• Noticias

    domingo, 7 de marzo de 2021

    El Papa: "La Iglesia de Irak está viva"


    La Iglesia Hoy | José Ignacio Rivarés/Ecclesia



     

    Francisco, en la misa en Erbil: «La Iglesia de Irak está viva»


    «La Iglesia de Irak está viva». Lo ha dicho el Papa Francisco en la Eucaristía que ha oficiado en la tarde de este domingo, 7 de marzo, en Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán. Unas 10.000 personas han asistido a la ceremonia en el estadio «Franzo Hariri» de la localidad. Ha sido la segunda misa —la primera al aire libre— en este histórico viaje, el primero de un pontífice a este sufrido y castigado país. La otra Eucaristía tuvo lugar ayer sábado en el catedral caldea de San José de Bagdad.

     

    Resistir a la tentación de la venganza

    En su homilía, el Santo Padre ha advertido contra la tentación de responder con la fuerza a la violencia y a los hechos dolorosos vividos en Irak. Ha dicho que el camino a seguir para la reconciliación pasa por Jesús, quien —ha indicado— «nos fortalece para que sepamos resistir a la tentación de buscar venganza». La venganza «nos hunde en una espiral de represalias sin fin».

    Comentando el evangelio dominical (Jn 2, 13-25), que alude a la expulsión de los mercaderes del Templo por Jesús, Francisco ha explicado que el Señor hizo ese «gesto tan fuerte, tan provocador» para purificar la casa del Padre y el corazón de los creyentes. «Como Jesús no toleró que la casa de su Padre se convirtiera en un mercado (cf. Jn 2,16), del mismo modo desea que nuestro corazón no sea un lugar de agitación, desorden y confusión». Hay que limpiar el corazón —ha dicho— «de las falsedades que lo ensucian, de la doblez de la hipocresía» y de «nuestras falsas seguridades». También, de las «nefastas sugestiones del poder y del dinero». Pero para ello, para purificar el corazón, hay que «ensuciarse las manos» y no quedarse «de brazos cruzados mientras el hermano y la hermana sufren».

    Francisco ha recordado que Dios «no nos deja morir en nuestro pecado» y que incluso cuando nosotros le damos la espalda, Él no nos abandona a nuestra propia suerte. «Nos busca, nos sigue, para llamarnos al arrepentimiento y para purificarnos». Ha concluido la homilía con esta frase: «Hoy puedo ver y sentir que la Iglesia de Irak está viva, que Cristo vive y actúa en este pueblo suyo, santo y fiel».

    Conocida también como Hewlêr (en kurdo) o Arbïl (en árabe), Erbil tiene poco más de un millón de habitantes y está situada a unos 90 kilómetros al este de Mosul, la principal ciudad del norte de Irak, y a unos 300 kilómetros de la frontera con Siria. La urbe, antiquísima, estuvo tres años en poder del Estado Islámico, siendo liberada en 2017. Se calcula que en el Kurdistán encontraron refugio en esos duros años más de medio millón de desplazados, muchos de ellos cristianos.

     

    Agradecimiento del arzobispo de Erbil

    A la conclusión de la misa, el arzobispo caldeo de Erbil, Bashar Matti Warda C.Ss. R., ha agradecido al Papa su «valentía» por visitar «este país nuestro tan conflictivo», una tierra «llena de violencia» y lugar de «interminables disputas, desplazamientos y sufrimiento para la gente». Y por hacerlo, además, en este tiempo de pandemia y crisis mundial. «Esto hace que las palabras de Cristo “no tengáis miedo” sean reales para nosotros», ha dicho antes de agradecer «el poderoso mensaje de hermandad y perdón» que les ha dejado.

     

    El Santo Padre ha regalado una escultura de San José para el seminario de San Pedro.

     

     

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares