de Jesucristo Rey del Universo, por lo que será una feliz coincidencia con la celebración de Un Paso por mi Familia.  

    1.      ¿Qué es un Paso por mi Familia?
    Hasta ahora ha sido un encuentro arquidiocesano, de carácter nacional, que se celebra en las Once Diócesis del país, como expresión de Comunión y Participación de la Iglesia Dominicana. Estos encuentros multitudinarios proclaman que “La misión de la familia cristiana, hoy como ayer, es dar a conocer al mundo, por la fuerza del Sacramento nupcial, el amor de Dios. A partir de este mismo anuncio nace y se construye una familia viva, que pone la fuerza del amor en el centro de todo su dinamismo humano y espiritual”... Han sido un llamado a “replantearnos nuestro estilo de vida que corre continuamente el riesgo de ser 'contagiado' por una mentalidad mundana-individualista, consumista, hedonista, y a encontrar de nuevo el buen camino para vivir y dar testimonio de la grandeza y de la belleza del matrimonio y de la alegría que hay en ser y formar una familia”. (Papa Francisco, Carta al Consejo Pontificio para la Familia, Filadelfia, 22-27/11/2016).

    Esta vez, en su Quinta Edición, será una gran concentración nacional de familias, con representación de todas las diócesis, a realizarse en Santo Domingo en la Avenida George Washington (El Malecón), para celebrar como pueblo de Dios la culminación del Jubileo de la Misericordia. 

    2.      ¿Qué se pretende con esta Caminata, cuáles son sus objetivos?
    Con esta gran caminata queremos:
    Ø  Expresar nuestra Fe y solidaridad como Pueblo de Dios en esta Iglesia que peregrina en la Rep. Dominicana.
    Ø  Poner a Dios en el centro de nuestras vidas y de nuestras familias.
    Ø  Acoger la vida y la familia como un don de la misericordia de Dios.
    Ø  Consolidar nuestro compromiso de salvaguardar los valores fundamentales de la familia cristiana.
    Ø  Fortalecer el vínculo familiar.
    Ø  Fomentar en la familia, la unión, el respeto, la comprensión y la defensa de la vida, mediante el diálogo en familia.
    Ø  Educar a nuestros hijos en los valores humanos, cristianos, éticos y morales, que nos hacen mejores seres humanos y más hermanos, y nos ayuden a vivir como hijos e hijas de Dios.
    Ø   Subrayar la necesidad de cuidar con responsabilidad a las personas envejecientes, como un valor en la familia.
    Ø  Poner en alto en las familias la promoción de los valores fundamentales que pueden ayudarnos a construir mejores familias, desde la civilización del amor.
    Ø  Formar familias solidarias, fraternas y defensoras de la vida, del amor y de la fe, que vivan en un clima de verdadera convivencia pacífica, y armónica.
    Ø  Impulsar la familia como núcleo fundamental de la sociedad.
    Ø  Fortalecer el compromiso de forjar una sociedad donde prevalezcan los valores de la fe y la tradición cristiana, inspirada en el Evangelio y los mandamientos la ley de Dios.

    3.      ¿Cuál es nuestra misión? 
    Ante la presencia de valores foráneos, como matrimonio entre personas del mismo sexo, ideología de género, el aborto, el crimen, la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo y la pornografía… que amenazan y ponen en peligro la existencia de la familia como órgano principal de la sociedad, la Iglesia Católica continúa su llamado, al igual que en las últimas Caminatas, a toda la población a levantar la consigna: “El amor es nuestra misión”.

    Con este gesto multitudinario, esta vez realizado a nivel nacional con representación de todas las diócesis, la Conferencia del Episcopado Dominicano busca reunir todas las fuerzas vivas (Comisión Familia/Vida, grupos y movimientos, familiares de buena voluntad) que comparten la pastoral familiar, para reafirmar nuestro compromiso de trabajar sin tregua por el bienestar de la familia.

    4.      Origen de la Caminata “Un Paso por mi Familia”
    En el transcurso de las celebraciones de UN PASO POR MI FAMILIA, una valiosa iniciativa de la Iglesia Católica en República Dominicana, se han adherido varios movimientos religiosos, así como equipos e instituciones públicas y privadas. En los últimos encuentros, decenas de miles de personas se han sumado a esta caminata, convirtiendo “Un paso por mi Familia” en la Fiesta anual de la familia, porque de por sí es una caminata en defensa de la vida y de los valores de la familia. Creemos que: El valor de la vida es lo más valioso para cualquier ser humano, está por encima de todo y de todos; según el desarrollo de la conciencia de la humanidad de hoy, ningún argumento puede justificar que se lesione, se pierda, o se interrumpa la vida plena de todo hombre, mujer, joven o niño. (Cf. Periódico El Nacional, La Iglesia insta a construir familias…20/10/2016). 

    Este evento ha sido preparado por las Comisiones Arquidiocesanas y Diocesanas de Pastoral Familiar que funcionan en las diócesis, ha contado con una excelente organización y participación de delegaciones parroquiales, organizaciones de servicios, apoyados por instituciones gubernamentales, juntas de vecinos, federaciones de transporte, grupos deportivos y autoridades provinciales, municipales, grupos comunitarios y los  Ministerios de Salud Pública y Educación y los grupos de socorro como el COE, Cruz Roja, Defensa Civil…
    En todas estas jornadas se ha hecho un énfasis en el valor de la familia, destacando, la fe vivida en la familia, la importancia del testimonio de las familias cristianas, la fuerza de la oración, el esfuerzo para salvar la unión del matrimonio, la formación en el amor, la solidaridad, el trabajo y la honestidad, perseverancia en la práctica de las obras de misericordia en la vida familiar
    Ha servido para fomentar el espíritu de oración y colaboración en los grupos y movimientos que trabajan por la familia, con una mayor asimilación del lema que dice: “Familia que reza unida permanece unida” (P. Peyton)

    5.      Un paso por la Familia es un paso por la paz y el bienestar de nuestro pueblo 
    La pastoral familiar quiere aportar un granito de arena en la construcción de la paz. Construyendo familias sanas, humanas y cristianas, estamos forjando una sociedad más justa y humana, un mundo de amor y de paz, con hombres nuevos, contrarios a la violencia, al vandalismo, a la delincuencia callejera, a la droga, a los crímenes, a los atracos, al sicariato, la homosexualidad, a la corrupción, el alcoholismo, así como a la indiferencia de la ciudadanía ante estos males que afectan y aquejan a nuestro país, dejando serias consecuencias para el presente y el futuro de la familia.

    Esperamos que este evento, que ahora realizaremos en grande, signifique un despertar del letargo y nos dé la sensibilidad necesaria para no dejarnos envolver por los anti valores que pretenden socavar la convivencia humana en perjuicio de la familia.

    Pedimos al Señor que por la efusión de su Espíritu en todos los hogares, las familias sean revestidas de entrañas de misericordia, para que vivan en un clima de amor, comprensión, libertad y de paz, como testigos de la Misericordia de Dios.

    Que un Paso por mi Familia sea, hoy y siempre, un Paso por la vida, por amor, por la paz, por la misericordia, por el país y por el bienestar de todos.


    ¡Nos vemos en Santo Domingo el 20 de noviembre!

     Mons. Valentín Reynoso, msc
    Obispo Auxiliar de Santiago

    Presidente Comisión Nacional Familia/Vida

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...