• Noticias

    miércoles, 2 de septiembre de 2015

    Corrupción Administrativa

    Cultura y Vida | Lic. Pedro B. Grullón T., LMSC: 
    Causas y consecuencias de la Corrupción Administrativa
     
    Todo proceso administrativo se apoya en cuatro fases fundamentales: planeación, organización, ejecución y control (evaluación). Una fase vital, pero muchas veces descuidada, es el control o evaluación. Esta debe incluir una escala o parámetros claros para corregir las desviaciones y sancionar las acciones incorrectas. Esta premisa para el buen funcionamiento de cualquier gestión requiere objetividad e imparcialidad, y esto parece fallar con frecuencia en el tren administrativo nacional.
    Para lograr una buena administración se requiere la selección de personal idóneo, honesto y capaz, o sea, un cuidadoso reclutamiento.
    Se llama reclutamiento al proceso de identificar a candidatos capacitados para llenar las vacantes. Personas poco capacitadas provocarían pérdidas a las empresas o instituciones y tiempo perdido. Igualmente, personas con una idiosincrasia o carácter no adecuado produciría conflicto, alterando la armonía que debe existir entre los individuos, lo cual inevitablemente afectaría el desempeño general.
    El reclutamiento exige una planeación de tres fases: investigación interna de necesidades, investigación externa del mercado y métodos de reclutamiento por aplicar.
    Se suelen citar como causas que obstaculizan la buena selección de personal: la política, personas impulsivas que imponen su voluntad y liderato, a pesar de no revelar carácter adecuado, o curriculum ideal, o dominio técnico. También puede influir el temor cuando el candidato es pariente o está ligado a alguien influyente. Ahí puede incurrirse al mismo tiempo en el multiempleo como obtención para algunos con poca disponibilidad de tiempo en detrimento de otros. Además están los ascensos y traslados por obra de caridad o solidaridad. A veces hay desconocimiento de las descripciones y análisis de puesto: exigencias, necesidades y funciones del puesto.
    Se citan algunas causas endógenas y exógenas que provocan corrupción:
    Falta de valores humanistas, carencia de una conciencia social, falta de educación, desconocimiento legal, baja autoestima, malversación de recursos, excesivo poder discrecional del funcionario público (sin informes claros de ingresos y egresos), falta de diafanidad en las informaciones, salarios demasiado bajos versus otros muy elevados, control de los medios de comunicación, concentración de poderes, soborno, cohecho, extorsión, paradigmas distorsionados y negativos… Además, la impunidad , los modelos sociales que transmiten antivalores… Todas esas causas con sus secuelas negativas suelen conjugarse, en alguna medida, en la administración de la República Dominicana.
    La corrupción tiene raíces antiguas. Su aumento ha motivado iniciativas de la organización de Estados Americanos (OEA) que promueve actividades para comprometer a los gobiernos a una lucha contra la corrupción.
    Ese compromiso, para que no resulte objetable a simple vista, debería estar en manos de una comisión independiente, por ejemplo, de representantes permanentes de varios países, y podría ser dirigida y controlada por la OEA. Así se evitaría que los gobernantes venales en corrupción pudieran encubrir dichos actos delictivos.
    La primera causa de corrupción, desde un punto de vista general, es la ausencia de Dios en el corazón. Es lo que arrastra todas las desigualdades, iniquidades, inquina, mentiras, falsedades, injusticias y toda la gran avalancha de males en la sociedad.
    El Papa Francisco el jueves Corpus, día 5 junio 2015 instó a los cristianos a “protegerse del riesgo de la corrupción y a no dejar que su dignidad se diluya para no envilecerse que significa dejarse afectar por la idolatría de nuestro tiempo: la apariencia, el consumo, el yo en el centro de todo, la arrogancia como actitud ganadora…” ADH 792

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    CAMPAÑA: "NOCHES DIGNAS"