• Noticias

    COP25: Cumbre climática de Madrid

    Ecología Integral | Jovanny Kranwinkel. jovannyk@gmail.com


    COP25: Cumbre climática de Madrid

    La Iglesia Católica ha venido participando cada vez más en las Cumbres Climáticas y así lo hizo en este vigésimo quinto (25) período de sesiones de la Conferencia de los Estados Parte en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Madrid, España, del 2 al 13 de diciembre de 2019.

    El Papa Francisco envió un mensaje a los participantes dirigida a la Sra. Carolina Schmidt, Ministra de Medio Ambiente de Chile, presidente de la COP25. Originalmente esta cumbre sería celebrada en Chile, pero la situación política e inseguridad hizo que se celebrara en Madrid.

    El Papa en su mensaje refleja la preocupación que muchos tenemos en la Iglesia Católica sobre la situación ambiental en el planeta y con la esperanza que los países se pongan nueva vez de acuerdo para lograr acciones globales que concienticen el cambio de cultura que la sociedad debe tener.

    El Papa Bergoglio recuerda que en el 2015 se firmó el Acuerdo de París con varias decisiones pero que: “Lamentablemente, después de cuatro años, debemos admitir que esta conciencia sigue siendo bastante débil, incapaz de responder adecuadamente a ese fuerte sentido de urgencia de acción rápida que exigen los datos científicos de que disponemos. Estos estudios muestran que los compromisos actuales de los Estados para mitigar el cambio climático y adaptarse a él distan mucho de ser los que realmente se necesitan para alcanzar los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

    Y hace una afirmación lamentable: “¡Demuestran lo lejos que están las palabras de las acciones concretas!”.

    Muchos miramos estos encuentros con escepticismo, porque los países que más contaminan no logran ponerse de acuerdo para reducir las emisiones que alteran el clima mundial. De hecho, las primeras noticias que salieron de esta cumbre no fueron muy alentadoras.

    Sin embargo, el texto es generalmente muy circular, es decir, no hay una declaración clara, ni una sola frase que apele al esfuerzo de los países para presentar planes de reducción de sus emisiones más ambiciosos el año próximo.”, escriben algunos medios internacionales de prensa como la agencia REUTERS.

    El Secretario de Estado Vaticano el Cardenal Pietro Parolín fue enviado por el Papa Francisco como su representante. Hizo un llamamiento a todos los jefes de Estado: “Aquí hay que subrayar la urgencia de dar seguimiento a las decisiones tomadas en París y en las demás COP, sobre todo la COP de Katowice del año pasado, y tomar acciones concretas para que de verdad se pueda dar respuesta a los problemas climáticos de hoy”.

    El Cardenal ha reconocido que “prácticamente, el papa Francisco ha tomado el liderazgo en favor de esta Casa común, de la ecología integral”.

    En el texto de su misiva el Papa presenta una seria preocupación por la situación política en cuanto a la solución de los impactos que generan cambios climáticos. Es clara su postura cuando dice: “Desde esta perspectiva, debemos preguntarnos seriamente si existe la voluntad política de destinar con honestidad, responsabilidad y coraje, más recursos humanos, financieros y tecnológicos para mitigar los efectos negativos del cambio climático, así como para ayudar a las poblaciones más pobres y vulnerables que son las más afectadas. Numerosos estudios nos dicen que todavía es posible limitar el calentamiento global. Para ello necesitamos una voluntad política clara, previsora y fuerte, decidida a seguir un nuevo rumbo que apunte a reorientar las inversiones financieras y económicas hacia aquellas áreas que realmente salvaguarden las condiciones de una vida digna de la humanidad en un planeta sano para hoy y para mañana.”

    Al final el Papa espera que los países se pongan de acuerdo en pro sobre todo de las generaciones recientes y los jóvenes que no tienen la culpa de que no nos hayamos puesto de acuerdo.

    “No debemos cargar a las próximas generaciones con los problemas causados por los anteriores. Debemos darles, en cambio, la oportunidad de recordar a nuestra generación como aquella que renovó y actuó -con conciencia honesta, responsable y valiente- la necesidad fundamental de colaborar para preservar y cultivar nuestra casa común. ¡Ojalá podamos ofrecer a la próxima generación razones concretas para esperar y trabajar por un futuro bueno y digno! Espero que este espíritu anime el trabajo de la COP25, a la cual deseo mucho éxito.”

    Una integrante de nuestra Pastoral de Ecología, la Dra. Solhange Bonilla, participó en la COP25 ya que pertenece a la Comisión Nacional de Cambio Climático de nuestro país y nos compartirá en futuras entregas los puntos en los que el país se comprometió en esta versión de la Cumbre Climática.
    Que al inicio de este año 2020 podamos enmendar los errores y las omisiones cometidas en el 2019. ADH 841.
    ____________________________________________
    Quien suscribe es el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.


    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...