• Noticias

    martes, 16 de febrero de 2021

    Mensaje Superiores/as Mayores CONDOR


    Conferencia Dominicana de Religiosos y religiosas CONDOR




     

    LX Asamblea de Superiores/as Mayores

    celebrada los días 12 y 13 de Febrero del año

    en curso en modalidad Virtual

     

    MENSAJE FINAL

    De la LX Asamblea de Superiores Mayores y delegados de la CONDOR

     

    Alegría, Paz y Fortaleza, así inició la presidenta de la CONDOR, Sor Carmencita Ferrer, sus palabras de acogida a nuestra asamblea anual, realizada por primera vez de modo virtual.  Carmencita expresó su Alegría de encontrarnos luego de un año de no pocas tribulaciones. Nos deseaba la paz y la fortaleza a todos los superiores, religiosos y religiosas que navegamos en esta misma barca. La pandemia nos ha afectado, pero también hemos salido fortalecidos. Seguimos fieles, con esperanza, hemos vivido experiencias traumáticas, pero la fortaleza nos ha sacado a flote. Hemos tenido que aprender a ser creativos, solidarios, muy resilientes, dejar cosas y abrirnos a nuevas gracias. Se nos ha triplicado el trabajo, pero continuamos con fe más sólida, más aterrizada. Aún así, necesitamos orientarnos.

     



    Necesitamos como CONDOR orar juntos, dialogar y orientarnos por dónde quiere el Señor que caminemos en este segundo año de pandemia. Con este propósito nos reunimos toda la mañana en un conversatorio con la Hna. Jolanta Kafka Mc, Superiora General de las Misioneras Claretianas y el P. Arturo Sosa sj, Superior General de los Jesuitas, ambos presidentes respectivamente de la UISG y la USG en Roma.

     

    Para abrir el diálogo los invitados respondieron a cuatro preguntas iniciales sobre el capítulo segundo de la Fratelli Tutti, Un extraño en el camino: ¿Cómo ilumina a la Vida Religiosa este capítulo? ¿Qué buena noticia trae este capítulo a la Vida Religiosa? ¿Cuáles son las exigencias que nuestros pueblos hacen a la Vida Religiosa y qué podemos responder? Y por último ¿Cómo ser buen samaritano teniendo en cuenta la realidad de nuestra Vida Religiosa?

     




    El diálogo fue bastante fluido, alternándose Arturo y Jolanta en las respuestas, junto con las reacciones de la asamblea. Resaltamos los siguientes aspectos que iluminan el camino de una Vida Religiosa Samaritana en estos tiempos que vivimos:

    ∙ Lo propio de la Vida Religiosa es hacerse cargo de la realidad. El dilema frente al herido del camino es pasar de largo o hacernos cargo. 

    ∙ Como Vida Religiosa nos corresponde preocuparnos por las víctimas del asalto, aunque los heridos del camino sean la mayoría de la humanidad. Lo trascendente que nos relaciona con Dios es ser hermanos/as de todos y no hay fronteras que impidan esto. 

    ∙ La encíclica es un instrumento para el discernimiento personal y comunitario, porque pone orden a las prioridades, añade una luz al tema de la experiencia de Dios.

    ∙ La verdadera adoración que podemos hacer como Vida Religiosa es compadecernos, desplazarnos de nuestro ego, poder detenernos en el camino para salir al encuentro de los otros. Y lo propio de nosotros es tener a Jesucristo en el centro, quien es la fuerza de esa compasión, Jesús encarnado, hecho historia, con los pies en el suelo.

    ∙ Por otro lado, la Vida Religiosa puede ser tentada de convertirse en un modo de no ver, de estar muy distraídos en lo nuestro, como el sacerdote y el maestro de la ley.

    ∙ Las exigencias nos vienen de las situaciones dramáticas como la migración, la política.  Y lo que se nos pide es que seamos lo que somos y ahí vivir la vecindad, lo que esperan de nosotros es la calidad humana en esa proximidad.

    ∙ Para ser buenos samaritanos cuidarnos de la visión muy negativa de la fragilidad de nuestros institutos, en este momento. Arturo y Jolanta nos hicieron caer en cuenta que ninguna Congregación nació en situación de bonanza, que el mismo Jesucristo empezó con doce personas ¡y qué doce! En este sentido, la compasión verdadera no lleva al protagonismo, es con otro que se camina, para alentar procesos, animar la esperanza.





    Después de este diálogo y de despedir a nuestros facilitadores, la Asamblea continuó con más reacciones y subrayados. Nos resonó mucho que:

     

    ∙ Hay que empezar desde abajo, desde donde estamos y desde ahí desarrollar la sensibilidad.

    ∙ Atención a nuestra preocupación por el número de religiosos/as o situación adecuada de nuestras comunidades para poder detenernos en el camino. Lo importante es ser portadores de la compasión. No hay excusas para atender al herido del camino. Lo nuestro es hacernos cargo de la realidad, muy importante hacerlo con otros.

    ∙ Ha sido una invitación a la compasión discernida, al estilo de Jesús. Lo que nos marca es el seguimiento de Jesús que es lo que nos enamora.

     

    Nuestro segundo día de asamblea, estuvo dedicado a la socialización de los informes tanto económico como de la gestión realizada por la Directiva y su presidenta. Del tema económico se valoró el crecimiento en la organización de los asuntos administrativos. En cuanto a lo realizado por la directiva, el informe daba cuenta de lo que pudimos vivir como CONDOR. Se puede destacar: el apoyo a las hermanas Dominicas del Rosario en el acompañamiento a las familias campesinas de El Seibo. Se ponderó, la última actividad realizada, antes de la cuarentena, el Viacrucis por la democracia que suscitó una amplia participación. Durante la pandemia se mantuvo la preocupación por la solidaridad ante las situaciones que surgieron por la crisis sanitaria.

     

    También se dialogó ampliamente sobre la situación actual del CIFRE, los caminos que se abren para hacer frente a los desafíos que las y los jóvenes en formación enfrentan, así como los deseos de esta asamblea para ofrecer una formación más adecuada dentro de una visión que siga siendo intercongregacional e intercultural. De este conversatorio surgió la necesidad de reactivar la Comisión de Formación de la CONDOR.

     

    En las palabras finales nuestra Hermana Carmencita destacó que: en esta asamblea nos hemos nutrido para vivir este año con la fe fortalecida y la esperanza bien cimentada. Tenemos que revalorizar la presencia de Jesús en nuestras vidas, su compañía y asistencia. Es muy importante  creer en la necesidad de ir juntos/as.

     

    Terminamos llenos de gratitud por esta convocación, por todo lo que tenemos entre manos, por la disposición de cada uno y por cada Congregación que viene con nosotros.

     

    Superiores y Superioras Mayores de la

    Conferencia Dominicana de Religiosos y Religiosas (CONDOR)

     

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Fe y Vida

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares