• Noticias

    Motivación para la vida



    En Familia|Mariely MAXWELL La Motivación:  Más que una necesidad, es indispensable para vivir. 
    Existen muchas teorías sobre la motivación. La teoría del Camaleón dice que las personas terminarán actuando acorde a lo que los demás piensen de ellas. Nos miramos en el espejo de los ojos de los que nos rodean y esperamos llenar aunque sea un poco de sus expectativas.
    Es difícil saber cómo motivar a nuestros hijos, empleados, familiares… a las personas que nos interesan y que deseamos que desarrollen su potencial. Algunos psicólogos dicen que con terapias de automotivación pueden llegar a manejar su desmotivación. A raíz de esta ideas es que surge la invasión de los libros de autoayuda. Libros enfocados en el crecimiento y desarrollo del individuo.
    Sin embargo, a finales del siglo pasado y durante los primeros años del presente siglo hemos podido constatar el aumento paulatino de la falta de motivación, depresión y ansiedad. Pareciera que todo lo que se escribe y que todos los best seller sobre el desarrollo emocional del individuo se han visto opacado por una sombra desconocida.
    Es decir, vemos un esfuerzo loable por profesionales para llevar un aliciente a la sociedad. Pero la medicina no está funcionando, o eso parece. No obstante, al mirar la televisión, escuchar la radio o leer la prensa nos encontramos bombardeados de mensajes negativos.
    Por ejemplo, la joven adolescente ve la imagen de las modelos y desea ser tan espigada como ellas. El joven ve a los actores musculosos y anhela verse así. El adulto lee sobre la riqueza de los narcos y de las oportunidades que puede encontrar en otros países. Lo cual le hace sentir impotente, sin deseos continuar trabajando de 8 a 6 en una oficina aún siendo gerente y ganando un buen salario. Porque sabe que al terminar la quincena ya habrá gastado el sueldo que no ha devengado. Y lo peor es que desconoce cual podrá ser su destino cuando llegue la vejez.
    Sin embargo, existe un libro más perfecto que todos los libros de autoayuda conocidos. Ese libro es la Biblia. En ella encontramos libros llenos de sabiduría que nos ayudan a llevar nuestro día a día. En Eclesiastés vemos que existe un momento para todo. Siempre deseamos estar felices pero existe un tiempo para llorar. Siempre deseamos danzar de alegría pero existe un momento para estar sentados tranquilos.
    En el libro de sabiduría vemos al caballero que amontonó riquezas toda su vida y se olvidó de vivir. Cuando dijo ahora viviré porque tengo asegurada mi vejez le llegó la muerte. Porque sencillamente puso su esperanza en sus propias manos.
    En nuestro país encontramos que muchos tienen sus esperanzas puestas en que una de sus hijas, hermanas, madres, novias o esposas se marchen a Europa a trabajar. Porque entienden que es la única forma de tener asegurada su existencia.
    Es una gran pena pensar que nuestro país carece de un real sistema de seguridad social. El sistema actual de AFP (administradoras de fondo de Pensión) establece que para retirarse es necesario tener más de 20 años cotizando y ser mayor de 65 años. Lo cual la mayoría de los adultos mayores que han pasado toda una vida trabajando no podrán disfrutar por carecer de los 20 años pagando el fondo de pensiones.
    Retomando el tema principal, hablar de automotivación en nuestro país es una necesidad. De hecho uno de los sobrevivientes a la tragedia aérea de los Andes vendrá a la República Dominicana a impartir un seminario motivacional. Este es sólo uno de tantos talleres y charlas que se imparten al respecto. Por lo regular todas las empresas grandes mantienen programas motivacionales para su empleomanía. Es algo que inició en los Estados Unidos y se ha transmitido a nivel mundial.
    El éxito en el trabajo es sólo una de las necesidades del individuo. Por eso es tan importante pensar en que la motivación es esencial para que las personas no lleguen a caer de depresión y en hastío.
    En conclusión, la mayor importancia de la motivación es que el individuo pueda desarrollarse e integrarse a la sociedad viviendo plenamente su vida sin importar la circunstancia que le rodee. Es fácil decirlo pero difícil ejecutarlo. Es un día a día aprendiendo a vivir. Seguir el camino hacia la meta, tomados de la mano de Jesús, les puedo decir que se camina mejor.