• Noticias

    martes, 1 de junio de 2021

    Nos compromete el amor


    Matrimonio y Familia | Amigo del Hogar

     



    Nos compromete el amor


     

    Parece que se ha puesto de moda en nuestra cultura el no tomar compromisos a largo plazo, en hacer espectáculos de las uniones y separaciones de los famosos; en proponer relaciones hasta que ambos se sientan bien y tener la tranquilidad de romper la unión con arreglos legales o de palabra que afectan no solo a ellos, sino también a la estabilidad de la familia como institución social. No todas las rupturas tienen estas cualidades, pero no dejan de ser frecuentes.

     

    En cuanto a los hijos son los que sufren muchas veces todo ese amargo proceso de incomprensión, de lejanía, y hasta son colocados como rivales al lado del esposo o la esposa, en contradicción con uno de sus progenitores, como si ellos fueran parte de la separación o divorcio que ellos pretenden. Ya se ha dicho mucho a los padres que los hijos no se divorcian, que los hijos los aman a ambos y que no deben entrar a tomar parte a favor de uno o de otro, sino que siguen siempre unidos a los dos, aunque tengan problemas entre sí.

     

    La misma celebración nos indica el sentido de esta promesa. Son tres pasos que definen muy bien cuál es el significado y el alcance de ese paso que está dando la pareja que contrae matrimonio sacramental. Son los siguientes:

     

    Monición y escrutinio (declaración de la intención de los novios): Donde el sacerdote pide a los novios que declaren sus intenciones con respecto a si comparecen por voluntad propia y en plena libertad de elección, si serán fieles el uno al otro, y si aceptarán tener hijos y educarlos de acuerdo a los cánones de la iglesia católica. La respuesta a este escrutinio se da por supuesto que será positiva, pero se les pregunta en comunidad, delante de la asamblea reunida, para manifestar la adultez, la responsabilidad, la libertad de quienes van a contraer matrimonio.

     

    Consentimiento y confirmación del consentimiento (intercambio de votos): Donde el sacerdote invita a la pareja a declarar su consentimiento a este matrimonio. La pareja da su consentimiento declarando sus votos matrimoniales. Aquí nos fijamos que el celebrante les pregunta, porque son ellos los que se están recibiendo como esposos. O ellos mismos se dicen uno al otro: Yo te quiero a ti, N, y prometo…

     

    Bendición y entrega de los anillos: Donde el sacerdote bendice los anillos matrimoniales. El anillo o alianza es también un signo que dice mucho lo que está ocurriendo en toda la realidad de la pareja. El anillo es un círculo sin principio ni fin. El amor tiene esa misma dimensión de totalidad, de fidelidad para siempre, no es un amor para ratos. El novio coloca el anillo de la novia en el dedo anular de ella, la novia coloca el anillo del novio en el dedo anular de él de esta manera haciendo patente su unión ante la congregación.

     

    Lo mismo podríamos agregar la entrega de las arras o monedas, ambos la reciben como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que van a compartir. Bienes materiales y espirituales que da el amor, y Dios es amor; bienes que se intercambian, como signo también de la fecundidad y la autodonación. Ambos entran en la misma realidad como signos del amor de Dios Padre en su Hijo Jesucristo, que los ha llamado a vivir en el amor y manifestarlo como signo de alianza y fidelidad ante el mundo.

     

    Imagen de

    <'https://www.freepik.com/photos/wedding'>



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares