• Ojos de Pascua, a propósito de Jn 20, 19

    Otras Voces



    OJOS DE PASCUA
    A propósito de Juan 20, 1-9

    Publicado por STEFANO CARTABIA, Oblato, 
    stefanocartabiaomi@gmail.com
    URUGUAY, en ECLESALIA


    Está amaneciendo cuando María Magdalena llega al sepulcro donde reposaba el cuerpo del maestro, del amigo, del amado.
    Reposaba en su corazón el cuerpo amado, como semilla viva de resurrección.
    Sepulcro abierto al amanecer. Sepulcro vacío.
    Amanece esta Pascua 2020, amanece sobre nuestra historia personal y sobre la humanidad herida.
    Se lame las heridas esta humanidad, no solo aquellas dejadas por el virus, también las heridas que siguen supurando: violencia, guerras, pobreza, odio, fanatismo, discriminación.
    Amanece la Pascua sobre estas heridas y desde estas heridas.
    Amanece y el sepulcro está vacío.
    Nunca hubo nadie en el sepulcro y siempre estuvo abierto.
    El cuerpo del Cristo, semilla de resurrección, fecundó la tierra con la sangre de la cruz y de nuestras heridas.
    La Pascua aconteció desde dentro de la cruz, no después.
    Nunca hay un después para el Amor. Siempre es, aquí y ahora.
    Amanece la Pascua desde el otro lado de la cruz.
    Nuestras heridas no son impedimento a la Vida: ¡al contrario!
    Son el vacío por el cual la Pascua se cuela y los sepulcros se abren. Son rendijas por donde la luz fluye serena y siembra resurrección.
    Es Pascua, y el Amor amanece sobre nuestras existencias personales, sobre la humanidad entera y la madre tierra.
    Siempre el Amor está amaneciendo y siempre encuentra los sepulcros abiertos.
    Si encontramos sepulcros cerrados es porque no estamos amando y hemos arrinconado al Amor en un lugar oscuro de nuestro corazón.
    La Pascua es tremendamente viva y actual con su único y eterno mensaje: solo el Amor es real.
    Es ahora el momento oportuno y siempre fue ahora.
    Es el momento de amanecer sobre la humanidad herida con la linterna del Amor y mirar así.
    Pascua es mirar con los ojos amanecidos del Amor.
    Ojos frescos y nuevos.
    Tú que me lees: ¡mírate así y así, ama tus heridas y las de tus hermanos!
    Mirar a la gente y a las cosas con estos ojos.
    No tenemos que esperar un mundo nuevo, ilusión de los ciegos que se escapan del presente y huyen de la Vida.
    ¡No hay esperanza futura que no tenga raíz en el presente!
    El mundo nuevo ya está y late en el fondo de tu mirada que amanece en el Amor.
    Palpita el mundo nuevo en las profundidades, donde solo ojos de Pascua alcanzan a ver.
    Amanecen ojos de Pascua que transforman las heridas en perlas y la sangre en fértil abono, a punto de florecer.
    Esta es Pascua: otros ojos que solo ven sepulcros abiertos y manos extendidas.
    Otros ojos que descubren posibilidades y senderos de bellezas.
    Ojos amaneciendo en el Amor, ojos del Cristo vivo y viviente, que todo lo llena.
    Ojos desparramando por doquier la paz que nos habita.
    ¡Feliz Pascua de Resurrección!

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    REFLEXIONES

    REFLEXIONES

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    GUIA MENSUAL | JUNIO 2020

    GUIA MENSUAL  |   JUNIO 2020

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA