• Noticias

    miércoles, 14 de julio de 2021

    Jesús nos invita a la responsabilidad


    Vocacionales | Osiris Núñez, msc




    Jesús nos invita a la responsabilidad

     

    Muchas veces nos preguntamos: cuando va acabar esta situación de pandemia? Después de tanto tiempo la paciencia humana empieza a desesperarse y con razón. Al principio nos arropó un miedo exagerado, llegando incluso a actitudes antievangélicas como el egoísmo y el individualismo; luego poco a poco, ese miedo fue diluyéndose y por las necesidades propias de la vida, pues salimos a las calles a nuestros compromisos ordinarios. Esto último no lo podemos catalogar como irresponsabilidad, pues las necesidades primarias de la persona deben ser suplidas de alguna manera. Y para el que no tiene todo asegurado en su hogar, es una obligación salir a buscársela.

     

    Sin embargo, en ese salir a la calle también una parte de la sociedad no lo ha asumido con responsabilidad y a aprovechado para dedicarse a realizar acciones irresponsables (Ej. los famosos teteos) y manifestar abiertamente una burla, un desprecio a las autoridades civiles, militares y de salud, que tratan de ayudarnos a sobrellevar esta situación. Por lógica, la consecuencia ha sido un aumento de los casos, llegando a saturar el sistema de salud de nuestra nación, y también sobrecargar el trabajo de todo el personal de salud que después de más de un año luchando contra la pandemia, pues se va agotando a nivel físico y emocional. Y esa actitud irresponsable se ha manifestado en el poco interés de recibir una vacuna que nos ayuda a combatir dicha enfermedad; pensaba que el pueblo iba abarrotar los centros vacunación y que se iban agotar ante la demanda; no ha sido así, pero ya vamos caminando con mayor conciencia en este aspecto.

     

    Todo empieza a cambiar cuando la pandemia toca nuestras puertas, cuando uno de los nuestros la padece llegando al internamiento hospitalario, y entonces ahí nos decimos: “hay que cuidarse”, “señores esto es serio” o el que la padece dice “no le deseo esto a nadie” y también surge la profunda preocupación de si podrá o podré superar esta enfermedad, pues no sé como se va a evolucionar.

     

    Es por esto que hago a ustedes queridos lectores una invitación: primero, tomar conciencia de esta situación de pandemia del covid19 que es una realidad que nos afecta a todos y es una situación muy seria, que solo puede ser superada si nosotros como seres humanos, como buenos ciudadanos actuamos con responsabilidad asumiendo nuestro compromiso de cuidado y prudencia individual y comunitaria. Nunca antes la humanidad se había enfrentado a una situación en la que requiriera el compromiso de todas las personas. Es un compromiso ético y un deber moral el que seamos responsables, pues es mejor prevenir que lamentar, o también como dice un popular dicho “no es lo mismo llamar al diablo, que verlo llegar”

     

    Y segundo, ante el cansancio mental, el estrés que nos va produciendo esta situación, asumir la vida con calma y sobre todo con mucha fe en Dios nuestro Padre que nunca nos abandona, como nos dice evangelio de San Mateo 28, 20 “Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin del mundo”. Debemos aprender a ver la presencia de Dios en esta situación que estamos viviendo, pues Dios no olvida a sus hijos amados, Dios está siempre junto a nosotros acompañándonos en cada momento. Y ante el agobio, la desesperación, el cansancio, el estrés, la desesperación, acudir con fe a los pies de nuestro Salvador Jesucristo que desea derramar su gracia santificadora y fortalecernos para superar con esperanza esta situación. El mismo Jesús nos dice en Mt 11,28 “Vengan a mi los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré”. ADH 858.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares