• Noticias

    La carrera por los minerales


    Actualidad Mundial | Ramón Arturo GUERRERO.  La carrera por los minerales estratégicos  
    "En el Oriente Medio hay petróleo, en China hay tierras raras", Deng Xiaoping, máximo líder de China, 1992
    Los minerales estratégicos constituyen hoy día una importante causa de conflictos que muchas veces se enmascaran detrás de rivalidades étnicas, regionales, religiosas o políticas, pero que en el fondo son azuzados por la carrera que libran las grandes corporaciones y los gobiernos por el control de los yacimientos o el comercio de estas sustancias.

    Aplicaciones y distribución
    Minerales estratégicos son aquellos utilizados en la industria por sus particulares propiedades intrínsecas; la definición abarca implicaciones militares ya que estos minerales, unos 28 en total, se consideran imprescindibles para el funcionamiento de la economía mundial.
    En primer lugar están el cobre, el plomo, el zinc, el estaño, el platino y el uranio, a los que siguen la plata, las calizas y las tierras raras. Minerales como el coltán, el niobio, el berilio o el molibdeno han entrado a esta lista debido a sus aplicaciones tecnológicas. El mas reciente es el litio, por sus aplicaciones, entre ellas el de las baterías recargables.
    Una de los aplicaciones más importantes de estos minerales está en la fabricación de superconductores, materiales que a cierta temperatura sufren una disminución brusca de su resistividad permitiendo así el paso de la corriente eléctrica sin impedimentos. Algunas aplicaciones son los imanes superconductores, empleados en dispositivos de levitación magnética como los trenes maglev, en las máquinas para la resonancia magnética nuclear en hospitales; los superconductores también se utilizan para hacer circuitos digitales y componentes electrónicos de telefonía móvil.
    El cobalto y el cromo son utilizados en la industria militar en los motores a reacción y en controles de los misiles teleguiados, entre otros. El niobio (o columbio) se emplea principalmente en la aleación de aceros, confiriéndoles una alta resistencia. El cobre, ya utilizado en la prehistoria, es actualmente el tercer metal más utilizado en el mundo, por detrás del acero y el aluminio, por sus propiedades térmicas y eléctricas.
    El principal uso del uranio, en su forma enriquecida, es como combustible para los reactores nucleares, que producen el 17% de la electricidad mundial.
    Los discos de computadoras, lectores de CD y DVD, las bocinas y las turbinas eólicas usan neodimio; los lentes de cámaras digitales usan lantano; las pantallas de televisión plasma y LCD usan europio; las baterías NiMH usan lantano y cerio. Los auriculares del Ipod llevan imanes permanentes de neodimio.
    Los minerales estratégicos se hallan distribuidos de manera muy desigual. En África se encuentra el 30% de las reservas mundiales de minerales y metales aún sin explotar. En el caso del cromo, Estados Unidos depende de las importaciones de Sudáfrica y Zimbabwe, que concentran el 98% de las reservas. En el caso del manganeso, EEUU recibe 39 % de sus importaciones de Sudáfrica, que posee 75% de las reservas. Europa Occidental depende de los minerales estratégicos para sus industrias en más de 90%. Lo mismo Japón, cuya economía se basa en la manufactura de artículos tecnológicos. Se recuerda que Sony tuvo que aplazar el lanzamiento de su Playstation 2 por no contar con coltán, reportó la prensa mundial el 26 de septiembre de 2007.

    El coltán y la guerra del Congo
    El coltán no es realmente un mineral establecido sino la contracción de dos minerales bien conocidos: la columbita, óxido de niobio con hierro y manganeso y la tantalita, óxido de tántalo con hierro y manganeso. El tantalio es imprescindible en la fabricación de componentes electrónicos. El principal productor de coltán actualmente es Australia, aunque la República Democrática del Congo (Congo Kinshasha) cuenta con 80% de las reservas mundiales, además, por cierto del 60% del cobalto. Su explotación en África está ligada a conflictos bélicos para conseguir el control de este material, explotado en régimen de semiesclavitud, generando desastres medioambientales con gravísimas repercusiones en la fauna local de especies protegidas y graves problemas de salud asociados con los arcaicos e infrahumanos métodos de explotación.
    Según las agencias internacionales, la exportación de coltán ha ayudado a financiar a varios bandos en la Segunda Guerra del Congo, un conflicto que ha provocado ya 4 millones de muertos. Se reporta que Ruanda y Uganda actualmente exportan a Occidente, sobre todo a EEUU, coltán robado del Congo.

    Bolivia y el boom del litio
    El litio es un metal con propiedades especiales en la conducción del calor y la electricidad. Se encuentra en salmueras naturales, salmueras asociadas a pozos petrolíferos y a campos geotermales. Su consumo mundial se ha incrementado de 100 toneladas de carbonato de litio equivalente por año a comienzos de 1900 a más de 90,000 toneladas por año en 2000. Durante los últimos 10 años la demanda mundial se ha duplicado. Las baterías de Litio-ion se han convertido en la principal aplicación, ya que se utilizan intensivamente en variados dispositivos, por su potencia y ciclo de vida y su rango de soporte de temperaturas.
    El salar de Uyuni, una planicie blanca de más de 10,000 kilómetros cuadrados en el suroeste de Bolivia, se ha convertido en el centro de atracción para empresarios interesados en la explotación del litio como fuente de energía alternativa, principalmente para la industria automovilística. El 7 de febrero de 2009 El País informaba que Empresas de Japón, Francia y China negociaban con el Gobierno de Evo Morales la explotación del salar, la mayor fuente mundial del mineral.

    China tiene la clave
    Según el programa de recursos minerales del Servicio Geológico de EEUU, en el año 2009 China suministraba 97% de las tierras raras para el mercado global. El aumento del consumo, de 98.000 toneladas de óxidos de tierras raras en 2005 a 132,500 toneladas en 2008, ha hecho pensar a los chinos en reducir esas exportaciones para concentrarse en el valor agregado de los minerales para lo cual, incluso, compra minas en Australia y África.
    Por ello, según declaró a BBC el 14 de septiembre de 2009 Jana Hartline, gerente de comunicaciones ambientales de Toyota en Estados Unidos, “Nuevas fuentes y nuevos tipos de tierras raras serán necesarias mientras crece la tecnología híbrida dentro de la industria automotriz”

    Daños al ambiente
    El aspecto más oscuro de la explotación de los minerales estratégicos es el daño que produce al medio ambiente. En la mayoría de los yacimientos suponen la destrucción total o parcial del ecosistema en el que se encuentran, especialmente en los llamados “países en desarrollo”, donde la gestión de los residuos en su generación es carente o ineficaz, agravado por la corrupción y la debilidad de las instituciones locales.
    Los efectos ambientales de la explotación del uranio y sus procesos posteriores, por ejemplo, incluyen contaminación de aguas superficiales y subterráneas con ácidos, metales pesados y material radiactivo. Se calcula que por tonelada de uranio se generan 3,700 litros de residuos líquidos y 100 veces el peso del material obtenido en residuos sólidos, muchos radiactivos.
    La mayoría de las reservas, además, llevan torio radioactivo. Actualidad mundial | Ramón Arturo Guerrero |adh755

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...