• Noticias

    jueves, 26 de noviembre de 2020

    Dos años en Éfeso

    Lectura Orante | P. Marcos Plante, msc



    Dos años de Pablo en Éfeso

    Pablo se quedó en Éfeso durante dos años entre éxitos y fracasos, siempre constante en su misión. Léase con atención y gozo la experiencia de Pablo entre los Efesios. Hechos 19, 8-12.

    1° Interpretación del texto:

    La primera preocupación de Pablo fue siempre la evangelización de los judíos, sus compatriotas. Durante tres meses, todos los sábados, él se iba reuniendo con ellos en la sinagoga tratando de convencerlos acerca del reino de Dios. Algunos se dejaron convencer, pero algunos, tercamente, no quisieron creer y peor todavía, hablaban mal del Nuevo Camino. El Camino, palabra frecuente en los salmos y proverbios, es el nombre que se le daba al movimiento del Mesías Jesús el nazareno para subrayar una manera nueva de vivir y de proceder para el Reino de Dios. Entonces, frente al rechazo, Pablo tuvo que apartarse de la sinagoga y se llevó los creyentes a la escuela de un no judío llamado Tirano. Allí durante dos años, todos los días, habló del reino de Dios de modo que todos los habitantes de esta provincia de Asia tuvieron la oportunidad de oír el mensaje del Señor. De modo admirable, el mensaje iba acompañado de grandes milagros. La gente se sanaba oyendo a Pablo, y tanto se manifestaba su poder de sanación que hasta los pañuelos o las ropas que habían sido tocados por su cuerpo eran llevados a los enfermos y estos se curaban, hasta los espíritus malignos salían de ellos.

    2° Meditación:

    La misión de Pablo en Éfeso lo describe con toda su audacia y sabiduría. Los obstáculos no lo detienen; si la sinagoga lo rechaza, él invita a los creyentes a la escuela donde puede hablar libremente durante dos años con grandes logros a favor del Nuevo Camino. Tal vez, nosotros no podemos repetir les milagros de Pablo, pero podemos repetir sus enseñanzas sobre el reino de Dios y siempre el Espíritu Santo obrará sus maravillas. Algunos nos desanimamos o abandonamos una obra de caridad porque la gente no corresponde con fervor, sin embargo, si perseveramos, el Espíritu no dejará sin fruto los esfuerzos movidos por la fe.

    3° Oración:

    Feliz el hombre que no va por el camino de los pecadores, sino que pone su confianza en la ley del Señor y en ella medita día y noche. Ese hombre es como un árbol plantado a la orilla de un río que da su fruto a su tiempo y jamás se marchitan sus hojas. ¡Todo lo que hace, le sale bien! Salmo 1, 1-3. Lo reconozco sinceramente Señor, los que se dedican al anuncio del reino de Dios, reciben la ayuda inmensa del Espíritu que no defrauda a los creyentes. Dame la fortaleza de promover este Nuevo Camino que conduce a la salvación del mundo.

    4° Contemplación:

    Acompaño a Pablo en la misión de Éfeso. Me animo junto con él a enseñar el Nuevo Camino acerca del reino de Dios que Jesús inició en su vida mortal con los discípulos. Me admiro cuando veo los milagros que se realizan en la actividad de Pablo, y al mismo tiempo, veo el entusiasmo de los creyentes experimentando la misericordia del Señor. Los judíos que lo han rechazado de la sinagoga se quedan con su rabia, no obstante, el reino de Dios va progresando. ADH 841

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Evangelización

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares