• Noticias

    Los discípulos enviados a anunciar el Reino

      Lectura Orante | P. Marc Plante, MSC


    Los discípulos enviados a anunciar el Reino de los cielos

    Léase atentamente este texto de Mateo 9,36 a 10,4. Se apuntan con cuidado las palabras que llaman la atención por llevar un mensaje típico.

    1º Interpretación del texto: Jesús veía la situación de su pueblo desorientado, lo que se evidenciaba en la vida de los cojos, mudos y ciegos que él sanaba caminando de pueblo en pueblo. Se trataba para él de todo un pueblo que inspiraba compasión y necesitaba pastores nuevos que lo orientaran hacia la liberación que trae consigo el Reino de los cielos. Por eso Jesús recomendó la oración a los discípulos: “La cosecha es abundante, pero los obreros pocos. Rueguen por tanto al dueño de la cosecha que envíe obreros a recogerla.”
    Y entonces, Jesús asumió una decisión importante; él llamó a sus doce discípulos a entrar en acción y les dio poder para expulsar demonios y sanar enfermedades y dolencias. Se trataba de una decisión tan crucial que, por disposición solemne, se cita el nombre de los doce que iban a realizar este proyecto. Son doce pues, totalizan los actores del nuevo pueblo a semejanza de las doce tribus de Israel.
    Aquí está la lista: Simón llamado Pedro, Andrés su hermano; luego Santiago y Juan los hijos de Zebedeo; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el recaudador de impuestos; Santiago, el hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón el cananeo, y Judas Iscariote, el que lo entregó. Una lista bien detallada que muestra la resonancia que éstos iban a tener en la tarea de liberación que trae el Reino de los cielos.

    2º Meditación: Yo mismo me hago muy atento a la advertencia del Maestro que habla de la cosecha abundante y de la falta de los obreros. Es que la situación del pueblo es deprimente: Jesús constata mucha desorientación en su pueblo y yo sé que la misma desorientación está vigente en medio de este mundo en que vivo. Tenemos también nosotros demonios que expulsar y enfermos de toda índole que sanar. Jesús mandó a los doce apóstoles a iniciar la tarea, pero nos incluye también en ella. Nos llama a rogar al dueño de la mies para saber enfrentar el desafío y nos manda, como a los doce primeros discípulos, a que transformemos este mundo deprimente en un mundo animado a vivir la fraternidad y la felicidad, pues, el Señor brinda el Espíritu para realizarlo.

    3º Oración: “Canten al Señor, bendigan su nombre, celebren día tras día su victoria. Propaguen su grandeza entre las naciones, sus maravillas entre todos los pueblos. Que exulten ante el Señor que viene a gobernar la tierra: Él gobernará con justicia al mundo, a las naciones con fidelidad.” Sal 96, 2-3.13. Con el salmista, Señor, reconozco que sólo tú y los que te invocan pueden aportar paz, justicia y felicidad a este mundo en busca de su salvación.

    4º Contemplación: Este momento señala una coyuntura crucial por la decisión que Jesús está tomando. Él instituye la Misión mandando a doce discípulos para ejecutar la tarea del Reino de los cielos, formando un nuevo pueblo que le pertenece. Los doce se sienten honrados de la confianza que les brinda Jesús. Además, saben que Jesús les acompaña con el poder de su Espíritu para  expulsar demonios y sanar enfermedades y dolencias.
    Me cuelo yo entre ellos para esta tarea tan sublime.
    ADH 806.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    PUBLICIDAD

    PUBLICIDAD

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).