• Noticias

    Memoria Vida Religiosa Femenina

    Vida Religiosa | Redacción ADH

    PRESENTACIÓN DEL LIBRO:
    “Memoria Histórica de la Vida Religiosa Femenina
    En República Dominicana. 1959 – 1999” 


    “Queriendo conmemorar los 40 años de su fundación, la Conferencia Latinoamericana y el Caribe de la Vida Religiosa, propuso a todas las Congregaciones de habla hispana en la región, escribir su Memoria Histórica exponiendo lo acontecido entre los años 1959-1999. Las 22 Congregaciones que asumieron en República Dominicana la tarea, se ocuparon de situar su institución en nuestra nación, exponiendo los puntos más sobresalientes desde su llegada”. Así expone la religiosa Margarita Ruiz, de la Comisión de la Mujer - Condor, el objetivo de la investigación que produjo el libro “Memoria Histórica de la Vida Religiosa Femenina” puesto en circulación el pasado 12 de abril en el Auditorio de los Dominicos, en Santo Domingo. A Margarita le tocó la presentación de la obra ante un auditorio de mayoría femenina, muchas jóvenes y tantas más maduras, probadas en el quehacer permanente de la vida religiosa femenina, rostros de fidelidad y entrega fecunda.

    Al comenzar el acto, los asistentes pudimos apreciar la proyección de imágenes de archivo y recordar fundadoras, comunidades, eventos, y lugares que son memorias de la vida religiosa femenina.

    Saludos y Bienvenida
    Sor Patria Fernández, presidenta de la Condor, dio una calurosa bienvenida y en nombre de la CONDOR agradeció la presencia de los invitados: “Hoy, con gran satisfacción y alegría, ponemos en circulación un nuevo libro que refleja el dinamismo con que ha caminado la Vida Consagrada femenina en nuestro país”. Felicitó “al equipo de religiosas de la CONDOR, que junto a la Comisión de la Mujer, han elaborado esta obra.

    Ruth Báez msscc, de las Nuevas Generaciones hizo la introducción y presentación de las expositoras en la puesta en circulación. La Presentación de la obra estuvo a cargo de Margarita Ruiz. Altagracia Contreras describió su contenido en cuatro etapas y Esperanza de la Cruz dio su testimonio, como parte del equipo.

    Margarita Ruiz
    “No se trata de un documento sobre Teología”, nos advertía y agregaba: “Más bien cubre las respuestas que dieron las religiosas a los problemas enfrentados y las necesidades cubiertas en las principales coyunturas vividas en el país”. Su presentación conmovía por su vehemencia y convicción, reveladoras de su implicación en el transcurrir histórico que exponía.   

    Margarita describió las etapas de la investigación, el diseño metodológico de la CLAR que incluía varias categorías, las cuales correspondían a los paradigmas que se esperaba orientarían su caminar: la vida consagrada, la pobreza, el feminismo, la cultura, la ecología… Estas categorías fueron puntos de partida para que cada Congregación redactara luego su historia.

    “Al rescatar la historia experimentábamos el rescate de nuestras propias vidas y esto para bien del mundo, la Iglesia y la sociedad”, enfatizó. De los aspectos tratados, comentó más ampliamente respecto a la categoría de género, que les desvelaba su propia identidad y que les hizo ver la realidad con nuevos ojos: “Indagando en la historia, pudimos ubicar la existencia de la discriminación femenina, más allá de nuestras fronteras y culturas”.
    La investigación les facilitó “plantear las problemáticas enfocadas a lo largo de los cuarenta años a través del diálogo intercomunitario, la evaluación, la reflexión y la contemplación”. Y revela que, según avanzaban se daban cuenta cómo entre ellas crecía la esperanza.

    Altagracia Contreras
    “Es mucho lo que encontraremos en el libro en cuanto a cambios en la sociedad y en la Iglesia”, dijo Altagracia, así como el aporte de la mayoría de las Congregaciones en otros aspectos de su propia historia. Nos dio una visión de los cuatro grandes capítulos del libro, que responden a las cuatro décadas investigadas. En ellos, un hilo conductor es la formación y su evolución en la Vida Consagrada, al ritmo del contexto sociopolítico y cultural. Comprende también Memoria de la CONDOR en cada época.

    Altagracia señaló que la época de los sesenta tiene como referencia el Concilio, el final de la tiranía trujillista y la posterior inestabilidad política. La Vida Religiosa, marcada por la uniformidad en la formación. Los setenta como una etapa de renovación, con un nuevo modelo de dominación social, pragmático y represivo. En la formación hay experimentos, indefinición y tensiones. Los ochenta como una etapa de asimilación y consolidación del proceso renovador, su contexto es la apertura democrática, populismo y corrupción. Se pasa a una formación integral. Y finalmente, la década de los noventa es una etapa de interiorización y de autorrevisión. El contexto es el regreso de Balaguer, cambios y proyectos de modernización. La formación será un proceso para estimular a mujeres auténticas dentro de la vida consagrada, una espiritualidad inculturada con ojos y corazón de mujer.

    Epifania de la Cruz (Fanita)
    El testimonio de Fanita fue muy significativo. Le entusiasmó que la CLAR contara la historia de la vida religiosa femenina en clave de mujer. Fue un trabajo arduo, enfatiza, pero satisfactorio. El Equipo coordinador descubría, mientras trabajaba, caminos de fidelidad al Señor.

    Después del reto cumplido, quisieron ir más allá del proyecto CLAR y publicar lo grande que había estado con ellas, abrir una puerta para que más adelante, se siga dejando constancia del paso de Dios Padre y Madre, por la vida de las Congregaciones y de este pueblo que acogió los diferentes carismas.
    La idea del libro transformó esfuerzos y desvelos en alegre esperanza. Destacó el entusiasmo y la constancia de Margarita para seguir adelante el proyecto, en circunstancias difíciles. Cuando ella tuvo que ausentarse, Fanita pasó a coordinar el proyecto en su etapa final.

    Agradeció al Señor el aporte confiado y sereno de Carmen Alicia Medina y Altagracia Contreras, su incondicional disponibilidad. A Cary Peña por su dedicación en la digitación. Y un reconocimiento especial al padre Juan Tomás García y al diagramador Rafael Domínguez, de Amigo del Hogar”.
    Finalmente, el padre Juan Tomás García MSC, tuvo a cargo la bendición de la actividad, exhortando a aprovechar el libro y los presentes fueron invitados a compartir un brindis y disfrutar de una agradable música ambiental, ofrecida por Aidita. ADH 823

    FICHA:
    Memoria Histórica de la Vida Religiosa Femenina en República Dominicana 1959-1999
    Ediciones MSC, República Dominicana, 2018
    1000 ejemplares

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...