• Noticias

    Decálogo sobre medios de Comunicación

    Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales  El domingo 16 de mayo, solemnidad de la Ascensión del Señor, se celebra este año la XLIV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales con el lema elegido por el papa Benedicto XVI: El sacerdote y la pastoral en el mundo digital: los nuevos medios al servicio de la Palabra, como homenaje y especial dedicatoria al Año Sacerdotal. Los medios son hoy los grandes altavoces de la humanidad, el paraninfo más preciado y cotizado, el areópago universal. A modo de síntesis y en forma de decálogo, ofrecemos sus mensajes más luminosos.
    1.
    Jesús nos deja su mandato de predicar la Buena Noticia: “Predicad el Evangelio desde las azoteas. Lo que os digo de noche, decidlo en pleno día; y lo que escucháis al oído, pregonadlo desde las azoteas” (Mt 10, 27). La misión que funda la Iglesia se realiza por medio de la comunicación.
    2. La Iglesia nace del acontecimiento comunicativo del Hijo Unigénito, el Verbo Encarnado, que habita entre los hombres, y reúne a los discípulos en virtud de la escucha de su Palabra y de la Palabra del Padre, enviándolos después como sus testigos y anunciadores en medio de las gentes. La conciencia del don recibido impulsa a la Iglesia a hacerse “buena noticia” para cada persona.
    3. Cada época tiene su lenguaje. Los primeros altavoces o púlpitos fueron la sinagoga judía, el areópago ateniense o el foro romano. San Agustín aplicará a la comunicación de la fe los principios de la retórica clásica. La constitución pastoral Gaudium et Spes nos dirá: “La Iglesia debe comunicar su mensaje a la cultura en la que vive en el lenguaje de esa misma cultura”. (GS, n. 44). Se trata de identificar y escuchar los “lenguajes” de la cultura contemporánea para establecer comunicación con los hombres que viven en esta cultura, marcada profundamente por los medios de comunicación social.
    4. El Concilio Vaticano II “entroniza” la importancia de los Medios de Comunicación Social como “instrumentos maravillosos que Dios ha querido ponernos en las manos”. Con el decreto Inter mirifica se proclama que los medios están al servicio de la comunidad humana y de su progreso.
    5. Los medios de comunicación –tanto los tradicionales (prensa, radio, cine y televisión) como los nuevos (Internet, telefax, videotex, videoteléfono, teletexto, satélites, memorias ópticas, CD-ROM, etc.)– nos invitan a asomarnos al inmenso paisaje del universo y de la humanidad. Cada medio tiene sus formas y contenidos: la radio nos da la noticia; la televisión nos la muestra en imágenes; el periódico la analiza con más pausa; el cine la convierte en mensajes, en tesis o en corrientes de moda. Y ahora Internet pone las noticias al alcance de todas las voces, en un aluvión infinito de opiniones.
    6. Los profesionales de los medios son los periodistas. El Diccionario de la Real Academia de la Lengua nos ofrece esta definición del ‘periodismo’: “Captación y tratamiento escrito, oral, visual o gráfico de la información en cualquiera de sus formas y sus variedades”. Frente a esta visión clásica, encontramos la de Horacio Verbitsky en su libro Un mundo sin periodismo: “Periodismo es difundir lo que algunos no quieren que se sepa. El resto es propaganda”.
    7. Benedicto XVI invita a los sacerdotes a dar a conocer la vida de la Iglesia mediante estos modernos medios de comunicación y a ayudar a las personas de hoy a descubrir el rostro de Cristo. Para ello, han de unir el uso oportuno y competente de tales medios con una sólida preparación teológica y una honda espiritualidad sacerdotal.
    8. Los nuevos medios ofrecen, sobre todo a los presbíteros, perspectivas pastorales siempre nuevas y sin fronteras.
    9. Hay que recordar aquellas palabras del papa Pablo VI: “La Iglesia se sentiría culpable ante Dios si dejara de usar los medios de comunicación para la evangelización”.
    10. El cardenal Martini nos ofrece el broche final: “Los medios no son sólo una pantalla que se mira, una radio que se escucha. Son una atmósfera, un ambiente en el que estamos inmersos, que nos envuelve y penetra desde todos los costados… Es nuestro ambiente”. La comunicación debe atravesar transversalmente toda la pastoral eclesial.
    (Antonio Gil Moreno- Sacerdote y periodista) / Vida Nueva

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...