• Noticias

    sábado, 23 de enero de 2021

    Relación de confianza con el enfermo

    Evangelización | Redacción Amigo del Hogar

     


    La relación de confianza, fundamento del cuidado del enfermo

     

    La enfermedad siempre tiene un rostro, incluso más de uno: tiene el rostro de cada enfermo y enferma; pero también tiene el rostro de quienes se sienten ignorados, excluidos, víctimas de injusticias sociales que niegan sus derechos fundamentales, como dice la Carta encíclica Fratelli tutti, del papa Francisco.

     

    Esos rostros de hombres y mujeres de hoy, los contemplamos especialmente en la pandemia, pues ella ha sacado a la luz las insuficiencias de muchos sistemas sanitarios y las carencias en la atención a esos rostros, de personas más débiles y vulnerables, los ancianos que “no siempre tienen garantizado el acceso a los tratamientos, y no siempre es de manera equitativa”, como afirma el papa en el Mensaje para la Jornada Mundial de los Enfermos, a celebrarse en febrero.

     

    La pandemia desata crisis y también generosidad

     

    Esta crisis sanitaria se puede leer desde dos perspectivas claves: la pandemia desata crisis, por la insuficiencia de las respuestas a tanto dolor y abandono, tanta gente amenazada de muerte, sin que podamos controlar la situación; pero también pone de relieve la generosidad y entrega de quienes trabajan en las áreas de la salud corporal y espiritual.

     

    Una multitud silenciosa de hombres y mujeres que han decidido mirar esos rostros, haciéndose cargo de las heridas de los pacientes, que sentían prójimos por el hecho de pertenecer a la misma familia humana

     

    Son los agentes sanitarios, voluntarios, trabajadores y trabajadoras, sacerdotes, religiosos y religiosas que, con profesionalidad, abnegación, sentido de responsabilidad y amor al prójimo han ayudado, cuidado, consolado y servido a tantos enfermos y a sus familiares: “Una multitud silenciosa de hombres y mujeres que han decidido mirar esos rostros, haciéndose cargo de las heridas de los pacientes, que sentían prójimos por el hecho de pertenecer a la misma familia humana”, escribe el Papa.

     

    El bálsamo de la cercanía

     

    Y en este punto, el Papa destaca que la cercanía humana, “es un bálsamo muy valioso, que brinda apoyo y consuelo a quien sufre en la enfermedad”.

     

    “Como cristianos, vivimos la projimidad como expresión del amor de Jesucristo, el buen Samaritano, que con compasión se ha hecho cercano a todo ser humano, herido por el pecado. Estamos llamados a ser misericordiosos como el Padre y a amar, en particular, a los hermanos enfermos, débiles y que sufren (cf. Jn 13,34-35)”.

     

    En este contexto, Francisco recuerda la importancia de la solidaridad fraterna, que se expresa de modo concreto en el servicio y que puede asumir formas muy diferentes, todas orientadas a sostener al prójimo: «Servir significa cuidar a los frágiles de nuestras familias, de nuestra sociedad, de nuestro pueblo».

     

    En este compromiso -continúa el Papa- cada uno es capaz de “dejar de lado sus búsquedas, afanes, deseos de omnipotencia ante la mirada concreta de los más frágiles y buscar la promoción del hermano”.


    Fuente: Mensaje Jornada Mundial del Enfermo 2021



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares