• Noticias

    miércoles, 3 de marzo de 2021

    La urgente conversión hoy


    Evangelización | Amigo del Hogar



    La urgente conversión hoy

     

    En la Biblia encontramos diversas personas en circunstancias muy diferentes, que reconocemos como figuras de oración. Su experiencia es que han visto al Señor y esa realidad de la llamada ha transformado sus vidas. En el encuentro con el Dios de la vida, la persona queda con toda su vida “trastornada” positivamente. Un antes y un después. Ahora vive desde Dios todas las situaciones humanas que atraviesa.

     

    En este tiempo que vivimos, sabemos que no podemos estar a la altura de los cambios que ocurren ni responder desde la fe a las interrogantes y desafíos que nos envuelven. “He visto al Señor”, proclaman esas figuras de Oración en la Biblia. ¿Qué nos dicen a nosotros hoy sus testimonios? ¿Cómo situarnos en nuestra época desde una interioridad habitada por la misericordia? ¿Cómo entrar en esa experiencia de Dios que marca mi misión, mi acción pastoral?

     

    Asumimos como cristianos que nuestro proceso de conversión es permanente. Que se da con sombras y luces, pero siempre en camino de crecimiento. La conversión no es asunto de un día, de una acción, de una buena voluntad. Nos volvemos hacia Dios, quien permanece fiel a nosotros. Pero no estático. Entra en el dinamismo de nuestras vidas para acompañarnos en ese proceso de una conversión de arriba abajo. Conversión como cambio de mentalidad, de corazón; de capacidad de asumir el proyecto de Jesús y encarnarlo.

     

    Siguiendo la Palabra encontramos muchos textos que nos impulsan desde la historia de la Salvación, para seguir caminando, para no claudicar ante los compromisos que hemos asumido. Reconocemos un cambio interior, una moción del Espíritu en nosotros que nos inclina a hacer el bien, al compromiso, a las relaciones humanas potenciadoras de lo mejor que hay en nosotros.

     

    Les propongo detenernos en los siguientes textos: Elías: 1Re 19. Escuchemos a Elías. Dejemos resonar la Palabra en nosotros y luego la siguiente reflexión:

     

    1. Elías ha tenido una impresionante experiencia de Dios (1Re 18). Está acostumbrado a hablar al Señor y a sentirle hablar a Él. El contexto que precede inmediatamente este relato es el conflicto entre Elías y los falsos profetas. Los signos potentes que confirman su predicación ponen en su contra a Jezabel, que tiene el poder. Ella ha mandado a asesinar a Elías.

     

    Actitud: Orar en toda situación…El cristiano es un hombre o mujer de intimidad con el Señor. Esa relación de amistad abarca toda la vida, se expresa en todo momento de nuestra historia, de la realidad.

     

    2. El profeta deja la ciudad y va al desierto, encontrándose solo para una jornada de camino. Esto nos indica ya un fuerte valor simbólico: un distanciarse de lo cotidiano, de la rutina, hacia el lugar de la verdad interior, de la oración. En la conciencia de Elías, la huida es por razones de amenaza de muerte.


    Necesitamos reconocer los desiertos de nuestras vidas. Es de humanos tomar distancia, salir de la rutina. Ir a descampado y experimentar lo que somos, lo que nos falta, lo que nos inspira.

     

    3. En este momento, la misión de Elías parece fracasada. Ha escuchado la llamada pero ahora siente que todo está perdido. No lo escuchan. Lo rechazan. Lo amenazan a muerte. Objetivamente está en el desierto bajo el signo de la desesperanza, no solo ante Dios, sino también de su propia vida.

     

    4. Piensa en este modo, solamente en morir en paz. Y no se lo dice a sí mismo, lo dice a Dios. Sucede que la relación con Dios permanece, y permanece sincera, a pesar de su fracaso. Y el desierto que es para él lugar de fuga, se transforma -no por su propia iniciativa- en lugar de encuentro con Dios.

     

    5. Se refugia en una caverna, que simboliza seguridad, protección… (En la crisis de hoy está de fondo una pérdida de seguridades, de referentes). Dios le pregunta a Elías qué hace ahí. Pregunta extraña si se toma en cuenta que Dios lo puso en camino.


    Pero él quiere confrontar a Elías con lo que piensa y siente. Hoy nosotros somos confrontados en muchos lugares de la vida. A veces nos sentimos rechazados, cuestionados, ignorados...

     

    6. Elías tiene una experiencia de Dios con signos fuertes. El viento, el terremoto, el fuego. Dios hasta ahora ha intervenido en la vida del profeta con signos fuertes. Pero llega el momento en que Elías tiene que distanciarse de su modo de comprender a Dios. Tiene que hacer la experiencia de Dios en cuanto Dios. Para ello, tiene que estar disponible y abierto, así será capaz de reconocer a Dios como él mismo quiere revelarse.


    Pero él quiere confrontar a Elías con lo que piensa y siente. Hoy nosotros somos confrontados en muchos lugares de la vida. A veces nos sentimos rechazados, cuestionados, ignorados...

     


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Educando

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares