• Noticias

    martes, 26 de enero de 2021

    Amor entrañable

    La Familia | Yris Rossi *

     



    Amor entrañable

     

    - Zion, ¿cómo tú viniste al mundo?, le pregunta su amiga Juanita.

     

    - Pues la forma de yo venir al mundo no fue tan fácil, responde Zión y explica:

     

    Poco menos de nueve meses antes de que mi madre me diera a luz, le diagnosticaron amenaza de aborto:

     

    ¡no me morí de casualidad!

     



    A ella el Doctor la mandó a reposar y a super alimentarse, para que yo pudiera vivir:  pues siendo distintos, mi vida dependía de ella y ella lo sabía.

     

    Mi familia, que siempre me ha querido mucho, creamos un equipo formado por: mi padre, mi madre, mi abuela y yo y desde ahí empezaron a super alimentarnos y a cuidarnos.

     

    Nos dieron a comer bistec de hígado, crema de garbanzos, de lentejas, de guandules, molondrones etc., así como a descansar.

     

    Me cuentan que pasamos muchos días acostados cuidándonos para pasarme buena alimentación y descanso.

     

    Después de ese tratamiento, poco a poco comencé a ponerme más fuerte y en la medida que yo me iba poniendo más nutrido, desaparecía la amenaza de muerte.

     

    Por el contrario, yo seguí creciendo, engordando y desarrollándome tan bien y tan bien, que nunca más se volvió a decir nada malo de mi condición de salud, hasta cuando cumplí los 9 meses.

     

    - ¿Qué sucedió?

     

    Pues cuando se suponía que ya mi madre debía pasar a parirme, entonces, yo no quería salir, hasta que volvió el médico y dijo:

     

    "Bueno, con las primerizas algunas veces no se sabe: se atrasan o se adelantan, por eso le voy a dar una semana para ver si no se le tiene que hacer cesárea".

     

    Mientras tanto, yo seguía ahí adentro, muy a gusto y sin dar señales de querer salir.

     

    Pasado este tiempo y por la posición en que me encontraba, el médico decidió darme un último chance: ¡una semana más!

     

    "Si esta semana el niño no nace, entonces vamos a tener que inducirle el parto. Ese niño está muy acomodado ahí dentro y está en el límite."

     

    Pues, ¡Gracias a Dios! en la madrugada del mismo día en que se cumplía la segunda semana, le dieron los dolores de parto a mi madre, y mírame aquí hoy, 13 años después de darme a luz, contándote mi historia de cómo vine al mundo.

     

    Que gracias al amor de Dios, mi madre y mi padre, así como los buenos consejos del Doctor estoy vivo: ¡me encanta el fútbol y las matemáticas!

     

    Y tú, ¿cómo viniste al mundo?

     

    * En este relato Zión es mi nieto y quien escribe, su abuela.



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares