• Noticias

    martes, 31 de marzo de 2020

    Las Sabidurías

    Educando | Pedro María Orbezua, fsc 


    “¡QUE LA ESCUELA VAYA BIEN!”
    Las Sabidurías

    En esta ocasión quiero volver la mirada a la SABIDURIA. Se nombró a la doña en el número anterior. Me serviré del libro que tienen ahí abajo. Lo recomiendo al cien por cien. ¡Magnífico! ¡Léelo, subráyalo, reflexiónalo, saboréalo!

    Comenzamos con el Papa Francisco: “La educación será ineficaz, y sus esfuerzos serán estériles si no se procura también difundir un nuevo paradigma”. Hagámosle caso.

    Y seguimos con Andreu Navarra, profesor de secundaria, autor del texto “Devaluación continua”: “Los profesores queremos crear ciudadanos autónomos y críticos, y en su lugar estamos creando ciberproletariado, una generación sin datos, sin conocimiento, sin léxico. Estamos viendo el triunfo de una religión tecnocrática que evoluciona hacia menos contenidos y alumnos más idiotas. Estamos sirviendo a la tecnología y no la tecnología a nosotros.

    Lo audiovisual está creando una nueva Edad Media de personas dependientes de satisfacer el placer aquí y ahora, cuando la vida es muy diferente. En la vida hay que saber leer contratos, alquilar pisos, cuidar a tus mayores, criar hijos. Pero el ciberproletariado se viene abajo ante cualquier problema. Son personas que no serán capaces de trabajar porque tienen la concentración secuestrada por las redes”. ¡Wow!


    Comprobado lo que se cuece en nuestro gremio, voto por Rafael Díaz Salazar y me adhiero a su propuesta: Lo esencial en este momento son las brújulas educativas para orientarnos (…) Las brújulas son las SABIDURÍAS, y por eso debemos recuperarlas, empaparnos de ellas y transmitirlas si de verdad queremos implicarnos en la transformación personal y social (…)” ¡Más claro, imposible!”

    Distingamos tres palabritas. Con letra inicial mayúscula para que no se nos escapen. “Información, Conocimiento y Sabiduría. La primera responde a la pregunta ¿Qué hay? (Conecte con Mr. Google y se enterará). La segunda contesta a ¿Qué puedo hacer? (¡Cada vez se pueden hacer más y más cosas! No se ponen límites).  Y la tercera, la Sabiduría, responde a la cuestión más peliaguda, clave y crítica: ¿Qué debo hacer?”

    “Vivimos, pues, -escribe Emilio Lamo de Espinosa- anegados de información, con sólidos y eficaces conocimientos científicos, pero ayunos casi por completo de sabiduría”.

    Pienso que a la Ciencia hay que bajarle los humos: “Con el neopositivismo, la ciencia se ha construido eliminando los valores; la ciencia debe ser wertfrei, value-free. Y así es, pues de la buena vida, de lo que debemos hacer o no, del sentido último de nuestra existencia, sobre qué amar u odiar, qué es hermoso o repugnante, de eso poco sabe la ciencia.

    De eso, ciertamente, se ha venido encargando la SABIDURÍA, una forma de saber que, superior a la ciencia y, por supuesto, a la información, trata de enseñarme a vivir y me muestra, de entre lo mucho que puedo hacer, lo que merece ser hecho. De modo que, sin sabiduría, la ciencia no pasa de ser un archivo o panoplia de instrumentos que no sabría cómo utilizar.

    La sabiduría es distinta de la técnica e incluso de la filosofía. Es el ARTE DE VIVIR con sentido que tienen tanto las personas que han encontrado su “vocación-camino” interior y social como las comunidades y sociedades que han logrado crear una identidad colectiva y un modelo de vida en común basado en un “arte de vivir” que se reproduce a lo largo de siglos”.

    Insiste Adolfo Nicolás, quien fuera prepósito general de los jesuitas, en la revista “Vida Nueva” 2850: Esto es lo que tenemos que producir. Si tiene que haber cambios en nuestra educación, deben estar dirigidos a producir SABIOS.

    Hay que producir gente con hábitos de reflexión, de discernimiento, de pensamiento profundo que supere la superficialidad que está entrando en toda nuestra sociedad (…) Hay que acompañar en esa búsqueda de la sabiduría y de la profundidad. Por eso me gusta más el concepto PROFUNDIDAD que otras palabras como meditación u oración, ya que generan sus propias imágenes. En cambio, la “profundidad” es algo nuevo que tenemos que descubrir”. ADH 843

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Lectura Orante

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    En Familia

    Valor del Mes: MISIÓN