• Noticias

    Jerusalén clave del conflicto árabe-israelí

    Actualidad mundial | Ramón Arturo Guerrero


    Jerusalén resurge como tema clave del conflicto árabe-israelí  
    El presidente estadounidense insistió en que le "encantaría" que se trasladara la embajada de EE. UU en Israel a Jerusalén, aunque señaló que está tratando el tema "con sumo cuidado". "Me encantaría ver que eso sucediera", afirmó Trump sobre la propuesta de trasladar la legación diplomática desde Tel Aviv, donde el resto de países tienen las embajadas, a Jerusalén.
    "Estoy mirando a una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos" salidas, afirmó Trump durante una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, antes de reunirse con él en la Casa Blanca.
    “En Jerusalén, continuaremos construyendo, y todo lo que ya anunciamos será construido. Pero, en el resto, tenemos que discutirlo y llegar a un acuerdo “, dijo Netanyahu. Agencias de prensa, 15 de febrero 2017
    Los observadores pronosticaban que los dos temas más candentes que abordarían el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, durante su reunión en Washington el pasado 15 de febrero, serían la expansión de los asentamientos israelíes y el acuerdo nuclear con Irán. Pero es probable que incluso estos temas se vieran ensombrecidos por el debate sobre el Estatuto de Jerusalén, de acuerdo a lo informado con posterioridad. Y un aspecto conexo es el de la solución definitiva que se dará al problema de los territorios palestinos, si será la creación de uno o dos Estados.

    Versión israelí
    Según el diario “The Times of Israel”, reproducido por órganos pro judíos del mundo entero, “El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo el miércoles que no tiene intención de anexar a Cisjordania y ofrecer la ciudadanía israelí a los millones de palestinos que viven allí.
    En una reunión informativa luego de su reunión con Donald Trump el miércoles, Netanyahu también indicó su disposición a considerar el llamado del presidente de Estados Unidos de frenar la construcción de asentamientos. Más tarde, sin embargo, la oficina de Netanyahu emitió una declaración diciendo que él no hizo tal cosa.
    “Lo dije antes, y lo repetiré aquí de nuevo: no quiero anexar a cerca de 2,5 millones de palestinos a Israel. No quiero que sean nuestros sujetos”, dijo Netanyahu a periodistas israelíes e internacionales poco después de que dejara la Casa Blanca tras su primer encuentro con Trump.
    Al mismo tiempo, Netanyahu reveló que pidió al presidente reconocer la soberanía israelí sobre los Altos del Golán, que Israel anexó en 1981. Se negó a revelar cómo Trump y sus ayudantes respondieron, pero dijo que no parecían sorprendidos.
    Netanyahu sostuvo que sus posiciones sobre la condición de Estado palestino no han cambiado desde su discurso de 2009 en la Universidad de Bar-Ilan, en el que accedió, en principio, a un estado palestino desmilitarizado que reconociera al Estado judío”.

    El tema de la embajada de EEUU en Jerusalén
    Donald Trump prometió durante su campaña trasladar la embajada de EEUU de Tel Aviv a Jerusalén, una medida que reconocería implícitamente a la ciudad como capital de Israel.
    Se ha informado que el escogido por Trump para embajador en Israel, David Friedman, es un firme defensor de los colonos y tiene la intención de trabajar desde Jerusalén en lugar de en Tel Aviv.
    Sobre la cuestión de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, Netanyahu dijo que afirmó a Trump que apoyaba firmemente la medida, pero que Trump dijo que estaba examinando detenidamente el asunto. “Escuchó nuestra posición, que fue definitiva. Quiere tiempo para revisar el asunto “, dijo el primer ministro, según las agencias.
    Lo que ha sucedido, según observadores, es que una vez Trump se juramentó ha recibido consejos que no recibió siendo candidato, tal vez de funcionarios del Departamentos de Estado y de jefes de Estado árabes, y que le han hecho ver las peligrosas repercusiones que tendría tal medida, que ningún presidente de EEUU se ha atrevido a tomar en los últimos 50 años.
    Mientras tanto, el gobierno de Netanyahu anunció el levantamiento de las restricciones a la expansión de asentamientos, confiando al parecer en que no va a tener que enfrentarse a represalia alguna por parte de Washington. El mes pasado, poco después de la toma de posesión de Trump, las autoridades israelíes informaron sus planes de construir más de 566 nuevas casas en la ocupada Jerusalén Oriental. Trump a lo más que llegó fue a decirle amablemente a Netanyahu “Quisiera que se detengan un poco sobre el tema de los asentamientos”.
    El entonces presidente George W. Bush, en 2004, reconoció la existencia de grandes bloques de asentamientos israelíes en Cisjordania y dijo que sería “poco realista esperar que el resultado de las negociaciones sobre el estatuto final sea un retorno completo a las líneas de armisticio de 1949”.
    La sensibilidad que siempre ha rodeado la cuestión de Jerusalén se deriva de su enorme significado político, religioso y simbólico. Vinculado a la soberanía sobre Jerusalén Oriental está el control palestino de los lugares santos de la ciudad, incluido el sitio que puede ser el más incendiario de todos: la mezquita de al-Aqsa en la Ciudad Vieja. Para los musulmanes es el lugar al que llegó el Profeta Mahoma tras un milagroso viaje nocturno desde La Meca, para después subir al cielo. Por ese motivo, cientos de millones de musulmanes de todo el mundo tienen un profundo interés en el destino de Jerusalén.
    El fracaso de las conversaciones de paz a lo largo de los últimos 25 años se debe en gran medida a la negativa de Israel a conceder Jerusalén Este a los palestinos como capital, o a darles un control significativo sobre al-Aqsa.
    Desde que Israel ocupó Jerusalén Oriental en 1967 ha trasladado a más 200,000 colonos judíos a la zona palestina de la ciudad, tratando de aislar a la población palestina de Cisjordania mediante la construcción de un muro.
    En violación del derecho internacional Israel se anexionó Jerusalén Oriental en 1980, declarando que la ciudad es su “capital única y eterna”.
    El gobierno israelí ha restringido el acceso de los palestinos a al-Aqsa, que los judíos denominan Monte del Templo, ya que la mezquita está construida sobre dos templos judíos destruidos hace mucho tiempo, según ellos.
    Según informaciones de los medios israelíes, la inteligencia militar de Israel ha advertido también de la probabilidad de que estalle una violencia generalizada si la embajada se reubica en Jerusalén.

    ¿Un Estado o dos Estados?
    Otro tema tratado por los dos líderes fue el de la solución de uno o dos Estados. Cuando se le preguntó si la solución de dos estados está muerta, Netanyahu dijo que dependía de cómo se definiera el término. “Abu Mazen [Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina] no reconoce a Israel como un Estado judío y continúa hablando sobre el ‘derecho de retorno’ (del pueblo palestino); no está de acuerdo con que las Fuerzas de Defensa Israelíes tengan control de seguridad total sobre Cisjordania. Ésa es su política, y es inaceptable para nosotros “. El aparente alejamiento de Netanyahu de la solución de dos Estados llegó un día después de que la Casa Blanca dijo que una solución al conflicto israelí-palestino no tenía que venir en esa forma y que el presidente no insistiría en ella.
    La solución llamada de "dos Estados", uno israelí y otro palestino, coexistiendo en paz significa,   la creación de un Estado palestino volviendo a las fronteras heredadas del conflicto israelo-palestino de 1967, la Línea Verde que delimita Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Este, que los palestinos reivindican como su capital. En 1988, el líder palestino, Yaser Arafat, presentó una declaración de independencia que, por primera vez, evocaba "dos Estados para dos pueblos". Arafat reconoció entonces al Estado de Israel y su soberanía sobre 78% de la palestina histórica. Este reconocimiento está aceptado por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que reagrupa el conjunto de los movimientos palestinos, excepto los islamistas de Hamas y de Yihad islámica, que son fuertes en Gaza.
    Desde 1947, los dos Estados están presentes en el Plan de las Naciones Unidas para la partición de Palestina, mientras que Jerusalén forma una tercera entidad bajo control internacional. Los acuerdos de Oslo preveían que un Estado reemplace a la Autoridad Palestina en 1993. Esto no se concretó y en 2003 la Hoja de Ruta del Cuarteto planeó que el Estado palestino se instaurara en 2005, pero ya han transcurrido casi 12 años.
    Según recientes encuestas los dos Estados como solución al conflicto cuenta con cada vez menos apoyo por parte de los palestinos y los israelíes. ADH 810.




    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    PUBLICIDAD

    PUBLICIDAD

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).