• Noticias

    lunes, 21 de diciembre de 2020

    Adviento, Navidad y Reino de Dios

    Actualidad | Alcedo A. Ramírez




    Adviento, Navidad y Reino de Dios

    “Partiendo de esta reflexión presentada anterior al Adviento, debemos poner en funcionamiento las acciones necesarias para obtener soluciones concretas a los problemas mencionados, respondiendo como fieles cristianos comprometidos, colaboradores del Reino de Dios, para su expansión y establecimiento en la Tierra. Este es el momento y el tiempo de cambios reales y de conversiones permanentes en las vidas de todos los dominicanos”. Con este párrafo terminamos nuestra entrega del mes de noviembre.

    Ahora nos toca enfocarnos en el tiempo de Adviento, para recordar que estamos de paso en la tierra y que nuestra espera debe ser activa, a fin de prepararnos bien para el encuentro con Jesucristo, en esta próxima Navidad, mediante la vida solidaria con nuestro prójimo, como forma de concretar nuestro Amor a Dios. Esto debemos iniciarlo en el mismo seno de nuestras familias, como células primarias de nuestra Iglesia y de nuestra sociedad.

    Durante el adviento se nos invita a preparar el camino por el que Dios llega a nosotros y le recibimos.  Este tiempo fuerte lo debemos emplear para determinar los cambios a lograr en nuestras vidas, a fin de poder allanar nuestra ruta de encuentro con Jesucristo, permitiendo que entre a nuestros hogares cristianos, los aliente y fermente con la levadura que produce el Reino del Padre, para que estas Familias se conviertan en las portadoras de la Buena Nueva que debemos proclamar en estas Navidades de 2020.

    Sin embargo, los problemas y las situaciones acuciantes en que estamos involucrados pueden entorpecernos en la búsqueda de Dios a la que estamos convocados, por lo que se hace imprescindible acudir al encuentro de Nuestro Señor Jesucristo en la oración permanente, la lectura asidua de la Palabra y la practica constante de los Sacramentos, para que el Señor nos guíe y nos ilumine en este camino de Conversión y de Salvación que hace presente el Reino de Dios entre nosotros.

    En la medida que nos acercamos a la celebración de la navidad, en este adviento tan difícil y complicado, tenemos que alegrar nuestros corazones pensando que tenemos un Dios amoroso y cercano, presente en nuestra Historia Humana, no con rasgos espectaculares y regios, sino más bien como un Ser humano y divino que ha decidido escoger la Periferia del Mundo como su morada predilecta, para iniciar en ella el mayor movimiento redentor y revolucionario que haya conocido la Humanidad.

    Al llegar el tiempo de Navidad, debemos reconocer que Dios está con nosotros, que no nos abandona nunca y que va a ser nuestro compañero de camino en toda la existencia que tenemos por delante. La Buena Noticia que esto representa es que el Reino de Dios se ha acercado y está aquí, con nosotros, sin importar las dificultades, pandemias y sinsabores que podamos experimentar, para ayudarnos a construir una Nueva Sociedad, más justa, más alegre, más solidaria, más verdadera y más familiar.

    El Proyecto de Jesús, el Reino de Dios, representa una transformación auténtica de toda la Sociedad, orientado hacia el Bien Común, basado en la Justicia y en el Amor, para poder vivir una verdadera Navidad en nuestras familias, implantando un mundo posible, más humano y solidario, donde reine el amor, la fraternidad y la paz, entre todos los hombres. Feliz Navidad en un encuentro real con Jesucristo, para seguir construyendo su Reino, entre Nosotros. ADH 851.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Evangelización

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares