• Noticias

    sábado, 24 de abril de 2021

    “Desinteresadamente interesado”


    Matrimonio y Familia | Redacción Amigo del Hogar





    El amor “desinteresadamente interesado”

     

    Hay dos maneras de convivir en el matrimonio: una es un amor “interesado” que se sirve del otro para propia ventaja y el otro es un amor “desinteresadamente interesado” que alcanza a “sentirse feliz” si logra hacer feliz al otro, busca el bien del otro. Quien busca la felicidad sólo “de ida”, nunca lo logra porque parte exigiendo felicidad. Es feliz sólo quien sabe recibir y gozar de la felicidad “de vuelta”, “porque te hice feliz me siento feliz”, con razón la sagrada escritura asegura que “Dios nos amó primero”, no podría pedir nuestro amor si Él no nos amase primero”.

     

    Sanas actitudes vividas y compartidas, hacen posible una relación de amor constructiva y personalizada

     

    Un reflejo fiel del amor de Dios lo encontramos en la madre, primero ama ella a su creatura y sólo después puede esperar la respuesta deseada. De ninguna manera su amor materno se condiciona a la respuesta de su creatura, se da en entrega total y genera una relación de amor mutuo que alcanza altos niveles de autodonación.

     

    En conclusión, hablar de gratuidad y autodonación es por una experiencia de la manera como nos vamos comportando, acogiendo y amando a la persona amada que a su vez nos ama. El modelo de esa gratuidad y autodonación es la vida amorosa de la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Y si fuéramos a resumir, diríamos lo siguiente:

     

    Para poder vivir una verdadera relación de amor, es necesario que cultivemos unas actitudes que serán fundamentales y que deben estar presentes en cada persona. Estas actitudes vividas y compartidas, hacen posible una relación de amor constructiva y personalizada. Todo esto se vive en cualquier tipo de relación donde esté por medio el amor, por eso lo podemos sugerir para relaciones de amistad, de familia, de comunidad fraterna y ahora, lo vamos a mirar desde el punto de vista del matrimonio.

     

    Actitudes a cultivar son, entre otras:


    • la autoestima, pues al sabernos merecedores de amor también somos capaces de amar gratuitamente;
    • la autoaceptación, pues si nos rechazamos, no será fácil aceptar a los demás desde su propia realidad;
    • el autocontrol, que nos posibilita reaccionar con madurez y establecer relaciones constructivas; 
    • la autonomía, que facilita sostenernos y no crear una dependencia cómoda de los demás; y
    • el autorrespeto, es decir honestidad y sinceridad ante nosotros mismos.





    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Fe y Vida

    Entradas Recientes

    En Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Lectura Orante

    Entradas populares