• Noticias

    Encuentro CONDOR Regional Región Sur

    Vida Consagrada |   Hna. Altagracia Ortiz Mena* 


    Encuentro CONDOR Regional Región Sur
    Con el tema “Una vida religiosa en salida”, bajo el lema “Salgamos Aprisa al Encuentro de la Vida que Clama”, se dieron cita en el Colegio San José, Azua, consagrados y consagradas venidos desde los diferentes lugares de la Región Sur para participar del Encuentro Regional de la CONDOR.
    A raíz de las orientaciones dadas por la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos y Religiosas (CLAR) para el trienio 2015-2018, y a la luz del icono de La Visitación la CONDOR acogió la invitación a ser Vida Consagrada en Salida. El encuentro permitió, a los consagrados presentes, reflexionar y darse cuenta de que “nuestro mundo, nuestros países latinoamericanos y caribeños, nuestras familias y nuestras congregaciones religiosas necesitan de Visitación: de una VC con iniciativa, que viva la proximidad, que deje sus seguridades, que salga, atenta a las necesidades de las y los demás, que cuide la vida que hay en ella y en donde quiera que esté germinando o tenga posibilidades de darse, una VC vinculada con la tierra y el cuidado de la casa común”. (Plan Global de la CLAR 2015-2018).

    Vida Consagrada en salida
    Durante el encuentro los religiosos y religiosas tuvieron la ocasión de hacer memoria de las llamadas que el papa Francisco les hizo durante el Año de la Vida Consagrada, las cuales guardan relación con la actitud de salir aprisa. En el encuentro se hacía énfasis en que la Vida Consagrada precisa vivir el descentramiento de ella misma y guardarse libre, en permanente disponibilidad para ir más allá, a los que están necesitando esperanza. Por eso ha de estar descentrada, no replegarse en ella misma: “no se replieguen en ustedes mismos, no dejen que las pequeñas peleas de casa les asfixien, no queden prisioneros de sus problemas. Estos se resolverán si van fuera a ayudar a otros a resolver sus problemas y anunciar la Buena Nueva. Encontrarán la vida dando la vida, la esperanza dando esperanza, el amor amando”. (Carta “Alegraos” #4).

    El icono de la Visitación
    El icono de La Visitación nos lleva como Vida Consagrada a dinamizar espacios y momentos de visitación, en este sentido se ofreció  a los religiosos unas claves que ayudan a vivirse en clave de encuentro:
    Frente a la indiferencia imperante, cultivar la capacidad de hacernos sensibles frente a las situaciones en que muchas personas pobres están. Por eso hemos de vivirnos desde un corazón abierto, desarmado para dejarnos tocar, para recuperar la capacidad de asombro, necesaria para que se origine el cambio. Ser vida religiosa de encuentro nos llama a escuchar a Dios y al Pueblo con el mismo cuidado y atención, si no lo hacemos con los mismos oídos, con la misma capacidad de escuchar, con el mismo corazón, algo en nosotros como consagrados se quebró. La compasión vivida y ofrecida con los más desheredados nos convertirá en testigos del amor, del amor sanador y misericordioso de Jesús. Por tanto, la Vida Consagrada que sale aprisa al encuentro de la vida que clama habrá de saber hacer memoria de su historia con Jesús, quien desde su cercanía le preguntó qué podía hacer por ella.
    Estas claves buscan asegurar que cada vez más seamos Vida Consagrada disponible, descentrada, teniendo como centro a Jesucristo, dispuesta a salir aprisa hacia toda vida que clama. Esto implicará la emersión de una Vida Consagrada más "carismática, que se revitaliza porque la fuerza le proviene del Espíritu Santo, que alienta y unifica la misión común, obligándola a "expropiarse", a desposeerse de sí misma, buscando ser más para el "Otro" y para los "otros", porque su misión está "fuera de sí. * Religiosa de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...