• Si tan sólo pudiera ver…

    Meditación | Sor Mayerly García Esteban, EMSS   


    Si tan sólo pudiera ver…

    Había un hombre ciego[1], al cual Jesús movido a compasión, “le toma de la mano”, “le lleva” y “le toca”, con su propia saliva, y progresivamente aquel hombre recobra la vista.

    ¡Qué ternura la de Jesús!, sólo imagina a Jesús que te toma a ti de su mano y te lleva, toca con tanta delicadeza tu herida y te sana. ¿Qué le dirías? ¿Qué harías?, faltarían libros para expresar cuánta maravilla experimenta el alma, el ser, la propia vida.



    ¿Sabías que fuiste tocado en el sacramento del bautismo? Tu Padre del cielo te hizo su hijo/a, él te eligió pensando en que verías cosas maravillosas durante el recorrido de tu existencia. Siendo un bebé, no se alcanza a dimensionar este portentoso sacramento y es por eso que la Iglesia, quien te dio a luz en la pila bautismal[2], o como sencillamente sucede en los campos, “en la ponchera o fuente”, te lleva de su mano, te conduce por un camino de fe llamado sacramentos y te hace maduro/a en la fe, para que des testimonio de su amor.



    En la Provincia de Samaná, al noreste de la isla, desarrollamos nuestra misión las Hermanas Esclavas Misioneras del Santísimo Sacramento, y allí, una de nuestras principales tareas es la concientización del bautismo, formación doctrinal, humana y catequista. Comprender la cultura e idiosincrasia y la forma en que se lleva a cabo la pastoral, hace parte de este bello servicio, pues como tomadas por mano de Jesús, y traídas desde Colombia a este lugar, también nosotras vamos siendo curadas mientras Jesús toca y cura a sus demás hermanos.

    A finales de febrero se celebra el sacramento de la Confirmación para 80 personas entre ellos niños, adolescentes, jóvenes y adultos, y algo en lo que personalmente he insistido es que la confirmación, es “la prolongación, la perfección del bautismo”, es la “renovación de las promesas bautismales”[3], que padres y padrinos hicieron por cada uno de nosotros y que ahora maduramente ellos renovarán a conciencia.

    Entramos también al tiempo especial de la “Cuaresma”, un tiempo en el que la Iglesia, como sabia Madre, nos permite renovar el bautismo. Cuarenta días en los que Jesús nos llevará de su mano a recorrer la propia vida, para curarnos si se lo permitimos; así, para el Triduo Pascual, estaremos dispuestos a repetir Sí renuncio, Sí creo, confirmaremos una vez más lo que padres y padrinos se comprometieron por nosotros en el día de nuestro bautismo y a lo que cada uno de nosotros maduramente en la fe expresamos el día de la Confirmación.

    Así Jesús, tierna y compasivamente, tocando nuestras heridas nos ayudará a ver de manera progresiva: primero como árboles y después los seres que él puso junto a nosotros y en el que cada uno muestra una expresión diferente de Su hermosa presencia.

    ¡Si tan sólo pudiera ver!

    Sor Mayerly García Esteban, Esclava Misionera del Santísimo Sacramento



    [1] Marcos 8,22-26
    [2] San Cirilo: «Nacen y mueren en el mismo instante y la misma onda saludable se convierte para vustedes en sepulcro y madre» (n. 20, Mistagógica 2, 4-6: PG 33, 1079 – 1082)
    [3] Cfr. SC 71; Catec. n. 1298

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    REFLEXIONES

    REFLEXIONES

    QUIENES SOMOS

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    AMIGO DEL HOGAR

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    GUIA MENSUAL | JUNIO 2020

    GUIA MENSUAL  |   JUNIO 2020

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA

    IMPRENTA - EDITORA - REVISTA