• Noticias

    domingo, 21 de marzo de 2021

    El perrito inseguro y el río

    Casa de Luz | Lic. Juan Rafael Pacheco



    El perrito inseguro y el río cristalino

     

    En una aldea de Persia vivía un joven cuyo mayor afán era aprender. Siendo así, caminó hasta lo alto de la montaña a visitar el sabio que allí vivía, preguntándole: “Maestro, ¿cuál es el mayor inconveniente que un hombre debe vencer para avanzar en su camino hacia la sabiduría y la libertad?”


    Respondió el sabio: “Él mismo. Su falso concepto de identidad es el obstáculo más difícil de salva”.

     

    Curioso, el joven preguntó cómo había llegado a esa conclusión, contestando el anciano:

    “Un día, vi un perro sumamente sediento y sin embargo estaba a la orilla del río, mirando en el agua su propio reflejo y tomándolo por otro perro.  Ladraba y ladraba y luego escapaba sin haber bebido, temeroso ante la imagen del fiero animal que lucía sus temibles colmillos.  Así estuvo durante horas. Finalmente, la sed le hizo perder todo sentido de prudencia y de un brinco se lanzó al agua. En ese mismo instante, el otro perro, su obstáculo, desapareció”.

     

    Decía Wheeler Wilcox, periodista norteamericano de mediados del Siglo XIX: “Tú eres un potencial de valores internos.  Cree en ti mismo y, sobre todo, cree en Dios.  Anímate a ti mismo reconociendo que tus proyectos son posibles.  Los irás haciendo realidad en la medida en que, sistemáticamente, vayas trabajando por hacerlos efectivos.

     

    No podrás conseguirlo todo de una vez, de manera mágica.  Si eres constante y paciente, irás logrando metas.  Y si te afianzas en Dios, contarás con la fuente incesante de las mejores bendiciones.

    La fe y el entusiasmo llevan al triunfo.  No es posible lograr nada sin la esperanza de lograrlo.”

     

    Un ejercicio sumamente fácil nos ayuda a darnos cuenta si la visión que tenemos de nosotros mismos es positiva o negativa.

     

    Cuando un ganador comete un error, dice: "Me equivoque" y aprende la lección. Cuando un perdedor comete un error, dice: "No fue culpa mía" y se la echa a otros.

    El ganador explica. El perdedor busca justificarse.

    El ganador sabe que la adversidad es el mejor de los maestros. El perdedor se siente víctima ante la adversidad.

    El ganador sabe que el resultado de las cosas depende de él. El perdedor cree que la mala suerte existe.

    El ganador dice, "Debe haber una mejor forma de hacerlo..." El perdedor dice, "Esta es la manera en que siempre lo hemos hecho".

    El ganador enfrenta el problema. El perdedor le da vueltas al problema.

    El ganador es parte de la solución. El perdedor es parte del problema.

    El ganador sabe cómo y cuándo decir "sí" y "no". El perdedor dice "sí, pero…" y "quizás no", en mal momento y con malas razones.

    El ganador asume compromisos. El perdedor hace promesas.

    El ganador respeta sus superiores y procura aprender algo de ellos. El perdedor guarda rencor contra los superiores y hasta busca armar trampas contra ellos.

    El ganador sabe controlarse. El perdedor sólo tiene dos velocidades: la histérica y la soñolienta.

    “Cada día la vida te da una nueva oportunidad, para  recomenzar, cambiar y crearte un destino diferente.

     

    No es culpa de la vida que tú decidas llenar este nuevo instante con las penas, rencores y temores del pasado. De ti depende, es tu absoluta responsabilidad. Por cierto, mañana también será otro nuevo día...” (Renny Yagosesky).

     

    ¡Ah! Y ten siempre pendiente la historia del perrito inseguro y el río cristalino, porque sólo venciéndote vencerás.

     

    Bendiciones y paz.

     

    Mis cuentos aparecen publicados en Catholic.net Este cuento aparece publicado en la página 159 de mi libro “¡Descúbrete! Historias y cuentos para ser feliz”. Disponible en Papelería Villa Olga, teléfono 809 583 4165, Santiago; Librerías Paulinas, La Sirena y Librería Cuesta.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares