• Noticias

    Sucesión Apostólica en República Dominicana

    La Iglesia Hoy | P. Darío Taveras, msc
     

    Sucesión Apostólica en República Dominicana  
    A propósito de la ordenación episcopal de Tomás Morel

    A propósito de la ordenación episcopal del Padre Tomás Morel, como obispo auxiliar de Santiago, es oportuno dar un vistazo retrospectivo al episcopado dominicano y hacernos la pregunta ¿Cuántos dominicanos, cuántos sacerdotes nacidos en nuestra tierra han sido elegidos y ordenados como obispos, sucesores de los apóstoles?
    Juan Pablo II, en una memorable expresión, llamó a nuestra Iglesia dominicana “primogénita del nuevo mundo en la fe”. Los obispos, no nativos y nativos, son figuras históricas de esta Iglesia que, como decía el sabio obispo de Higüey, Juan F. Pepén, “debe pasar de la adolescencia a la edad adulta”.
    El panorama que aparece a continuación puede ayudarnos a valorar variables, fuerzas y hasta sorpresas, que han entrado en juego en los cinco largos siglos de historia que ya tenemos sobre nuestras espaldas. Sorprendente es, por ejemplo que el primer Obispo dominicano no haya ejercido su ministerio episcopal en República Dominicana. 
    Siglo por siglo ¿Cuántos y cuáles han sido los hombres de Iglesia nacidos en nuestro país, escogidos para ser obispos?, desde el papa Julio II en 1511 hasta el papa Francisco de hoy, sucesor del primero de los apóstoles.

    Fue solamente en 1749 cuando se escogió y ordenó el primero, Pedro Agustín Morell de Santa Cruz y Lora (1694-1768), nativo de Santiago de los Caballeros y fueron sus padres Pedro Morell de Santa Cruz y doña María Catalina de Lora.
    Pedro Agustín Morell fue alumno brillante en la Universidad de Santo Domingo y sintiendo la vocación sacerdotal se trasladó a Cuba, donde obtuvo el doctorado en derecho canónico en la universidad de la Habana y fue ordenado presbítero el 24 de abril de 1718.
    El padre Pedro Agustín Morell trabajó como sacerdote en Cuba y el 22 de septiembre de 1749 fue nombrado por el papa Benedicto XIV, obispo en Centro América, en León, Nicaragua. Cuatro años más tarde fue nombrado obispo de Santiago de Cuba que en ese momento era la única diócesis del País,  que cubría toda Cuba. Falleció el 30 de diciembre de1768 en la Habana, después de un brillante y fructífero episcopado, fuera de su país.

    En el siglo XIX fueron escogidos para el episcopado cinco sacerdotes dominicanos: Pedro Jiménez Valera que nació en Santo Domingo y fue nombrado Arzobispo de Santo Domingo el 16 de enero de 1811.
    Tomás Portes e Infante que nació en Santiago de los Caballeros el 11 de diciembre de 1777 y fue nombrado Arzobispo de Santo Domingo en marzo de 1848. Es el fundador del Seminario Conciliar Santo Tomás de Aquino en 1848.
    El padre Elías Rodríguez que nació en Santo Domingo y fue Obispo auxiliar de Monseñor Portes y primer Rector del Seminario Conciliar de 1848 a 1857.
    El quinto fue Antonio Zeresano Camarena, que no llegó a ser ordenado obispo. Nació en Santo Domingo y siendo párroco de Añasco, Puerto Rico, fue nombradoArzobispo de Santo Domingo y falleció en Añasco, antes de salir para su país para tomar posesión de su sede.
    El sexto fue el destacadoArzobispo Fernando Arturo de Meriño, que nació en Antonsí, Yamasá. Fue nombrado por el papa León XIII el 3 julio de 1885.


    En el siglo XX fueron ordenados obispos 20 sacerdotes dominicanos, en este orden:
    ·        Adolfo Alejandro Nouel Bobadilla, arzobispo de Santo Domingo de 1906 a 1931.
    ·        Luis Antonio Mena, nativo de Puerto Plata, coadjutor de Monseñor Nouel de 1922 a 1930.
    ·        Octavio Antonio Beras, nativo de El Seibo, nombrado arzobispo coadjutor en Santo Domingo en 1945.
    ·        Hugo Eduardo Polanco Brito, nativo de Salcedo, nombrado obispo auxiliar de Santiago en 1953.
    ·        Juan Félix Pepén, nativo de Higüey, primer obispo de Higüey en1959.
    ·        Juan Antonio Flores, nativo de Tamboril, obispo de La Vega en 1966.
    ·        Roque Adames, serrano de Jánico, ordenado en Santiago en 1966 como obispo de dicha diócesis.
    ·        Príamo Tejeda, Auxiliar de Santo Domingo en 1975.
    ·        Fabio Mamerto Rivas, nativo de una comunidad de La Vega, primer  obispo de Barahona en 1976.
    ·        Jesús María de J. Moya, nativo de  Villa Tapia, Auxiliar de Santiago en 1977.
    ·        Nicolás de Jesús López  Rodríguez, nativo de La Vega, primer obispo de San Francisco de Macorís en 1978.
    ·        Tomás Abreu, nativo de Barahona, nombrado primer obispo de Mao- Montecristi en 1978.
    ·        Ramón Benito de la Rosa, nativo de Higüey, Auxiliar de Santo Domingo en1989.
    ·        José Dolores Grullón, nativo de Guayabal, Santiago, obispo de San Juan de la Maguana en 1991.
    ·        Antonio Camilo, nativo de Salcedo, nombrado obispo de La Vega en 1992.
    ·        Pablo Cedano, nativo de Higüey, auxiliar de Santo Domingo en 1996.
    ·        Nicanor Peña, nativo de Baitoa, Santiago, primer obispo de Puerto Plata en 1997.
    ·        Francisco Osoria, nativo de una comunidad de Nagua, primer obispo de San Pedro de Macorís en 1997.
    ·        Freddy Bretón, nativo de Canca La Reina, Moca. Obispo de Baní en 1998.
    ·        Rafael Felipe, nativo de Villa Tapia, obispo de Barahona en 1999.

    En el siglo XXI ya han sido nombrados ocho obispos:
    ·        Diomedes Espinal, nativo de Villa Trina, nombrado auxiliar de Santiago en el 2000.
    ·        Julio Cesar Corniel, nativo de una comunidad de Río San Juan, obispo de Puerto Plata en el 2005.
    ·        Valentín-Plinio Reynoso, nativo de una comunidad de Nagua. Nombrado auxiliar de Santiago en el 2007.
    ·        Víctor Masalles Pere, apenas nacido en España. Fue nombrado obispo auxiliar de Santo Domingo en el 2010.
    ·        Fausto Mejía, nativo de Bonao. Fue nombrado obispo de San Francisco de Macorís en el 2012.
    ·        Rafael Rodríguez, nativo de una comunidad de Sánchez, Samaná. Fue nombrado obispo de La Vega en el 2015.
    ·        Andrés Romero, nativo de una comunidad de San Francisco de Macorís y fue nombrado obispo de Barahona en el 2015.
    ·        Tomás Morel, nativo de una comunidad de Licey al Medio y fue nombrado auxiliar de Santiago.

    Concluyendo:
    Son 34 los sacerdotes dominicanos nombrados obispos hasta el día de hoy.  El primero en el siglo XVIII, cinco en el siglo XIX,  veinte en siglo XX  y en el siglo XXI ya han sido nombrado ocho.  El primero  fue Pedro Agustín Morell de Santa Cruz y Lora en 1749 y el último, hasta ahora, el padre Tomás Morel, el 14 de diciembre del 2016.
    De los 34 nativos han fallecido 14.
    Mencionados los 34 nativos, sucesores de los apóstoles, es justo recordar y reconocer a cada uno de esos pastores que habiendo nacido en otras tierras, amaron y sirvieron la nuestra, con sabiduría y entrega generosa, muchas veces heroica. Sin ir muy lejos, mencionemos algunos nombres: Ricardo Pittini, Francisco Panal, Tomás Reilly, José Arnaiz, Amancio Escapa…ADH 810.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...