• Noticias

    El Herodes de la Biblia

    Biblia | P. William Arias 

    El Herodes de la Biblia  
    En las lecturas litúrgicas del tiempo de la navidad, un personaje bíblico que se asoma y del que escuchamos bastante es Herodes, que también aparece a lo largo de la vida pública de Jesús y en el relato de la pasión de Lucas.
    Lo primero es que el nombre se les atribuye a varias personas. En Mateo 2 y Lucas 1,5, es el rey Herodes el grande, llamado el Idumeo, es decir no era de origen judío; primero fue nombrado estratega por el César de Roma, luego el general Antonio lo nombra Tetrarca del territorio judío y en los años 40-37 a. C., fue elevado a rey estando en Roma. Hacia el año 37 a. C., ocupa Jerusalén, extermina la casa de los Hasmoneos, quienes tenían control del sacerdocio. Su reinado se distingue por una vasta actividad constructora, pues fundó ciudades, fortalezas, embelleció las ciudades antiguas, reconstruyó el templo  de Jerusalén, su labor constructora la llevó más allá de la palestina. Era muy de la cultura griega pero no quiso helenizar a Israel, respetó la idiosincrasia del pueblo judío, pero varios incidentes que se dieron en sus obras de construcción, su vida privada, su favor a la cultura griega y la exigencia tributaria excesiva para sus obras, fueron elementos para soportarle a regañadientes. Fue muy astuto políticamente, de ahí su nombre de ´´Herodes el grande´´, muere en el año 4 d.C.
    Otro Herodes es el llamado ´´Herodes Antipas´´, hijo menor de Herodes el Grande, quien gobernó Galilea y Perea y heredó el título de tetrarca; se casó con una princesa árabe la cual abandonó por Herodías esposa de su hermano, era astuto y codicioso, pero era judío ortodoxo, pues peregrinaba todos los años a Jerusalén, hizo reconstrucciones como su padre, tales como en la ciudad de Séforis, Livia y Tiberíades. Intercedió por los judíos lo que le trajo la enemistad con el gobernador Pilato. Es quien hace apresar y ejecutar a Juan el Bautista (Mc 6,14-29), pensó que Jesús era el Bautista resucitado. En el relato de la pasión de Lucas, Pilato por ser Jesús Galileo le manda a él, quien en principio muestra interés por Jesús, pero luego ante el mutismo de Cristo quiere ridiculizarlo (Lc 23,8-12), fue desterrado por el emperador Calígula a Lyon y se ignora la fecha de su muerte. En el evangelio de Marcos es que se le llama rey.
    Los ostros Herodes que encontramos en la Biblia están en los Hechos de los Apóstoles, cuyos nombres eran Marco Julio Agripa Herodes I y II, conocidos como los reyes judíos Agripa I y Agripa II. El primero acusa a Herodes Antipas de traición y el emperador Calígula le hace rey de las tetrarquías de Herodes y luego el emperador Claudio extiende su reinado, siendo rey de toda la palestina. Quiso observar la ortodoxia judía, buscando el favor popular, de ahí sus medidas contra el cristianismo naciente (Hechos 12,1-7), intentó no depender tanto de roma, organizó espectáculo de teatro y gladiadores y murió repentinamente en Cesarea  en el 44 d.C. (Hechos 12,20-23). Agripa II, el hijo del anterior, nació y se educó en Roma; en el año 53 d.C., es que ocupa el reinado de las tetrarquías y el emperador Nerón extiende su reino; es en su época cuando se termina la reconstrucción del templo comenzada por Herodes el Grande (62-64 d.C.) y estalla la guerra judía (66-70 d. C.), en la que toma partido por Roma. Su vida privada era escandalosa, es mencionado en el proceso de Pablo ante el gobernador Festo (Hechos 25,13-26,32). Se discute el año de su muerte.
    Tal vez teológicamente los dos primeros Herodes, ubicados en los evangelios, merezcan más nuestra atención por el papel que desempeñan ante la presencia de Jesús; el primero (Herodes el Grande), que se convierte en fuerte amenaza de intento de destruir al niño Jesús y el segundo que cobardemente asesina al precursor del Mesías: Juan el Bautista y aparece como un payaso en la hora fuerte de Jesús que es su pasión y muerte. ADH 831.

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...