• Noticias

    lunes, 19 de abril de 2021

    Espiritualidad de conciencia personal


    Espiritualidad | Hans Kwakman, MSC

     



    Espiritualidad del Corazón:

    Una Espiritualidad de conciencia personal

     

    En el capítulo tres de Laudato Si, el Papa Francisco profundiza en las causas humanas de la crisis climática. Una de las causas que identifica es una mentalidad tecnológica creciente (ver LS 101). Nos alegramos con razón de los numerosos avances técnicos que nos ofrecen tantas posibilidades nuevas, por ejemplo, en los campos de la medicina y la comunicación. “La ciencia y la tecnología son productos maravillosos de la creatividad humana dada por Dios” (LS 102), escribe. Por lo tanto, solo podemos estar agradecidos por los esfuerzos de los científicos y técnicos, que constantemente nos muestran nuevas formas de lograr un entorno de vida sostenible (cf. LS 102).

     

    Sin embargo, estos desarrollos técnicos también tienen una desventaja. Crece una mentalidad que afirma que todo lo que las personas son técnicamente capaces de desarrollar, también es valioso y, por lo tanto, debe desarrollarse, sin preguntarse si este nuevo desarrollo beneficiará a la humanidad (Ver LS 104). Pero debemos tener en cuenta que, “nuestro inmenso desarrollo tecnológico no ha ido acompañado de un desarrollo en la responsabilidad, los valores y la conciencia humana…. No podemos pretender tener una ética sólida, una cultura y una espiritualidad genuinamente capaces de poner límites y enseñar el autocontrol con la mente clara” (LS 105). Hacer que la tecnología sirva al bienestar humano requiere “una forma de pensar, una política, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad adecuados” (LS 111).

     

    "Sobre todo, necesitamos cambiar" (LS 202), declara el Papa en el capítulo 6, en el que subraya la necesidad de una "educación y espiritualidad ecológicas". Con esto quiere decir que necesitamos educación y espiritualidad que generen responsabilidad ambiental. Lo que tiene en mente es una educación en acciones simples, que conduzcan a una espiritualidad personal que dé sentido y profundidad a nuestra vida. En el siguiente texto de reflexión el Papa lo describe así:

     

    REFLEXIÓN

     

    “Hay una nobleza en el deber de cuidar la creación a través de pequeñas acciones diarias, y es maravilloso cómo la educación puede producir cambios reales en el estilo de vida. La educación en responsabilidad ambiental puede fomentar formas de actuar que afectan significativamente al mundo que nos rodea, como evitar el uso de plástico y papel, reducir el consumo de agua, separar la basura, cocinar solo lo que se pueda consumir razonablemente, mostrando cuidado por los demás seres vivos, utilizando el transporte público o el coche compartido, plantando árboles, apagando luces innecesarias, o cualquiera de otras costumbres. Todo ello refleja una generosa y digna creatividad, que saca lo mejor de los seres humanos. Reutilizar algo en lugar de desecharlo inmediatamente, puede ser un acto de amor que exprese nuestra propia dignidad”. (LS 211).

     

    “Tales acciones pueden devolvernos nuestro sentido de autoestima; nos permiten vivir más plenamente y sentir que la vida en la tierra vale la pena” (LS 212).

     

    “La educación ecológica puede llevarse a cabo en una variedad de entornos: en la escuela, en familia, en los medios de comunicación, en la catequesis y en otros lugares. En la familia primero aprendemos cómo mostrar amor y respeto por la vida; se nos enseña el uso adecuado de las cosas, orden y limpieza… y cuidado de todas las criaturas. Estos simples gestos de cortesía sincera ayudan a crear una cultura de vida compartida y respeto por nuestro entorno” (LS 213).

     

    (Papa Francisco 'Laudato Si', Roma, Pentecostés de mayo de 2015)



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Promueve el diálogo y la comunicación usando un lenguaje sencillo, preciso y respetuoso...

    Para Vivir Mejor

    Entradas Recientes

    La Familia

    Amigo del Hogar | Revista

    Orientada esencialmente a la familia desde una visión humano-cristiana, la Revista Amigo del Hogar nace en el año 1942, como obra evangelizadora de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC).

    ¿Quiénes Somos?

    Somos una comunidad religiosa fundada por el P. Julio Chevalier en el año 1854, en Issoudun, Francia. El proyecto al que buscamos ser fieles es, desde el Corazón misericordioso de Jesús, anunciar el amor de Dios al mundo.

    Temas de Salud

    Entradas populares