• Noticias

    Tres Congresos Bíblicos simultáneos

      Biblia | P. William Arias


    Tres Congresos Bíblicos simultáneos  
    Hace un año que fue celebrado en el país el primer Congreso Bíblico Nacional, en la capital dominicana, allí se dieron cita representantes de las 9 diócesis y las 2 Arquidiócesis que hay en el país, hubo un total de 225 asistentes, las ponencias estuvieron a cargo del P. Daniel Kerber de Uruguay y de Mons. Víctor Masalles de nuestro país, además de otras actividades en la línea de la Animación Bíblica de la Pastoral, hubo mucho entusiasmo y deseos de trabajo en la Pastoral Bíblica; del congreso salió el compromiso de crear las comisiones diocesanas de Animación Bíblica en las Diócesis donde no las había y fortalecer las existentes, y que se haría lo posible para que el año siguiente se celebrase en cada diócesis un primer Congreso Bíblico Diocesano.

    Un año después, tres diócesis en la misma fecha celebraron con rotundo éxito su primer Congreso Bíblico, pues el sábado 17 de Septiembre, la Arquidiócesis de Santiago, la Diócesis de la Vega y la de San Juan de la Maguana, celebraron por separado dicho evento. En cada uno la respuesta de la gente fue muy buena y entusiasta, deseosos de conocer el mundo de la Biblia y de hacerlo llegar a los demás. El tema fue común, en la línea del tema del año: la misericordia, la cual fue vista en la doble vertiente bíblica del Antiguo y Nuevo testamento, tras la finalización del evento, quedó el deseo de repetición para el próximo año y los compromisos asumidos.

    Sobre la repetición del Congreso, por el éxito obtenido, la idea no estaría mal, pero un congreso no es un taller, un curso o encuentro sin más, la preparación del mismo, hace ver la seriedad y la envergadura que dicho acto tiene, pues después de un congreso vendría la asunción de los compromisos y necesidades que allí se exponen y que los participantes están dispuestos a asumir, tendría que pasar un tiempo prudente, de unos años, para la repetición del mismo y asumir los nuevos retos que de un próximo surjan, luego de la realización de los compromisos anteriores.

    Pero lo importante en esta ocasión es ver como el trabajo bíblico va calando en nuestras Iglesias locales, como la gente está deseosa de dejarse traspasar por el conocimiento, la fuerza y la profundidad de la Palabra de Dios contenida  en las Sagradas Escrituras. Estamos en un país donde por lo menos la inmensa mayoría tiene una Biblia, y donde la misma ya no es del solo dominio de los protestantes, sino que el pueblo católico ha comenzado a echarle mano, a estudiar y conocer sin miedo lo que allí está contenido, pero más importante, ha comenzado a ser interprete de esa Palabra que es para el pueblo de Dios, la cual busca hacerle descubrir al Dios de la vida que camina con ellos en su itinerario espiritual y de salvación.

    Hay muchas iniciativas bíblicas que se pueden realizar, y debemos hacerlas, no solo los congresos, pero hay que agradecer lo que el primer Congreso Bíblico Nacional ha hecho, y los que estos Congresos Diocesanos están proyectados a ser en las diócesis que lo han realizado; ojalá que las demás se animen, y que se vayan fomentando acciones bíblicas zonales y parroquiales, que contribuyan a que estos esfuerzos y compromisos allí surgidos se sigan fortaleciendo, y la Biblia sea conocida, leída, interpretada, pero sobre todo vivida. Que testimoniemos que somos hombres y mujeres de la Palabra de Dios allí contenida y que el mismo Espíritu que la inspiró, sea el motor de todo lo que en la Iglesia Dominicana vamos haciendo, en este  campo hermoso del trabajo bíblico. Adh 809

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...