• Por una Iglesia más comprometida

    Reflexiones a orillas del lago | P. Osiris Núñez, msc 


    Por una Iglesia más comprometida
    Cuando el Papa Francisco asumió el papado en el año 2013 hubo un entusiasmo por los vientos nuevos que soplaron en la Iglesia; y no ha sido para menos, pues el papa, más que preocuparse por una doctrina teológica férrea, ha apelado a la profundad humanidad de la fe cristiana, tocando temas que en algún momento no eran de mucho interés y que eran asumidos desde un enfoque diferente.
    En diciembre del 2019 un sacerdote amigo, compartía en un periódico semanal católico de circulación nacional, un interesante artículo donde resaltaba como los temas del Papa Francisco brillaban por su ausencia en la Iglesia Dominicana. Y no es para menos. El pueblo dominicano se acostumbró a escuchar la voz de la Iglesia ante situaciones apremiantes y de interés nacional, donde el compromiso evangélico invitaba a asumir una actitud clara, concreta y comprometida.
    Sin embargo, ante temas importantes y de mucha sensibilidad que nos propone el papa Francisco, no hemos visto una respuesta y acogida entusiasta por parte de la Iglesia en general. Se ha acogido favorablemente, pero en casos aislados y con iniciativas muy sectoriales que no traspasan los límites parroquiales.
    Contrario a eso, hemos visto un mayor interés por dar a conocer una Iglesia de multitudes, una Iglesia que se preocupa más por la estética de los ritos litúrgicos, que por el compromiso de los fieles ante realidades sociales que claman al cielo. Una Iglesia que en algunos entornos se preocupa por experiencias religiosas sensacionalistas, donde los fieles encuentren un apoyo espiritual a sus necesidades individuales, pero no llevan a compromiso integrado como Iglesia. A veces nos encontramos en actos religiosos donde lo que interesa es hacer una trasmisión en vivo por las redes o compartir imágenes para impresionar, pero los compromisos evangélicos que deben ser asumidos como comunidad, se eluden con discreción.
    Fe y compromiso
    Deberíamos escuchar más las palabras de Jesús cuando nos dice: “Misericordia quiero y no sacrificios”, en Mt 9, 13. El cristiano no puede seguir caminando en su mundo de burbujas, sin hacerse consciente y solidario ante la realidad de otros que están tan cerca de él; pero como vive en el mundo de burbuja, le es incapaz de conocer esta realidad. Deberíamos trabajar más para que las experiencias religiosas vividas en las celebraciones litúrgicas lleven a un compromiso más profundo, donde no nos limitemos a dar un aporte económico significativo, sino que dispongamos toda nuestra persona, con las capacidades que hemos recibido de Dios, para el servicio ante tantas situaciones que ameritan nuestra solidaridad.
    Ante situaciones que nos afectan y que son de interés nacional, no solo dar una respuesta teórica o hacer una invitación, sino asumir un papel concreto como comunidad cristiana que a través de la acción, da a conocer a un Dios cercano, amoroso y comprometido con las realidades de su pueblo. ADH 842

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    REFLEXIONES

    REFLEXIONES

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    GUIA MENSUAL | JUNIO 2020

    GUIA MENSUAL  |   JUNIO 2020

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA