• Noticias

    miércoles, 5 de mayo de 2021

    Aparecida nos invita a la Misión


    Entrevista | Amigo del Hogar





    Cecilio de Lora, SM*
    "Aparecida nos invita a la Misión Continental"


    El 3 de abril, en el silencio del Sábado Santo falleció el padre Cecilio de Lora, testigo de Medellín, como indicaba la noticia aparecida en Noticelam, el día 4. Lo recordamos con esta entrevista que concedió a la revista Amigo del Hogar.


    El padre marianista Cecilio de Lora, acompañó a los MSC en su retiro anual de 2010, en el contexto del Jubileo para celebrar los 75 años de nuestra presencia misionera en el país. Le sugerimos una reflexión sobre el Documento de Aparecida. El sugirió tres puntos con relación a Aparecida”. Ofrecemos a nuestros lectores sus sugerencias con relación a este momento de la Iglesia latinoamericana y caribeña.

     

    Cambio de Época

    El primer tema: Aparecida señala que vivimos un cambio de época. En el n. 44 y en los siguientes, indi­ca incluso las dimensiones de este cambio de época: en el orden político, económico, social y sobre todo, cultural. Insiste mucho Aparecida en esta dimensión cultural del cambio de época que, dice en un número, ha traído una gran confusión entre los cristianos: el cambio de mentalidad; y he ahí un primer punto que es muy fácil desarrollarlo, basta con seleccionar los números (he citado el 44 como el más importante), pero en torno a él hay otros números que hablan del cambio de época.

     

    Crisis de Iglesia, cristo pragmatismo

    El segundo tema que se deriva del cambio de época, es que hay una profunda crisis de Iglesia y esto lo dice el mismo Benedicto XVI cuando visitó América Latina en 1996, en un Congreso que hubo en Guadalajara, México, con los responsables de las Comisiones de Fe de toda América Latina. Allí está citado textualmen­te el n. 12 de Aparecida. El Cardenal Ratzinger señala como la gran amenaza de la vida de la Iglesia el cristo pragmatismo, en la vida ordi­naria de la Iglesia, en el cual apa­rentemente todo sigue normal, pero -añade el Papa- la fe se va degene­rando y va volviéndose mezquina, se vuelve mezquindad... Este número, muy duro, muy fuerte, está haciendo en este momento correr cantidad de tinta en los documentos y revistas de la Iglesia. El trabajo del Padre Boulard, jesuita egipcio sobre las diez plagas de la Iglesia hoy día, diez difi­cultades; la respuesta de Federico Carrasquilla, el trabajo de Leonardo Boff una parte de las separatas de Vida Nueva, dedicada justamente al tema Hacia dónde va la Iglesia, de un dominico teólogo español, etc.

     

    Toda esta crisis de la Iglesia, que el Papa la define como el cristo pragmatismo de la vida cotidiana de la Igle­sia, encuentra en el n. 362 de Apa­recida, una respuesta también muy estimulante y muy exigente: La Igle­sia necesita una fuerte conmoción que le impida instalarse en el estanca­miento, en la comodidad, en la tibie­za, etc. Dice textualmente: "Necesita­mos un nuevo Pentecostés, que nos lleve a renacer en la esperanza y en la alegría". Por tanto, el segundo tema la crisis de la Iglesia. Y sobre esto, hoy día hay muchos escritos.

     

    Recomenzar desde Cristo

    Y el tercer tema seria la respuesta misma que Benedicto XVI da a esta preocupación. En el mismo n. 12 de Aparecida, después de haber citado lo que dijo en Guadalajara, México, el documento recoge unos párrafos del primer número de la primera Encícli­ca del Papa, Dios es Amor, de enero de 2007 y en ese inciso, tomado de la Encíclica, Benedicto XVI dice: Hay que recomenzar desde Cristo, sabien­do que el cristiano no lo es por una decisión ética, sino por el encuentro con una persona, con un acontecimiento que da un horizonte nuevo a su vida. Esto mismo lo encontramos luego en el n. 41 de Apareci­da, donde se añade que tenemos que recomenzar desde Cristo; la conno­tación muy interesante, muy importante, de la dimensión contemplativa: tenemos que recomenzar desde Cris­to, desde una visión contemplativa.

     

    En los números que se refieren a la vida religiosa, y concretamente en el 219, aparece también la expresión muy ciertamente subrayada de que la vida religiosa en América Latina y el Caribe hoy tiene que ser una vida discipular de seguimiento de Jesús, pero añade: apasionadamente discipular. Lo cual lleva complementariamente a que esa vida religiosa sea comunitaria y con­templativa. Todo esto en ese n. 219. He ahí los tres puntos que yo diría que pueden destacarse de Aparecida, unido esto entonces a la Misión Con­tinental. Aparecida nos invita a la misión continental, pero esta misión debería tener muy presente el cambio de época, la crisis de la Iglesia, y el recomenzar desde Cristo.

     

    Vaticano II y Teología de la Liberación

     

    Otro tema, un poco más adelan­te, tiene que ver con los 50 años del Concilio Vaticano II. Se inauguró en el año 1962 y concluyó en 1965. Con ese motivo del cincuentenario se están organizando también publicaciones, encuentros teológicos y pas­torales; hay que recordar ahí lo que dijo el Cardenal Carlo María Martíni jesuita de Milán, cuando le pregunta­ron a él si sería conveniente un tercer concilio y Martini dijo: No, sencillamente pongamos en práctica el segun­do concilio, porque todavía no ha sido de verdad inaugurado, vivido, etc. Entonces ¿cómo desarrollar a partir de aquí pequeños estudios históricos, exegéticos del Concilio? Sobre esto se está ya comenzando a escribir, se prepara un número de todas las revistas teológicas de América Latina sobre el tema del concilio.

     

    Yo lo veo de mucha importancia, teniendo en cuenta, un poco tangencialmente que ese cincuentenario coincide con los 40 años de las primeras publicaciones de la teología de la Liberación, que se incuba ya en Medellín, 1968; hay elementos muy claves en la Teología de la Liberación y luego, a partir de los años 70. Gustavo Gutiérrez es el primero que comienza escribir, pero llegan las obras de Juan Luis Segun­do, Leonardo Boff, Hugo Assmann... Me parece que ese tema de la coin­cidencia del Concilio y de la Teolo­gía de la Liberación puede resurgir y desde ahí actualizar esta teología que no ha muerto, simplemente está cambiando de rumbo; pero el espíri­tu de esta teología, descubrir al Dios de los pobres como Gutiérrez lo ha expresado aquí en Santo Domingo con motivo del V Centenario de la presencia de los Dominicos, me pare­ce excelente.

     

    · Entró a trabajar en el CELAM en 1965 al Departamento de Educación y Secretariado General. junto a Mons. Pironio). En la década de los 70 fue responsable de los Seminarios de renovación de la VR organizadas por la CLAR Mas tarde en los 80 se dedicó a tareas pastorales, así como de coordinación y formación en su Congregación (Compañía de María) en Colombia. Desde el 2002 se ocupa en el Ecuador de la animación de la vida sacerdotal (retiros a diócesis) y religiosa (CEA, formación ejercicios, etc).

     

    Publicado en Amigo del Hogar febrero 2011, año 70, n.743, pp. 6-7



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares