• Noticias

    viernes, 1 de enero de 2021

    Reacciones al decreto 740-20

    Opinión | Redacción ADH



    Reacciones al decreto 740-20

    El decreto 740-20 emitido por el Presidente de la República que modifica el régimen de toque de queda en todo el territorio nacional, a partir del jueves 31 de diciembre de 2020, ha suscitado diversas reacciones. Aunque se entiende la necesidad de tomar medidas severas para frenar el contagio del coronavirus, se ha cuestionado la efectividad del simple cambio de horarios y el tratamiento dado a los diferentes sectores involucrados.

    De las primeras reacciones conocemos el video que circula en las redes, donde el padre Manuel Ruiz, exdirector de TELEVIDA y RADIO ABC, acepta que se necesitaba, pero no está de acuerdo en el “tratamiento que se ha dado a la fe”, mientras que otros sectores de mayor riesgo de contagios, pueden “seguir funcionando como lo han hecho hasta ahora”.

    Nosotros tenemos un protocolo, que nos ha dado buenos resultados”, afirma el padre Ruiz, “lo hemos llevado al pie de la letra y hemos sido capaces de hacer sacrificios. Mientras que las autoridades se han manejado “como si la población fuera solo los políticos y los empresarios”. También se lamenta de la falta de diálogo para tomar las decisiones en este sentido: “Nos han tratado como si la fe no fuera importante”, en un país, “eminentemente religioso”.

    Circular del arzobispado

    Igualmente se refirió a las medidas el arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, quien emitió una circular en la cual, acogiendo las “disposiciones que pueden ayudar a frenar el contagio en nuestro país” invita a “toda nuestra gente a celebrar las fiestas del año nuevo y la Epifanía del Señor respetando estas normas”.

    Pero también se lamenta, pues “Hubiera sido conveniente una coordinación de las autoridades, para la formulación de las normas en torno a las celebraciones, ya que nuestra Iglesia Católica ha hecho grandes esfuerzos y sacrificios para evitar el contagio de la población, manteniendo el protocolo establecido por Salud Pública en nuestras celebraciones. El Arzobispo recuerda la suspensión de la esperada caminata “Un paso por mi familia” y la antiquísima procesión del Santo Cristo de los Milagros. Igualmente se canceló “la centenaria peregrinación hacia la Basílica La Altagracia de Higuey el 21 de enero…”.

    Opinión de Caamaño Vélez

    En su columna del periódico El Día, del 31 de diciembre, el joven articulista Claudio Caamaño Vélez se preguntaba: ¿El toque de queda es la solución?, refiriéndose al alcance de la medida tomada, agudizando el toque de queda y “limitando más aún el horario de circulación”, que calificó como “una respuesta a la incapacidad de las autoridades de evitar las aglomeraciones, que es el verdadero problema”.

    En un análisis sobrio y preciso, Caamaño Vélez argumentó la efectividad de las medidas que, en el caso de la restricción de horario, por ejemplo, “hace que los establecimientos comerciales cierren más temprano y por ende, si la misma cantidad de personas debe acudir en una franja de tiempo menor, habrá más personas por unidad de tiempo, es decir, más aglomeración: lógica mental”.

    Y se pregunta: ¿Qué le hace pensar a las autoridades que quienes irrespetaban el anterior horario, van a respetar este? Señaló que mientras más estricto es el toque de queda, “más resistencia harán las personas a cumplirlo”.

    Como los otros planteamientos señalados, Caamaño Vélez no se niega a acatar el decreto, citando a Sócrates, quien “planteaba que los buenos deben respetar incluso las leyes injustas, para no dar la razón a los malos de violar las leyes justas”.

    Toque de queda, ¿sin alternativas?

    Es cierto que en todas las fases del estado de emergencia hay ciudadanos a favor y en contra ante las medidas tomadas para evitar el contagio, pero también cierto escepticismo, de que sea la única propuesta que presentan las autoridades para frenar el famoso virus que ha trastornado el mundo entero.

    Mons. Castro Marte

    El mismo día de Año Nuevo la prensa reproduce las declaraciones del obispo Jesús Castro Marte, quien cuestionó la aplicación de las medidas, esta vez refiriéndose al trato desigual dado según los estratos sociales. Mons. Castro se pregunta “¿Con qué derecho y autoridad puede el gobierno exigir a la gente de los barrios que cumpla el nuevo toque de queda?”, citando la desigualdad que “representan las fiestas ajenas a los protocolos sanitarios que tienen lugar en hoteles y otros espacios turísticos y que están circulando en video”.

    Se pregunta también por las exigencias al personal sanitario para que gestione eficientemente la avalancha que va a sobrevenirles cuando regresen a sus hogares los que participan en estas fiestas.

    Soluciones dialogadas, no unilaterales

    Muchas voces que han expresado su preocupación por medidas que sean efectivas para detener el contagio del coronavirus, plantean la necesidad de evaluar el protocolo seguido, favorecer el diálogo con los sectores involucrados y establecer firme disciplina en todos los ambientes donde sea necesario, para que cada paso dado responda a una política integral ante la seria amenaza que supone esta etapa de difusión del virus.

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares