• Infodemia, la excesiva información

    Temas de Salud | Dra. Marcia Castillo 


    Infodemia, la excesiva información

    El día que el subdirector de la OMS salió a dar declaraciones sobre las estadísticas actualizadas mostraba el rostro compungido y angustiado mientras manifestaba que el organismo lidiaba con dos grandes pandemias: la del covid-19 y el de la infodemia. Ese día los periodistas recordaron a un pionero en la comunicación, a March Bloch quien dijo mucho tiempo atrás que la primera víctima de la guerra y la desgracia es “la verdad”, entonces discernir entre tanto bombardeo de información la verdad entre la mentira no es tan fácil como parece.

    ¿Cómo se pone un punto de inflexión entre la información útil y la que es tóxica y enferma nuestra mente y nuestro estado de ánimo?

    Los estamentos encargados de informar la población se muestran cada vez más desgastados por tener que desmentir información que diariamente sale en los medios de comunicación masiva en lugar de informar y promover medidas preventivas que eviten la propagación del virus.

    Una de las cosas más interesantes del lenguaje es que es dinámico, es un órgano vivo y esto resulta más que papable con los fenómenos sanitarios y sociales. Aparecen neologismos que si bien aún no están aceptados por la RAE son válidos porque la lengua ya les ha dado vida, por ejemplo: infotoxicación, vamping e infodemia  que es el  que tocamos ahora y que se define como el exceso desmedido, tóxico y nocivo de información, que no necesariamente es certera sino que por el contrario, a veces acompañado de las famosas fake news, utilizando en ocasiones esta plataforma para vender noticias, el azar y el amarillismo cobran auge a costa de la ignorancia del pueblo  y  se convierte en un efecto dominó que genera pánico y desinformación en masa…

    Al pensador y filósofo inglés Francis Bacon es atribuido el aforismo Scientia potentia est que en alguna ocasión habremos leído por ahí y que significa "El conocimiento es poder", pero ¿qué pasa cuando es lo contrario? ¿Cuándo saber se convierte en un arma que desequilibra nuestra salud emocional? ¿Qué pasa cuando hay tantas opiniones que no podemos esclarecer lo correcto de lo que no lo es? 

    Nos parece oportuno citar a uno de los Estoicos griegos llamado Epicteto quien dijo "Lo que inquieta al hombre no son las cosas, sino las opiniones acerca de las cosas".

    La OMS explica que las causas de la infodemia se deben a tres factores principales: se trata de una enfermedad nueva y sobre ella rondan múltiples incógnitas, el miedo a lo desconocido y el miedo asociado al otro.

    La infodemia se produce por un mecanismo multifractal, no es solamente  el exceso de información y sobrexposicion a los medios de comunicación masiva es también el temor a lo incierto, a lo que  va pasar esa sensación fatalista que nos  engulle en nuestra ausencia de fe, a la visión de que todo ha terminado o que todo terminará mal, de no vislumbrar un mañana con esperanzas firmes, como en la balsa pintada por T. Gericault algunos ya están derrotados, otros desesperanzados y otros se agarran con tesón al mástil porque saben que en algún momento llegarán a tierra firme. La infodemia nos ataca porque hay un hueco en la barca de nuestra fe que  permite que nos inunde el agua de la desesperanza.

    ¿Qué hacer para evitar la infodemia, cómo desinfoxicarnos? Aquí les dejamos unas sencillas cápsulas para aliviar esta sobreestimulación a la que estamos expuestos.

    §  Apagar el televisor un rato y poner algo de música relajante o solo escuchar el silencio.
    §  Desconectar el teléfono móvil una cuantas horas al día.
    §  Evitar los medios con exceso de publicidad. Los mensajes no solicitados que envían programas de televisión, periódicos gratuitos o incluso servicios de música digital contribuyen a sobrecargar nuestra atención.
    §  Introducir filtros para el correo electrónico.
    §  Hacer ayunos de información.
    §  Practicar la atención plena o ejercicios de respiración.
    §  Releer los clásicos, si es posible hacer lecturas compartidas. Leemos para no estar solos; es cierto que el ordenador nos acerca a los que están lejos, pero nos aleja de lo que están cerca.
    §  Conversar más con los seres queridos, este tiempo espara acercarse, no para apartarse; un hombre no es una isla, un hombre es todos los hombres y lo que hace esta tecnología tan a la mano, tan dispuesta es cuando más es menos. ADH 845.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    REFLEXIONES

    REFLEXIONES

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    GUIA MENSUAL | JUNIO 2020

    GUIA MENSUAL  |   JUNIO 2020

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA