• Noticias

    Cerebro y Medioambiente (2)

    Temas de Salud | Dra. Marcia Castillo


    Cerebro y Medioambiente (2)  

    En nuestra entrega pasada dibujamos un breve paisaje sobre cómo impacta el medio ambiente nuestro cerebro y cómo es capaz este noble órgano de malearse ante situaciones favorables o no en aras garantizar su subsistencia. Hicimos un intento honesto por esclarecer el concepto de plasticidad y adentrarnos en aspectos explicativos de porque somos lo que pensamos, lo que hacemos  y un cúmulo de nuestras experiencias.

    Mencionamos la tesis magistral de Charles Darwin en su teoría de las especies y la selección natural, todo esto para introducir algunas pautas de cómo utilizar el medioambiente a favor de nuestro sistema nervioso,  citaremos algunos aspectos que consideramos relevantes.

    El Estrés Social: Desde la década de los 70 se ha vinculado los estresores sociales con un imbalance en la regulación neuroendocrina, la apoptosis y la toxicidad neuronal, de modo que no solo genera envejecimiento temprano sino que  también reduce la capacidad de respuesta ante posibles injurias orgánicas. Esta bien documentado  la  tendencia  a la depresión, EVC, deterioro cognitivo  insomnio entre otros.

    Contaminación sonora: The American Auditory Society asegura que escuchar de forma continua algún sonido o ruido demasiado alto, no sólo provoca sordera con el tiempo, sino que  es capaz de  modificar nuestro cerebro hasta el punto que influye en nuestra interpretación del habla, provocando una creciente dificultad para distinguir los sonidos del discurso, al paso que vamos oiremos todo pero no escucharemos nada.

    Factores Alimenticios: La comida rápida  distorsiona la Neuroquímica, provoca síntomas símiles a la  abstinencia, ansiedad y depresión. Afecta el balance de la dopamina por ende la capacidad de aprendizaje, la motivación y la memoria. Por otro lado alimentos procesados o precocidos, las grasas “trans” y los edulcorantes artificiales elevan el riesgo de desarrollar afecciones neurodegenerativas. De igual forma debe ser cauto con la ingesta desproporcionada de  glutamato monosodico ya que puede provocar además migrañas, fatiga y desorientación.

    La música que escuchamos: La formación musical puede mejorar significativamente las capacidades motoras y de razonamiento, además somos las música escuchamos. Un estudio realizado en personas con las mismas variables socio-epidemiología ayudó a predecir  rasgos de la personalidad de los participantes como: apertura a la experiencia, extraversión, amabilidad, responsabilidad y estabilidad emocional. Estos rasgos que fueron predichos con mayor precisión sobre la base de los hábitos de escucha  de manera cuasi exacta.

    Las palabras que decimos y escuchamos: La muy reciente técnica de programación neurolingüística expresa de manera precisa el poder de la palabra, tanto es así que  sabemos cómo las palabras modifican nuestro sistema neuroendocrino y son capaces de mejorar o empeorar nuestro rendimiento ante situaciones determinadas. Cuando escuchamos un NO el cerebro comienza a liberar cortisol, la hormona del estrés y encargada de ponernos en alerta, disminuyen  nuestras funciones lógicas y nos vuelve prejuiciosos frente a los demás un SI por el contrario  libera dopamina, la hormona que regula el mecanismo de recompensa del cerebro, y nos deja con una sensación de bienestar y apertura frente a la comunicación.

    La solidaridad y la bondad. Estudiosos de la Neuropsicología explican que nuestro cableado neuronal viene programado innatamente para la bondad pero que las emociones negativas  tienen un poder más incisivo en la memoria. La compasión es una de las emociones más intensa, el sistema límbico reverbera en múltiples conexiones cuando la practicamos. Se liberan  neuroquímicos como la oxitocina, y se articula  de pronto toda una plataforma de emociones positivas donde la empatía, la reciprocidad potencia nuestro deseo de hacer  el bien, nos ennoblece aún más como especie.
    Parar cerrar y a modo  de capsula final, el cerebro es un órgano muy generoso, debemos cuidarlo día tras día  con nuestras acciones, nuestras  palabras, y  a lo que nos exponemos  de esta forma   EL nos retribuirá de manera gentil, no olvidemos las palabras de Don Ramón  y Cajal: “todo hombre si así lo quiere puede ser escultor de su propio cerebro”. ADH 811.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    AMIGO DEL HOGAR N. 817 NOVIEMBRE 2017

    PUBLICIDAD

    PUBLICIDAD

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).