• Noticias

    El Monte Carmelo y Elías

    Cultura y Vida | Lic. Pedro B. Grullon Torres, LMSC  
    El Monte Carmelo y Elías 
    (NUESTRA SENORA DEL CARMEN)
      
    El titulo, la advocación Virgen del Carmen viene de Carmelo. El Carmelo es una cadena montañosa de Israel que , partiendo de la región de Samaria, acaba en el mar Mediterráneo, cerca del puerto de Haifa, que es el mayor de los puertos marítimos internacionales de Israel.
    Las cuevas del Monte fueron declaradas por la UNESCO en 2012 “patrimonio de la humanidad”.
    Las montañas palestinas tienen sus recuerdos teofánicos (las manifestaciones de Dios), que las convierten en cumbres sagradas y místicas. Pero la más sugestiva es el Monte Carmelo. Este nombre deriva de la palabra Karmelo o al-karem (o Hakkarmel), de la Biblia Hebrea, que significa lugar de jardín. Y en el libro del profeta Isaías se menciona como un lugar de gran fecundidad, belleza, generosidad y riqueza de gracia. Era el lugar predilecto de refugio del profeta Elias.
    En el Antiguo Testamento, según relato del capítulo 18 del primer libro de los Reyes, es ahí donde el profeta Elías demuestra que el Señor es el verdadero Dios. El altar había sido totalmente destruido, por lo que Elías reúne 12 piedras (una por cada tribu de Israel) con las cuales lo repara. Era el altar edificado en tiempos de los jueces y llamado “Altar de Karmel”. Una tradición piadosa sostiene que, desde los días del profeta Elías y Eliseo (siglo 1X ac.), hubo en aquella zona hombres de oración que vivían en soledad la búsqueda de Dios. Luego personas que llevaban el estilo de vida de los profetas Elías y Eliseo decidieron levantar un templo a la Virgen María en la cumbre del Monte Carmelo con el deseo de vivir en esa montaña la vida de entrega al Señor, en el lugar mismo donde Elías viera la nube que figuraba la fecundidad de la Madre de Dios. La orden carmelita fue fundada en el Monte Carmelo en el siglo XII. Así comenzó en el Carmelo la vida carmelita. Estos religiosos se llamaron Hermanos de Santa María del Monte Carmelo, y pasaron a Europa en el siglo XIII.

    La familia carmelitana
    La orden fue aprobada por Inocencio 1V el primero de octubre de 1247, bajo el generalato del inglés San Simon Stock, sexto superior general de los carmelitas. A él se debe el cambio estructural de la orden pasando del eremitismo originario y entrando a formar parte de las ordenes mendicantes o de apostolado. El 16 de julio de 1251, la Virgen María se apareció a ese su fervoroso servidor, y le entregó el hábito y escapulario que había de ser su signo distintivo.
    La advocación del Carmen da nombre a los que se llaman Carmen, Carmela o Carmelo y el onomástico se celebra el 16 de julio.
    El convento del Monte Carmelo tiene un nombre evocador: “stella maris (estrella del mar)”. Es un hermoso edificio cuadrangular a 500 metros de altura sobre el nivel del Mar Mediterráneo en la ciudad de Haifa.
    El centro del convento lo ocupa el santuario de la Virgen del Carmen. En el altar mayor de esta hermosa iglesia en cruz griega, o sea formada por cuatro partes de igual medida, se venera la estatua de la Virgen del Carmen, obra de un escultor italiano en 1836. Además de carmelitas de la antigua observancia -rama originaria de la Orden de los carmelitas-, hay carmelitas ermitaños, descalzas y descalzos, de la orden terciaria, carmelitas seglares...
    A mediados del siglo XII, un grupo de devotos de Tierra Santa procedentes de occidente, algunos de Italia, decidieron instalarse en el mismo valle que sus antecesores y escogieron como patrona a la Virgen María. Allí construyeron la primera iglesia dedicada a Santa María del Monte Carmelo, y dieron origen a la advocación “Nuestra Señora del Carmen”.
    En el año 1209, el patriarca de Jerusalén, Alberto, les entregó una regla que sintetiza el ideal del Carmelo: vida contemplativa, meditación de la Sagrada Escritura y trabajo. ADH 791.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...