• Noticias

    El Negocio de las armas

    Actualidad Mundial | Ramón Arturo Guerrero. Negocio de las armas devela hipocresía grandes potencias.  
    “Especialmente en un tiempo como el nuestro, que conoce las más sofisticadas tecnologías destructivas, es urgente desarrollar una sólida « cultura de la paz », que prevenga y evite el desencadenamiento imparable de la violencia armada, estableciendo incluso intervenciones con miras a impedir el crecimiento de la industria y del comercio de armas”. Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, 1º enero 1997
    Un informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo dado a conocer el 17 de marzo pasado y difundido por Efe desde Berlín destaca que “Entre 2008 y 2012, China se convirtió en el quinto mayor exportador de armas del mundo, después de Estados Unidos, Rusia, Alemania y Francia, por sus envíos de armamento convencional a Pakistán, Myanmar, Bangladesh o Venezuela”. Y agrega: “No obstante, el mercado internacional de armas siguió dominado entre 2008 y 2012 por Estados Unidos y Rusia, con cuotas del 30 por ciento y el 26 por ciento, respectivamente, seguidos por Alemania (7 por ciento) y Francia (6 por ciento)”.
    El comercio de armas se vio azuzado en 2012 por el incremento de las tensiones en el Mar del Sur de China, Asia oriental y el mundo árabe, así como por las guerras en Siria y Mali.

    El mortal impacto de las armas ligeras
    Unas 500 mil personas mueren en todo el mundo cada año y cientos de miles quedan heridos a causa de la violencia armada, mientras en extensas áreas, principalmente urbanas, millones de personas viven bajo el temor de la inseguridad que genera la actividad de bandas criminales de diverso género.
    Uno podría suponer que todos estos muertos se deben a bombas, ametralladoras, misiles y cañones disparados en los conflictos que se desarrollan en distintas partes del mundo. Pero no, de los cerca de 30 millones de personas muertas por armas de fuego tras el final de la II Guerra Mundial en 1945, 26 millones lo ha sido a consecuencia del impacto de armas ligeras; lo más triste es que 90% han sido civiles, mujeres y niños en particular.
    Un ejemplo del impacto de estas armas es Estados Unidos, “Ningún país del mundo tiene más armas per cápita”, 270 millones de armas en manos civiles, argumentaba el New York Times en su editorial del 17 de diciembre pasado tras la masacre en una escuela de Connecticut tres días antes que dejó en total 27 muertos, 20 de ellos niños de entre cinco y diez años. Datos devastadores para una nación solo superada por México con el mayor número de homicidios por arma de fuego. La mayoría de los homicidios en los que se usan armas de fuego cobra sólo una víctima y no suele recibir atención alguna de la prensa, pero suman unas 31,755 personas al año, según los datos más recientes del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades. Según los datos de este organismo, un promedio de 87 personas mueren todos los días tanto en ciudades y los pueblos pequeños de EEUU víctimas de impactos de bala.
    América es la región del mundo con las más altas tasas de homicidio con arma de fuego del mundo, reveló el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza. Este es un continente que tiene “tasas de violencia por arma de fuego mayores que cualquier otro en el mundo, de lejos, y sus tasas de homicidios están también entre las más altas”, dijo el político chileno durante la XVIII Reunión Plenaria del Círculo de Montevideo, que tuvo lugar en México 26-27 de julio de 2012. Según datos de la ONU los países latinoamericanos con mayores tasas de homicidio son El Salvador, Honduras, Guatemala, Venezuela, Colombia, Brasil y México.

    Un mundo armado hasta los dientes
    Según Naciones Unidas, por armas ligeras se entiende todo tipo de armas convencionales que puedan ser transportadas por una persona o por un vehículo ligero, pudiéndose dividir a su vez en "armas pequeñas" diseñadas para uso personal y "armas ligeras" diseñadas para el uso de varias personas (ametralladoras pesadas, lanzagranadas, cañones antiaéreos portátiles, cañones antitanque, lanzadores portátiles, misiles antitanque).
    La publicación Small Arms Survey, #9, de septiembre 2011 estuvo dedicada a una Estimación de las armas de fuego en posesión de civiles. Destaca que En el año 2007, el Small Arms Survey calculó que el número de armas de fuego en manos de civiles en todo el mundo era aproximadamente de 650 millones sobre un total de 875 millones. Según el survey más reciente, de 2010, los cuerpos de policía tienen 26 millones de armas, las fuerzas armadas 200 millones y los civiles 650 millones, incluidas las bandas criminales con 2-10 millones, las compañías de seguridad privadas con 1.7-3.7 millones y los grupos armados no estatales con1.1-1.8 millones.

    Armas en manos civiles
    1. Estados Unidos (270.000.000)
    2. India (46.000.000)
    3. China (40.000.000)
    4. Alemania (25.000.000)
    5. Pakistán (18.000.000)
    6. México (15.500.000)
    7. Brasil (14.840.000)
    8. Rusia (12.750.000)
    9. Yemen (11.500.000)
    10. Tailandia (10.000.000)
    11. Otros (186.410.000)
    Fuente: Small Arms Survey

    Doble moral en el tráfico de armas
    El informe anual de Amnistía Internacional para el año 2011, publicado el año pasado, hace un escrutinio de los seis grandes exportadores de armas y a quiénes se las venden, incluyendo lo que la entidad mundial de derechos humanos llama “transferencias irresponsables” . Se revela que estos países, que son los que gobiernan el mundo pues son los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, con excepción de Alemania, manifiestan un doble discurso: una cosa es lo que hablan sus dirigentes en los foros internacionales y otra lo que hacen sus empresas de armamentos, muchas de ellas estatales, a la hora de distribuir sus mortales mercancías.
    Estados Unidos. Es el mayor comerciante de armas del mundo y realiza alrededor del 30% de las transferencias de armas convencionales globales. Suministra armas a más de 170 países y su historial a la hora de suspender suministros de armas por motivos de derechos humanos es desigual. Por ejemplo, ha restringido las transferencias de armas a Myanmar, China, Sri Lanka y Zimbabue, además de a los países sometidos a embargos de armas de la ONU. Sin embargo, ha seguido suministrando a otros países, como Sri Lanka, Bahréin, Egipto y Yemen, donde existen violaciones graves de derechos humanos. Asimismo, envía armas, y ayuda y formación militar a las fuerzas de seguridad colombianas pese a las persistentes violaciones de los derechos humanos que estas fuerzas cometen.
    China. Muchos de los destinatarios de los suministros de armas de China de la última década son países en desarrollo con historiales precarios en materia de derechos humanos, como Argelia, Angola, Bangladesh, Guinea, Egipto, Indonesia, Irak, Irán, Jordania, Kenia, Libia, Myanmar, Pakistán, la República Democrática del Congo, Sri Lanka, Sudán y Zimbabue. Francia. Junto con Alemania y el Reino Unido ocupa los puestos mundiales tercero, cuarto o quinto en cuanto al valor de sus exportaciones en armas convencionales. Entre los clientes más importantes de Francia figuran Singapur, los Emiratos Árabes Unidos, Grecia, otros socios de la OTAN, Oriente Medio y el Norte de África y los países francófonos. Suministró armas, municiones y equipos afines al régimen de Gadafi, munición y blindados a Egipto y al Chad, y munición a Siria entre 2005 y 2009.
    Alemania. Aunque no es miembro permanente del Consejo de Seguridad, es líder económico de la UE y actor importante en la ONU, es uno de los mayores exportadores de armas de la UE a Oriente Medio y el Norte de África. El resto de sus clientes clave incluye a Sudáfrica, Grecia, Turquía y otros socios de la OTAN, así como algunos países de Asia y de Latinoamérica. Suministró vehículos blindados a Yemen y al régimen libio de Gadafi, así como armas pequeñas a Bahréin y a Egipto. También ha suministrado armas pequeñas y munición a Guatemala y Filipinas.
    Rusia. Es el segundo país comerciante de armas. Entre sus principales clientes figuran la India, Siria, Argelia, Myanmar, Venezuela, Sudán y muchos Estados africanos. Sin embargo, su industria armamentista se ha rezagado en tecnologías clave y grandes clientes. Rusia ha suministrado armas a varios países donde existe un riesgo sustancial de que se empleen para cometer violaciones graves de derechos humanos.
    Reino Unido. Los principales clientes del Reino Unido incluyen a Estados Unidos, la India, Arabia Saudí, Sudáfrica y otros socios de la OTAN. También es un importante exportador a otros países de Oriente Medio y el Norte de África, y del África Subsahariana. Envió armas a Sri Lanka conociendo su represión.