• Noticias

    Definir a Jesús en el Evangelio de Juan

    Biblia | P. William Arias 


    Definir a Jesús en el Evangelio de Juan  
    La frase breve ``Ego eimi`` en el evangelio de Juan, equivalente a nuestro ``Yo soy``, sobreabunda bastante, como si Jesús tuviese la necesidad urgente de definirse  a sí mismo ante sus interlocutores y oyentes, pero tal vez no es Jesús el que necesite en el evangelio está definición sino la comunidad destinataria y donde nace el evangelio en cuestión, a través de las diversas circunstancia que ella va viviendo, en los períodos que obedecen a la redacción del evangelio.

    Primero la comunidad joánica o joánina, como algunos llaman, es una comunidad judía de finales del siglo I d.c., o principio del II, como recientemente algunos hallazgos han planteado, es el momento de la separación de la sinagoga y la Iglesia; el ultimátum judío, es que los judíos que hayan aceptado o simpaticen con el mensaje de Jesús definan lo que son: judíos o cristiano. Al parecer la respuesta por parte de los afectados es que se quiere ser judío-cristiano, se quiere permanecer en la comunidad judía viviendo el cristianismo, pero la reacción por parte del oficialismo judío es que esto no puede ser y los que son cristianos deben salir de la comunidad, dándose una cesión en la misma, los cristianos joánicos son una comunidad cesionista, que lo primero que hará será afirmarse ante la comunidad judía de donde provienen y luego afirmarse en su interior, ya que dentro de sí, hay varias perspectiva de lo que es Jesús, tales como el grupo que todavía cree que Juan el Bautista era el Mesías, los samaritanos llegados hasta allá y el grupo de los gnósticos. Son muchos los frentes para una comunidad que se ve cuestionada y de ahí la necesidad de clarificar, plantear y decir lo que es o quién es Jesús.

    Lo mismo se hará presente en la redacción del evangelio, el cual surge del testimonio del llamado ´´discípulo amado´´, quien es el que funda la comunidad o la misma surge de su predicación, entonces la primera redacción estaría en la recopilación del testimonio, luego a la luz de los primeros problemas dados en la comunidad, sobre todo con la comunidad cesionista, se daría una segunda redacción, de ahí el final de Juan 20,30 y la tercera redacción cuyo final estaría en Juan 21,25. La necesidad de estas redacciones estaría también en el hecho de definir quién es Jesús, por eso el testimonio del discípulo debe ser guardado, para como todo texto bíblico no ser alterado en su esencia y en la revelación que se quiere comunicar, sobre todo de Jesús como el enviado plenipotenciario de Dios al mundo, por eso es clave en esta parte el diálogo con Nicodemo (Juan 3,1-21), y las demás redacciones buscan dar respuestas a las inquietudes del momento que se suscitan en la comunidad que son las que hacen que el dato revelado en el evangelio se actualice, sobre todo de Jesús ante el Bautista, como palabra eterna de Dios, como agua viva, Hijo del Padre, Pan de vida y muy en especial como resurrección y vida.

    Siempre los creyentes estaremos llamados a dar respuesta de quién es Jesús en todos los tiempos y momentos de nuestro mundo, ¡quienes sino nosotros!, debe ser nuestra máxima, pero para ellos debemos tener consciencia de qué es y quién es Jesús, la comunidad joánica es escuela donde los seguidores de Jesús, los herederos de la tradición del discípulo amado aprenden quien es Jesús para comunicarlo a un mundo que les interpela; de esta escuela debemos aprender y beber también nosotros en este siglo XXI, si queremos verdaderamente definir y comunicar quién es Jesús, el Hijo del Padre Dios, Señor y redentor nuestro. ADH 824

    No hay comentarios :

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...