• Noticias

    martes, 24 de marzo de 2020

    Dios escribe derecho con líneas torcidas

    Biblia | P. William Arias 


    En la Biblia a veces Dios escribe derecho con líneas torcidas
    Una vez Mons. Valentín Reynoso (Plinio), Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago, me sugirió investigar y escribir, sobre algunos personajes bíblicos, que desde cierto punto de vista habrían tenido una actuación cuestionable y sin embargo ellos entran en la Historia de Salvación y en la Biblia y Dios a través de ellos ha realizado su obra salvífica. En futuras entregas vamos a presentar a algunos de esos personajes y como ellos nos pueden ayudar en nuestra vida de fe.
    Desde mi óptica uno de ellos y muy antiguo es el de una mujer: Tamar, su historia está contenida en Génesis 38, parece un episodio de telenovela o cine independiente. Judá el gran patriarca de Israel, cabeza de la tribu emblemática de los judíos, caso a uno de sus hijos con esta mujer el cual por su maldad murió, y no dejó descendencia, por ley, llamada ley del levirato o del cuñado, ya que ´´levir´´ en hebreo es cuñado, correspondía a su hermano Onán juntarse con ella y darle un hijo, el cual no sería hijo suyo, sino de su hermano muerto, como él no quería dar hijos al muerto, cada vez que tenía relación con Tamar, eyaculaba fuera de ella, de ahí que a la masturbación masculina se le llame en algunas sicologías onanismo; el caso es que a Judá solo le quedaba un hijo que estaba pequeño y le promete a Tamar que cuando el crezca le dará el hijo, pasó el tiempo y Judá se olvidó del asunto, entonces Tamar consciente de sus derechos y dispuesta a resarcirlo, se disfraza de prostituta, se coloca en el camino por donde pasaría Judá, este la ve y le gusta y le propone acostarse con ella, antes de hacerlo ella le exige unas series de prendas que él lleva y se la da, lo hacen y Tamar queda embarazada; al tiempo se corre la Voz que esta viuda ha faltado a su viudez por que salió encinta, Judá acaba con ella y ella inteligentemente le manda las pruebas que él le dio, él admite lo sucedido y dice que ella es más inocente que él, ya que faltó a su promesa, y ella con ingenio y astucia hizo resarcir su derecho; la historia concluye con ella dando a luz un par de mellizo.
    La trascendencia de este episodio un tanto aislado de la historia global del Génesis, estriba en que de uno de los mellizos de Tamar descenderá el rey David y posteriormente Jesús (Mt 1,1-16; Lc 3,23-38); un acto de seducción y fornicación, a simple vista, entra en la historia de salvación. Pero hay que lanzar la mirada más allá, Tamar es una mujer a quien le faltan el respeto, pues los machistas y patriarcales de entonces, como ahora, no quieren cumplir con ella lo que le corresponde, pueden burlarse de ella, olvidar su compromiso, pero astutamente, con los dones de belleza que Dios le dio, junto a esa misma astucia que le dio el Señor, hace valer lo que le toca y corresponde. Lo inmoral de su acto se anula ante la inmoralidad primera de no haber hecho cumplir la ley con ella, como tantas veces ocurre también hoy, se condena muchas veces a la mujer por lo que hace, pero cuantos culpables podrían aparecer que le han llevado a tal situación, y que al final hasta quieren quitarla del medio asesinándola.
    Podrá ser una actuación retorcida la de Tamar para algunos, sin embargo, es un escalón más en la bajada de Dios a nosotros y en la subida de nosotros hacia él, que es la historia de salvación que vamos viviendo y cuyos parámetros los encontramos en las Sagradas Escrituras. ADH 843

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    En Familia

    Valor del Mes: MISIÓN