• Noticias

    martes, 13 de julio de 2021

    Y la vida… ¿qué es la vida?


    Casa de Luz | Juan Rafael Pacheco/casadeluzjn823@gmail.com




    Y la vida… ¿qué es la vida?

     

    Hay momentos en la vida, y por ahí hemos pasado todos, en los que uno se cuestiona si no sería mejor meterse a ermitaño y alejarse del mundo y buscar una cueva en un lugar alto y desolado, apartado de todos, y volver a empezar desde cero…

     

    Es posible que ese planteamiento no nos lo hayamos hecho a nivel racional, a nivel lógico… pero sin lugar a dudas que así actuamos en muchísimas, en muchísimas ocasiones, en las que la vida no nos parece algo que pueda ser vivida.

     

    Cuando nos sentimos heridos, muchas veces tomamos la decisión de cerrar nuestro corazón a nuevas relaciones y afectos, porque tememos ser lastimados otra vez, y pensamos que si nos mantenemos al margen y no nos involucramos emocionalmente, evitando nuevas amistades –si nos metemos en una cueva— habríamos encontrado la fórmula mágica para evitar el dolor.

     

    Lamentablemente para los que así piensan, esta actitud, lejos de evitar el sufrimiento, lo incrementa. De hecho, lo que hacemos cuando así actuamos es cerrarle la puerta al amor, de plano lo rechazamos, y nos negamos a la posibilidad de encontrar gente que realmente corresponda a nuestros sentimientos.  Nos estamos negando el derecho al amor, a amar y ser amado.

     

    Estos pensamientos los encontramos hace tiempo y hoy volvemos sobre ellos.

     

    No podemos darle importancia al daño que hayamos recibido.  Al hacerlo, esto a su vez actúa como imán que atrae a otras personas a que nos dañen nuevamente. El error consiste en cerrar nuestro corazón en defensa propia… cuando la única defensa verdadera es la confianza en nosotros mismos.

    Repasemos rápidamente en qué consiste la vida, de acuerdo con las notas a mano. Veamos primero lo que no es la vida.

     

    La vida no se mide anotando puntos como en un juego. La vida no se mide por el número de amigos que tienes, ni por cómo te aceptan las demás personas.

     

    No se mide según los planes que tienes para el fin de semana o si te quedas solo en tu casa. No se mide según con quién sales, ni porqué nunca sales con nadie. No se mide por las personas que besaste. No se mide por el sexo. No se mide por la fama de tu apellido, ni por el dinero que tienes, ni por la marca de vehículo que manejas, ni por el lugar donde estudias o trabajas. No se mide ni por lo lindo o feo que seas, ni por lo viejo ni por lo joven, ni por lo saludable o enfermo, ni por la marca de ropa que usas, ni por tus zapatos, ni por el tipo de música que te gusta. No. La vida no es nada de eso.

    La vida se mide según a quién amas y según a quién dañas. Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros. Se mide por los compromisos que cumples y las confianzas que traicionas.
    Se trata de la amistad, que puede usarse como algo sagrado… o como un arma. Se trata de lo que se dice y de lo que se hace y de que lo que se quiera decir o hacer, sea dañino o sea beneficioso.
    Se trata de los juicios que formulas y de para quién o contra quién los diriges. Se trata de a quién no le haces caso o ignoras intencionalmente. Se trata de los celos, del miedo, de la ignorancia y de la venganza. Se trata del amor, el respeto o el odio que llevas dentro de ti, y de cómo los cultivas...
    Pero en su mayor parte, se trata de si usas la vida para alimentar o envenenar el corazón de otros.
    Tú eliges la manera en que vas a afectarlos y esas decisiones son de lo que se trata la vida... porque… es justamente la posibilidad de realizar un sueño, lo que hace la vida posible…

     

    En definitiva, se trata de cómo le abres tu corazón a Dios y vives la vida cultivando sabiamente los valores que nos regaló Jesús en el Sermón de la Montaña, cuando nos dijo: “Felices los mansos y humildes de corazón, porque ellos poseerán en herencia la tierra…” (Mt 5, 4).

     

    Bendiciones y paz.

     

    Este cuento aparece publicado en la página 109 de mi libro “La Mariposa Azul y los Regalos de Dios – Historias y cuentos para sanar tu corazón”.  Disponible en Librería Cuesta y La Sirena. ADH 805


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares