• Noticias

    viernes, 2 de julio de 2021

    La cuestión del género desde la Biblia


    Biblia | P. William Arias





    La cuestión del género desde la Biblia

     

    Recientemente leía en un periódico digital, que una famosa cantante norteamericana se declaraba de género no binario, es decir, ella decía que no se sentía ni hembra ni varón, pues esto del género ha venido a ser tema muy discutido en los últimos tiempos, pues desde hace unos años se viene diciendo que lo relativo al género, entiéndase lo masculino y lo femenino, es una categoría cultural, otros algo sicológico, más que un asunto biológico-sexual. Todo esto se basa en investigaciones de la antropología cultural, donde algunos estudios sobre la cultura de ciertos pueblos revelan que la distinción de género obedece más a factores familiares, sociales, económicos y hasta político, esto ha servido para que muchos lleguen hasta el extremo de plantear lo que hoy se conoce como la ideología de género, auspiciada sobre todo por grupos defensores de los derechos de los homosexuales o ´´gay´´, creando una especie de diversidad de género, que da la impresión, que como el nuevo género no binario, cada día aparece uno nuevo.

     

    Pero la discusión alcanza altos niveles, cuando se ve que en sí hay influencias de elementos socio- culturales en algunas culturas o sociedades no occidentales, o lo que la genética aporta en cuanto al asunto de los cromosomas en lo que son de género masculino en relación con lo femeninos, además de las diferencias fisiológica que tienen también su valía.

     

    Tratando de entrar en la discusión, pero desde la esfera bíblica, tenemos que en Génesis 1,27 dice: ´´Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó´´. Vale decir que este versículo ha sido bandera y estandarte, de aquellos que están en contra de la llamada ideología de género, y que los contrarios lo denigran por el carácter religioso y nada de científico que tiene.

     

    Si bien es cierto el texto refleja la cultura en la que fue escrito, posiblemente hacia el siglo VI a. C., en Babilonia, es el tiempo del destierro del pueblo de Israel, algunos dicen que en estos pueblos semitas con anterioridad había cierta ambivalencia en cuanto al género, como hoy los defensores de la diversidad genérica sostienen, ahora bien, Israel trató siempre de diferenciarse del modo de vivir y de las cultura de estos pueblos, aunque no necesariamente este sea el caso, pues no debemos olvidar el contexto escriturístico en que se encuentra el versículo, que es el acto creador de Dios que tiene como culmen la creación del ser humano, al cual crea en dos vertientes, de forma binaria: varón y hembra, sexuados, con su imagen en cada uno, y de esta manera destinado tal binarismo para la reproducción (Gen 1,28a).

     

    Es la única alusión bíblica que podemos encontrar en relación al género, hay textos como el de Levítico 18,22 y 20,13, que hablan de lo relativo a la homosexualidad, el cual mencionamos por la correlación que se ha dado hoy entre los grupos homosexuales y la ideología de género, y tal vez por ahí estaría una luz en medio de este problema, pues siguiendo el texto bíblico no hay más salida: o lo masculino o lo femenino, nada a medias, ni nada nuevo, algo que favorece la genética y la biología en sí, pero la discusión sigue abierta y desde ciertas ciencias sociales aparecen muchos y fuertes argumentos, pero la Biblia nada más puede decir, y no debemos olvidar que es palabra de Dios. ADH 858


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares