• Noticias

    La elección de los Siete

    Lectura Orante / P. Marcos Plante, MSC 


    La elección de los Siete
    Teniendo a mano su biblia en Hechos 6,1-7, léase el texto despacio y nótese las palabras y expresiones que llaman la atención del lector.
    1º Interpretación del texto: Hasta ese momento, los apóstoles se han dedicado a evangelizar las regiones de Judea y de Samaría, pero el rechazo de las autoridades judías y el comienzo de persecución obligan algunos de los discípulos a emigrar hacia Antioquía de Siria, en donde se forma una comunidad mixta entre judíos llamados helenistas (de habla griego) y los judíos de Jerusalén.
    La mezcla no resultó favorable a las viudas de habla griego, pues se daba la preferencia a las viudas venidas del territorio judío. Una tradición se había establecido de celebrar la Eucaristía en el ambiente de una comida compartida. San Pablo hablará más tarde de la mala distribución de los alimentos en unas Eucaristías: mientras algunos comen hasta hartarse, otros pasan hambre.
    El problema, en este episodio, era que se atendía de preferencia a las viudas venidas de Jerusalén, mientras se descuidaban a las viudas helenistas que se habían convertido más recientemente. El problema se les presentó a los apóstoles.
    Aquí empieza una segunda fase en el desarrollo de la Iglesia primitiva. Los apóstoles necesitaban dedicarse a la evangelización; simplemente el tiempo no se les alcanzaba para el servicio de las mesas. Por eso resolvieron abrir el abanico de los servicios comunitarios a unos laicos que, en un primer momento, debían dedicarse al servicio de las mesas. El servicio se ira diversificando luego, pues algunos enseñarán y catequizarán. Se eligió a siete dándose los nombres de cada uno. Téngase en cuenta que siete en la biblia significa una cantidad indeterminada. Puedo estar incluido entre los Siete elegidos. Se trata de un paso importante en la fundación de la Iglesia. Se incluye en la evangelización a los laicos, cada uno según su carisma. Conoceremos, luego, el carisma de Esteban, uno de los siete elegidos.
    2º Meditación: La Iglesia sigue formándose en la actualidad y necesita, a través de los tiempos, de constante transformación y adaptación a los ambientes. Entre nosotros han surgidos muchas vocaciones de laicos dedicados a la evangelización, tanto en el anuncio de la palabra de Dios como en el servicio de la caridad. Hoy día, se dice que todo bautizado debe encontrar su puesto en la evangelización según su carisma. Muchos campos de acción evangelizadora quedan abiertos, como la catequesis, la familia, los servicios de caridad, la atención a los inmigrantes… Yo escojo mi campo de acción y estoy orgulloso de servir en la Iglesia según mi capacidad.
    3º Oración: El Señor es mi pastor. Me preparas un banquete para envidia de mis adversarios, perfumas con ungüento mi cabeza y mi copa reboza. Tu amor y tu bondad me acompañan todos los días de mi vida; y habitaré por siempre en la casa del Señor. Sal 23, 4-5. Señor, tú cuidas de todas las criaturas con amor y bondad, haz que yo también pueda estar al servicio de esta humanidad que tanto amas.
    4º Contemplación: Yo me acomodo alrededor de la mesa donde están reunidos los primeros cristianos para la Eucaristía. Noto, a mi derecha, a los judíos de habla arameo que han originado la evangelización a Antioquía, y a mi izquierda, a los judíos de habla griego llamados helenistas que se consideran defraudados porque no se les reserva la misma consideración. Sus viudas no reciben el mismo cuidado que las viudas venidas de Jerusalén. Veo los apóstoles preocupados por el asunto y deciden de común acuerdo de promover nuevos ministerios para la evangelización. Se inaugura el grupo de los Siete. Yo estoy entre ellos, contento de servir a la mesa. ADH 817

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...