• Noticias

    domingo, 23 de mayo de 2021

    En el día de las Madres


    Casa de Luz | Lic. Juan Rafael Pacheco

     




    En el día de las Madres


    Cada año, al acercarse el Día de las Madres, muchos empiezan a pensar “seriamente” en que tienen una mamá… y a tratar de adivinar “qué le gustaría a mamá que yo le regale…”.

     

    La idea de un día en el año dedicado de manera especial a las madres es algo muy hermoso, que contribuye a crear conciencia sobre la importancia de la maternidad responsable.

     

    Hay una vieja leyenda que nos ayuda a aclarar la idea y que estoy seguro muchos ya la conocen. 

     

    En tiempos de Maricastaña, un niño que estaba por nacer le dijo un día a Dios:Me dices que me vas a enviar mañana a la tierra, pero ¿cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy yo?”

     

    A lo que Dios muy cariñosamente le contestó:Entre muchos ángeles escogí uno para ti que te está esperando; ese ángel te cuidará”.

     

    Pero dime, --le contestó el niño-- aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír y esto me basta para ser feliz”.

    Tu ángel te cantará y te sonreirá todos los días y tu sentirás su amor... serás muy feliz”.

    Y ¿cómo entender cuando la gente me hable si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres?”

    Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar; con mucho cariño y paciencia te enseñará a hablar”.

    Y ¿qué haré cuando quiera hablar contigo?”

    Tu ángel te juntará las manitas y te enseñará a orar”.

    He oído que en la tierra hay hombres malos, ¿quién me defenderá?”

    Tu ángel te defenderá aún a costa de su propia vida”.

    Pero estaré siempre triste porque no te veré más, Señor”.

    Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque siempre estaré a tu lado”.

     

    En ese instante una gran paz reinaba en el cielo, pero ya se oían voces terrestres, y el niño presuroso repetía suavemente:

     

    Dios mío, si ya me voy, dime su nombre, ¿cómo se llama mi ángel?”

    Su nombre no importa, tú le dirás... ¡mamá!”

     

    Retomando la idea original, no es necesario que exista un día especial en el año para recordar y reconocer el trabajo diario sacrificado, desinteresado y amoroso, de una madre por sus hijos. Cada día debemos manifestarle a nuestra mamá el amor que sentimos por ella y agradecer a Dios por habernos regalado una madre tan maravillosa y especial. 

     

    En el Día de las Madres y siempre, nuestro sincero reconocimiento a cada una de las madres que lean estas líneas, y nuestro deseo de que el Señor siga bendiciendo sus vidas y sus hogares. Asimismo, felicitamos a las abuelas, madrinas, tías, y tantas otras almas nobles que ofrendan sus vidas en el cuido y protección de los niños, y que tan fielmente nos presenta Mons. Ramón Ángel Jara en su hermoso “Retrato de una Madre”: 

     

    Hay una mujer que tiene algo de Dios

    por la inmensidad de su amor,

    y mucho de ángel

    por la incansable solicitud de sus cuidados;

    una mujer que, siendo joven,

    tiene la reflexión de una anciana,

    y en la vejez, trabaja con el vigor de la juventud;

    una mujer que, si es ignorante,

    descubre los secretos de la vida

    con más acierto que un sabio,

    y si es instruida,

    se acomoda a la simplicidad de los niños;

    una mujer que, siendo pobre,

    se satisface con la felicidad de los que ama,

    y siendo rica daría con gusto su tesoro

    por no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud;

    una mujer que siendo vigorosa

    se estremece con el llanto de un niño,

    y siendo débil se reviste a veces con la bravura de un león;

    una mujer que mientras viva,

    no la sabremos estimar,

    porque a su lado todos los dolores se olvidan,

    pero después de muerta,

    daríamos todo lo que somos

    y todo lo que tenemos por mirarla un solo instante,

    por recibir de ella un solo abrazo,

    por escuchar un sólo acento de sus labios.

    De esta mujer no me exijáis el nombre,

    si no queréis que empape con lágrimas vuestro álbum,

    porque ya la vi pasar en mi camino.

    Cuando crezcan sus hijos,

    léanles esta página, y

    cubriendo de besos sus frentes,

    les dirán que un humilde viajero

    en pago del suntuoso hospedaje recibido,

    ha dejado aquí,

    para ustedes y para ellos,

    un boceto del retrato de su madre.

     

     

    Bendiciones y paz.

     

    Mis cuentos aparecen publicados en Catholic.net

    Este cuento aparece publicado en la página 175 de mi libro “¡Descúbrete! Historias y cuentos para ser feliz”. Disponible en Papelería Villa Olga, teléfono 809 583 4165, Santiago; Librerías Paulinas, La Sirena y Librería Cuesta.

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares