• Noticias

    lunes, 8 de febrero de 2021

    La oración en familia


    Matrimonio y Familia | Noelito de León Mercedes

     


    La oración en familia

     

    Una vida familiar vivida en unión íntima con Dios, se convierte en un medio para el desarrollo de la mística, esto hace que el encuentro con el señor sea cada vez más pleno.  La dimensión social es innata en la familia, pero la espiritualidad se puede encarnar mediante la comunión fraterna.

     

    Cristo unifica e ilumina a toda la familia, las dificultades, las angustias se unen a la cruz del Señor. En los días de tinieblas hay una unión con Jesús abandonado. La familia a través del Espíritu Santo alcanza su santidad, participando en el misterio de la cruz de Cristo.

     

    Todo esto tiene sentido si se hace desde el corazón, allí donde Dios mira.  De esta manera cada cónyuge es instrumento del Señor

     

    La oración en familia es actualización de la pascua. Se le invita a reunirse unos minutos cada día para cultivar el encuentro con el resucitado que nos llena de amor.  La Virgen María debe ser invocada con su manto de amor para que proteja a los familiares que se encuentran pasando por momentos difíciles. Jesús llama a la puerta de la familia para compartir con ella la cena de la Eucarístia. La Eucaristía es el sacramento de la nueva alianza donde los esposos renuevan su compromiso.

     

    La espiritualidad se vive desde la fidelidad, los esposos tienen este desafío de pertenecerse y envejecer juntos, de esta manera reflejan la fidelidad de Dios. Pero esto solo tiene sentido si se hace desde el corazón, allí donde Dios mira.  De esta manera cada cónyuge es instrumento del Señor.

     

    La pareja debe llegar a un punto donde el amor alcance su mayor liberación, es cuando cada uno se da cuenta que el otro no es suyo, sino que tiene un dueño más importante el Señor. Se tiene que invocar la acción del Espíritu para que se logre esta libertad interior.

     

    La vida familiar es un pastoreo donde se cuida del otro y se enseñan los valores que ayudarán a vivir una vida más plena. La fecundidad matrimonial es un culto a Dios, porque él es el que siembra las cosas buenas en los demás, para que las hagamos crecer.

     

    La experiencia espiritual se puede cultivar en la contemplación del otro, mirar a los demás con los ojos de Dios y reconocer a Jesús en ellos. El ser querido merece toda la atención. Jesús detenía su mirada cuando se le acercaba alguien, una mirada de amor.  La ternura es la capacidad de suscitar en el otro el gozo de sentirse amado.  Esto se debe vivir en la vida cotidiana de la familia.

     

    Es importante desarrollar el sentido de hospitalidad, cuidar y buscar el bien del otro, acogiendo la vida y generándola, como dice la palabra de Dios “algunos, sin saberlo, hospedaron a ángeles” (Hb 13,2). La familia cuando acoge principalmente a los más necesitados se convierte en maternidad de la Iglesia, el amor social es reflejo de la Trinidad. La familia es una célula necesaria para transformar el mundo (cfr. AL 316- 324).

     

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares