• Noticias

    Primera Semana del XXV Capítulo General MSC

     “Conversión y Transformación”
    Primera Semana del Capítulo General MSC

    Organización y Procedimientos
    Los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC) reunidos en su XXV Capítulo General en Roma, han concluido la primera semana de sesiones capitulares. Los 67 misioneros participantes que representan a los MSC de todo el mundo, siguieron fielmente la agenda programada y sesionaron de lunes a viernes en dos jornadas, mañana y tarde, que culminaron con la celebración eucarística.


    El Capítulo fue abierto por el Superior General, Marcos McDonald y confirmado el secretariado (PP. Mitakda y Ruiú) y la Moderadora capitular, Hna. Mechtild Schneider MSC. Presentados los asistentes del secretariado y el equipo de traductores (PP. Douchin, Londoño, Mulcahy, Lafleur y Sumner) y el coordinador de liturgia, P. Fernando Clement dos Santos.
    En las sesiones capitulares se respira un clima de confianza y escucha, con suficiente tiempo para reaccionar a las cuestiones que se plantean y tomar posición cuando es momento de decisiones, así como frecuentes y breves reflexiones que permiten ahondar en los temas tratados. Cada jornada está marcada por un momento significativo de escucha de la Palabra en la capilla. El Evangelio anunciado es luego compartido en pequeños grupos establecidos.
    Para trabajar los temas se forman otros grupos, esta vez de discusión, con los nombres de sus mártires MSC. La dinámica del Capítulo les permite muchos momentos de encuentros, diálogos y, por supuesto, las comidas facilitan también irse conociendo más, dada la diversidad de lenguas y culturas que representan.


    Apertura del Capítulo General
    El primer día capitular, lunes 4 de septiembre una sencilla ceremonia, con luces encendidas marcó el inicio del encuentro que les convoca durante tres semanas para tratar todo lo concerniente a la vida y misión de su Congregación. Esto requiere tener claras la organización y las reglas de procedimientos, que son aprobadas por toda la asamblea.
    La presentación de las Lineamenta refrescó su visión y su plan para el futuro, mediante el método analítico de Ver, Juzgar y Actuar. No solo miraron los signos de alegría y esperanza en el Hoy de la Congregación, se fijaron además en los desafíos y reflexionaron por grupos y en asamblea sobre esos tópicos. Juzgaron la realidad a la luz de la Palabra de Dios y de sus Constituciones, a fin de actuar en consecuencia partiendo de los apostolados a la luz de la misión. Es un ejercicio que requiere un tiempo de oración y reflexión, compartir con ánimo de discernimiento personal y comunitario.


    Temas que marcaron esta primera semana de trabajo:
    - La elección del nuevo Superior General que los guiará con su Consejo los próximos seis años. La Administración saliente cumplió su cometido según la normativa congregacional y dará paso al nuevo equipo que será elegido la segunda semana del Capítulo.
    - Conocimiento del Reporte Consolidado y el Instrumentum Laboris. La puesta en común significó reconocerse en la vida de la Congregación durante estos seis años transcurridos y apuntar el rumbo a seguir a partir de los aportes de las Provincias y las Uniones, allí están plasmados los grandes temas que forman el ser y quehacer, “conscientes de que estamos viviendo en una sociedad y en una Iglesia en cambio” y que suponen un desafío para todos.
    - Las Prioridades que marcarán el rumbo de la vida misionera en el mundo: Misión e Internacionalidad, Formación e Integridad del Ministerio, Espiritualidad Cósmica y Justicia y Paz, e Integridad de la Creación, Reestructuración y Comunidad, los Pobres y la Justicia, Envejecimiento, Medios de Comunicación Social… Un conjunto de realidades que expresan su identidad y misión, su servicio en sentir eclesial y compasión por los que sufren cualquier tipo de dificultad, la expresión del amor como respuesta a los Males.
    - La reflexión testimonial del Cuidado y Protección de Menores y Adultos Vulnerables. La gravedad del caso y sus implicaciones para su fidelidad como llamados a expresar la misericordia de Dios en el mundo, así como la credibilidad y ternura de la “Madre amorosa” que es la Iglesia, “nos ponen en sintonía con esta preocupación”. La Administración General, en sintonía con el Papa Francisco y sus antecesores, les urge a definir a conciencia y responsabilidad lo que deben hacer para asegurar el cuidado y la protección de los menores y adultos vulnerables, por ello requiere un Código de conducta acorde con lo que son. No es un tema entre otros, es la sensibilidad desde el Corazón de Jesús de “un trato preferencial por sus favoritos a quienes debemos amar y proteger, nunca lastimar”.

    Otros momentos del Capítulo
    * En el transcurso del Capítulo han sido agraciados con la presencia del Cardenal Juan Braz de Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y de Mons. Robert Oliver STD, Coordinador de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, quien junto a Tim Brennan, ayudaron a profundizar el tema.
    * Con la guía de un equipo liderado por el padre Valentín Meneses, disfrutaron del primero de tres jueves de compartir cantos, danzas y cuentos, y de alegrarse juntos mediante expresiones de las culturas y capacidad de improvisar en escena sus valores artísticos y folklóricos.
    * “El fin de semana nos aleja del ritmo intenso del Capítulo para abrirnos a la riqueza de la antigua Roma”, la ciudad que nos acoge y guarda en sí tanta historia que atraviesa nuestra identidad eclesial y el punto de Comunión en todo el mundo con el servicio de Pedro. La visita a Asís el sábado, reencuentro con Francisco il Poverello, aviva la llama del compromiso por una Iglesia humilde, sencilla, de puertas abiertas y siempre en salida… Domingo más pausado, con agendas personales y de pequeños grupos, entre los cuales destaca los peregrinos capitulares que van a la Plaza San Pedro para la Misa y evocan con Francisco el modo evangélico de conectar con el mundo, “pues nada humano queda fuera de nuestro sentir y pensar”.

    Conclusión
    Esta primera semana la han vivido con mucha intensidad, en momentos siempre marcados por el gesto de acogida, escucha, alegría y confianza a medida que vamos reconociéndonos más en cada situación de compartir en el desarrollo del Capítulo. Y, por supuesto, sintiéndose acompañados por la gran familia –amistades, laicado, cohermanos, familiares- que les acompaña y asegura una presencia orante por todos, para que en este Capítulo General estén a la altura de lo que “Jesús les propone como MSC, para que el mundo tenga vida en abundancia”.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...