• Noticias

    sábado, 20 de febrero de 2021

    Hacia el Concilio Vaticano II


    La Iglesia Hoy | Amigo del Hogar




    Hacia el Concilio Vaticano II


    Por el título de esta reflexión parecería correcto hablar de un movimiento hacia el Concilio Vaticano III, que aún no se ha realizado,  aunque reconocemos muchas voces urgiendo dar ese paso. Hay quienes con un espléndido olvido quieren una Iglesia sin el influjo permanente del Concilio Vaticano II, mientras que otros claman para dar el siguiente paso y avanzar más. Otra posición clara es la conciencia de la asamblea conciliar de los años 60 como un punto de partida, no de llegada para que la Iglesia Católica continúe esa renovación que, con audacia evangélica y el don del Espíritu inició el papa Juan XXIII y continuó el papa Pablo VI.


    Lo que nos proponemos en esta reflexión es refrescar las mentes y los corazones de los creyentes, para tomar en cuenta la realidad del Concilio Vaticano II desde su dimensión histórica, considerando momentos  del proceso que llevó a la Iglesia hasta la sala conciliar y de ahí, a una permanente búsqueda de renovarse y estar al día, atenta a los signos de los tiempos, en diálogo con el mundo.


    Hacia el Concilio Vaticano II nos dice también que no se dio ese gran acontecimiento eclesial por generación espontánea, por casualidad, sino como fruto de un proceso que fue madurando en el seno de la Iglesia Católica, con experiencias evangélicas relevantes, hombres y mujeres de iglesia en discernimiento, abiertos a las realidades del mundo; prácticas comunitarias abiertas a las realidades socioculturales, en diálogo con las cuestiones que interesaban al mundo de entonces, marcado por grandes acontecimientos que impactan nuestro siglo XXI.


    Los acontecimientos eclesiales vividos en la historia de la humanidad del siglo XX y que desembocaron en la convocatoria hecha por el papa Juan XXIII fueron una notable contribución para la renovación de la teología católica. Mirando hacia atrás, todas esas realidades se pueden encontrar en tres movimientos acaecidos entre las dos guerras mundial de la primera mitad del siglo pasado. Recogemos una síntesis de esas tres expresiones ayudados por la Universidad Eclesiástica San Dámaso, España, en su Historia de la teología del siglo XX:


    • El movimiento litúrgico, con el descubrimiento de la dimensión comunitaria-eclesial del cristianismo y de la liturgia.

    • El movimiento bíblico-patrístico, que conduce al conocimiento de las fuentes, recuperando la globalidad del mensaje cristiano, a la luz de la historia de la salvación, tal como emerge de la sagrada Escritura y del pensamiento de los Padres de la Iglesia.

    • El movimiento ecuménico, que se desarrolla primero en las comunidades eclesiales de la Reforma, y al cual se unen los católicos con un compromiso cada vez mayor, obteniendo así un conocimiento bastante fructuoso de las tradiciones teológicas y de la vida de las comunidades ortodoxa y protestante.


    También apunta la Universidad San Dámaso que “Después de la segunda guerra mundial la teología emprende la tarea de reflexionar de nuevo sobre las relaciones entre la revelación y la cultura contemporánea”. Y menciona teólogos de la talla del jesuita Pierre Theilard de Chardin, Henri de Lubac, y el dominico Yves Congar.


    Otros grandes teólogos estarán presentes durante y después del Concilio Vaticano II, tales como: Karl Rahner, Edward Schillebeeckx, Johan Baptist Metz, Gustavo Gutiérrez, Los hermanos Leonardo y Clodovis Boff, Jon Sobrino, Walter Kasper y Joseph Ratzinger, hoy papa emérito.


    De esta breve reseña habría que considerar la vigencia para hoy del Concilio Vaticano II, no sólo los frutos que ha supuesto, pues es una realidad que inspira la Iglesia y la coloca de cara a este difícil siglo XXI que vivimos.


    Terminamos con una cita del papa Benedicto XVI en una catequesis, "sobre el gran acontecimiento eclesial que ha sido el Concilio, acontecimiento del que he sido testigo directo", nos dice. Y cita las palabras de Juan Pablo II: "Siento más que nunca el deber de indicar el Concilio como la gran gracia de la que la Iglesia se ha beneficiado en el siglo XX. Con el Concilio se nos ha ofrecido una brújula segura para orientarnos en el camino del siglo que comienza".

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares